NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

7 series que un buen estudiante de psicología nunca vería

16 de noviembre de 2017

Carolina Romero

Si quieres saber realmente cómo funciona la psique humana, evitarás ver estos trabajos superficiales, o por lo menos, creer lo que dicen.



Para estudiar psicología hay que estar loco. Loco por saber cómo funciona la mente humana; loco por ayudar a quienes pasan por un momento difícil; loco por enfrentarse con los fantasmas propios; loco por mirar de frente el abismal mundo de las emociones humanas.



También es preciso armarse de paciencia ante comentarios como: «Tú que eres psicólogo, ¿me puedes dar un consejo sobre mi novio?» o «cobras muy cara tu consulta, si no haces nada más que escuchar». Sí, es preciso un poco de locura para enfrentarse a un mundo falto de sano juicio y que, al mismo tiempo, pretende ser normal.


Las siguientes son series que abordan temas psicológicos desde un ángulo no del todo correcto y que, en algunos casos, los descontextualiza por completo. Si eres un buen estudiante de psicología, evitarás verlas, o por lo menos creer lo que dicen.


-

Law & Order: Special Victims Unit



 


Esta serie, considerada una de las más exitosas del género de suspenso, nos muestra la Ciudad de Nueva York como un hervidero de enfermos sexuales, maniacos y violadores en serie. No es que esto sea inverosímil, sino la manera en la que los policías del área de investigaciones especiales se involucran con las víctimas y, en muchos casos, también con los culpables.



De manera muy íntima dan seguimiento a horribles casos de violencia y abusos casi sin inmutarse emocionalmente. Son tan certeros y fríos que la mayoría de las veces están varios pasos adelante de la mente del criminal.


-

Hannibal

 


Tan poco ha sido el éxito de esta serie que, tras tres temporadas al aire, fue cancelada. Bryan Fuller, creador de la serie, lleva la historia de una manera forzada, arruinando el buen sabor de boca que había dejado la película The Silence of the Lambs protagonizada por Jodie Foster y Anthony Hopkins —basada, como la misma serie, en el libro de Thomas Harris—. 



La readaptación a la pantalla chica se toma atribuciones sensacionalistas que no vienen al caso; Dr. Lecter es dotado de un áurea casi mágica para manipular el comportamiento de cualquier persona, además de que él, junto con el Dr. Chilton, infringen constantemente las reglas de ética más básicas, como realizar hipnosis sin consentimiento, representando así a los psiquiatras como figuras temibles y monstruosas.


-

Criminal Minds


 

Todo bien al principio. La serie creada por Jeff Davis llegaba a los televisores como una propuesta fresca y renovadora. Sin embargo, fue pasando la tercera temporada que todo se vino abajo. Los papeles principales comenzaron a tener comportamientos extraños; señal de que el director no tenía la menor idea de cómo hacerlos evolucionar.



Los investigadores comenzaron a caer en lugares comunes; la psicología se usó como una especie de “vara mágica” con la que podían infiltrarse en las mentes más intrincadas y confusas, cosa que en la práctica no ocurre.


-

¿Por qué tomarlas en serio es una mala idea?


Así como esta triada, otras series como CSI, Bones, Chicago PD, NCIS, The Mentalist caen en errores comunes. Entendibles, porque son rentables, pero errores al fin: descontextualizan la vida de los criminales de manera extremista; dejan de prestar mucha atención en los casos particulares y generalizan de una manera peligrosa, además de polarizar las personalidades de los agentes de investigación que no se perciben afectados por lo sucedido.


Comedia y drama


Being Erica



No es que sea una mala serie, al contrario, es muy buena. Sin embargo, el papel del doctor Tom no es del todo coherente con la verdadera práctica psicológica. Claro, es un recurso propio que la guionista Jana Sinyor ha encontrado para darle a esta serie un empuje y áurea propia, pero está bastante alejado de la realidad.



Aunque se establece como una serie de ficción, el terapeuta aparece con muchas más atribuciones de las que posee un psicólogo convencional. Erica se ve enfrentada con su pasado y éste está siempre ahí para mostrarle el camino. Puede ser un buen recurso metafórico y le da mucho sentido a la historia, pero no tiene nada de realista.


-

How I Met Your Mother



En la séptima temporada de How I Met Your Mother Robin está realmente confundida; se siente enamorada de Barney pero la ruptura con Ted tampoco es algo que haya superado del todo. Tras una serie de eventos irrisorios, ella comienza a tomar terapia con un doctor llamado Kevin. Episodios después, comenzarán una relación amorosa.



Ningún paciente puede involucrarse románticamente con su terapeuta. El psicoanálisis llamaba a esto fenómeno de transferencia y, por su puesto, no está permitido éticamente.


-

¿Por qué son mala idea?


No hay que confundirnos; no es que sean series malas. El éxito de ambas no es gratuito; tienen una buena historia detrás que, en el caso de How I Meet Your Mother, la llevó a obtener los números más altos de audiencia. Sin embargo, es necesario tomarlas por lo que son: historias que juegan entre la comedia y el drama para llevarnos a escenarios poco realistas. No mucho más.


Talk Show


Dr. Phil



Aunque a muchas personas les queda perfectamente claro que un panel donde participan personas que exponen su vida sin el menor reparo no puede tomarse como algo serio, hay quienes ven en Dr. Phil una guía para manejar sus emociones.



Como cualquier talk show del mundo, éste intenta llevar a situaciones límite a los participantes para levantar el rating. Sin la menor autoridad para hacerlo —pues no es terapeuta— Dr. Phil da diagnósticos a diestra y siniestra e incluso, recomienda “métodos de recuperación".


-

Celebrity Rehab with Dr. Drew




Tenemos un problema desde el título de este programa de televisión. Para empezar, la confidencialidad es la clave para cualquier terapia funcional. Las celebridades asisten para ser atendidas por sus problemas de adicción al alcohol o a las drogas. La situación en la que se encuentran es en extremo vulnerable, la masificación de sus más profundos conflictos emocionales no sirve para su recuperación, eso es claro.



Igual que con Dr. Phil, encontramos en este programa elementos sensacionalistas que, lejos de buscar ayudar a quien sufre alguna dificultad psicológica, puede llegar a incrementarla.


-

 ¿Por qué son mala idea?


No hay que explicar mucho este punto. Es intuitivo el porqué estas series son completamente distantes de alguna orientación sobre psicología. Alimentados por el morbo que pueden causar historias dolorosas, estos programas se nutren y llenan a su audiencia masiva de desinformación todos los días.


-

La televisión es una buena oportunidad de aprender de vez en cuando, siempre que tengamos en claro los propios límites de las historias. Éstas que enumeramos no son precisamente malas en sí mismas, sino que para fines educativos, resultan contraproducentes.


La psicología es una de las carreras más complicadas debido a su objeto de estudio: la mente y las emociones humanas. Es por esa misma razón que debe tenerse presente cuándo la televisión o el cine transgreden su labor y su alcance.


 **

Si quieres conocer más series —pero éstas sé, recomendables—descubre las mejores de este año que puedes ver en Netflix y si lo que te interesan son las películas, mira estas cintas que fueron las más vistas en los últimos meses.


TAGS: Psicología Mente Datos curiosos
REFERENCIAS: Actualidad en psicología Gizmodo Sensacine IMDB

Carolina Romero


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Sólo al decir "adiós" podemos valorar lo que tenemos Quién hace la voz y otras cosas que debes saber sobre la alerta sísmica Me excitaban sus mentiras, sus celos, su locura Las amistades entre artistas e intelectuales más famosas de la historia Corn Tequila: el trago con sabor a México Déjame que te cuento, el taller que demuestra que los niños son los escritores más creativos

  TE RECOMENDAMOS