"Pina", cine y danza que seducen a la imagen
Cine

"Pina", cine y danza que seducen a la imagen

Avatar of Alfonso Blanco Samperio

Por: Alfonso Blanco Samperio

29 de abril, 2014

Cine "Pina", cine y danza que seducen a la imagen
Avatar of Alfonso Blanco Samperio

Por: Alfonso Blanco Samperio

29 de abril, 2014

Dance, dance otherwise we are lost

- Pina Bausch (1940-2009) 

Luis Buñuel se refirió al cine como un “instrumento de poesía", con todo lo que esta palabra pueda contener de sentido libertador. De subversión de la realidad, de umbral al mundo maravilloso del subconsciente. Me he referido anteriormente a la película que se vuelve poema, a la sucesión de imágenes que logran una simbiosis entre cine y poesía. Cuando esto sucede, las palabras llegan levemente al oído del espectador, porque la imagen lo ha logrado atrapar en un juego seductor de los sentidos.

La danza contemporánea y el cine se vuelven dueños del espacio-tiempo, los recorren en una exploración del campo creativo para crear obras dignas de ser capturadas: una en la memoria y la otra en una película. Propiamente, de la danza son los procesos creativos para lograr una interacción dinámica de la autoexpresión corporal. La danza contemporánea dio paso a la expresividad del cuerpo en su estado más libre, dotando a los movimientos de una carga catártica. Todo esto creó una delgada línea entre el teatro, la plástica y la literatura.

pina


Pina Bausch estudió danza en Essen hasta convertirse en una de las máximas figuras de la danza moderna en Alemania. Posteriormente actuó con el New American Ballet y el Metropolitan Opera House Ballet en Nueva York antes de fundar su propia compañía, el Tanztheater, en 1973. Desde entonces, y hasta su repentina muerte a causa del cáncer en junio de 2009, Pina recorrió todo el mundo en busca del sentido del movimiento desenfrenado, liberador y envolvente que se encuentra en sus más grandes piezas que tratan sobre cuestiones fundamentales de la condición humana: el amor, la tristeza, la memoria y el olvido. De igual forma, dichas obras no siguen una estructura narrativa, se construyen a partir de una serie de episodios que caminan entre el teatro y la danza.

foto-1
8by9hOhPAbBfhFr6
ZE4YHgobHiegeW_h


Wim Wenders, (Paris, Texas; Alicia en las ciudades, Buena vista social club) gran amigo de la coreógrafa, se dedicó a filmar el documental que lleva el nombre de una de las más grandes bailarinas del siglo XX, Pina. Utilizando la tecnología 3D, Wenders se reúne con la compañía de danza que se quedó sin Pina para representar las más famosas piezas de su maestra: café Müller, Das Frühglingsopfer (la víctima de primavera), Vollmond (Luna llena) o Kontakthof, a través de pequeños comentarios que describen la creatividad y las ganas inagotables de crear de Pina Bausch, quien hasta el último de sus días siguió creando belleza en forma de danza. Vemos bailar a la compañía de igual forma en el teatro que en la calle; en el pasto y en el agua, donde los pasos se mueven junto con los elementos de la naturaleza – siempre presentes en la obra de Pina-.



El 3D como medio creativo en el cine no había sido bien utilizado, se ocupaba para grandes producciones hollywoodenses que encontraron en esta tecnología una aliada para bombardear con más efectos la pantalla. Posiblemente Werner Herzog y su documental La cueva de los sueños olvidados sea la primera incursión con éxito en el 3D; el director se vale del recurso para adentrar al espectador en la historia y mostrarle de forma casi presencial una realidad que quiere ser presentada de la forma más honesta. Lo mismo sucede con Pina, que llega al punto de conmover al inexperto en la danza contemporánea. Wenders está dotado de un gusto musical privilegiado – prueba de ello es el documental Buena vista social club -, con el que ha sabido acompañar sus películas.

pina


 
El Día Internacional de la Danza sirve como pretexto para revisar esta gran película, un merecido homenaje a una de las artistas que encontró el operar creativo de la mente humana para reflejarlo en una obra llena de sentimientos.

 


Referencias: