PUBLICIDAD

CINE

Premios Óscar 2022: ¿Qué contiene la bolsa de regalos para los nominados?

La bolsa de regalos de esta edición incluye dotaciones de skincare por un año, un terreno en Escocia y más de 50 cosas.

En cada edición de los Premios Óscar los directores, directoras, actores y actrices nominados reciben una bolsa de regalos con costosas sorpresas por parte de la compañía privada Distinctive Assets. Se conoce como “Everybody Wins” (”Todos ganan”) porque, si bien no todos los contendientes al Óscar se llevan una estatuilla a casa, todos reciben una dotación de increíbles obsequios. El año pasado, por ejemplo, la bolsa incluyó un retiro en una isla de Suecia, un NFT conmemorativo de Chadwick Boseman y sesiones de ejercicios personalizadas con entrenadores de las estrellas.

Este año, la bolsa de regalos de Distinctive Assets de los Premios Óscar incluye 52 cosas entre palomitas gourmet, aceite de oliva extra virgen Ariti con hojuelas de oro comestibles, Posh Pretzels, agua S. Pellegrino, una botella de Tolani Al Passo 2018 Chianti Classico, una muñeca Qai Qai e incluso un terreno en Escocia: los acreedores de estas tierras pasarán a ser Lord o Lady de Glencoe, uno de los valles con las vistas más espectaculares de ese país.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

La bolsa de regalos también incluye una estancia en el Castillo de Turín en Escocia (el servicio más caro de la bolsa), dotaciones anuales de la base de maquillaje Oxygenating Foundation de Oxygenetix, una caja de productos de skincare de Byroe con un precio que ronda los 365 dólares y hasta un removedor de manchas de Jade Home Essentials (porque no todo es lujo, dicen los patrocinadores). Además, los nominados pueden recibir un servicio de liposucción de Art Lipo que ronda los 9,500 dólares y servicios de “life coaching” de Kayote Joseph que cuestan cerca de 700 dólares por sesión.

¿Cómo surgió la tradición de la bolsa de regalos de los Premios Óscar?

En 1989, la Academia comenzó a regalar discretas bolsas de regalos a nominadas y nominados de los Premios Óscar. Como era de esperarse, las marcas de lujo comenzaron a ganar espacios en los freebies que se otorgaban a las estrellas... y la anticipación por la bolsa de regalos aumentó cada año. A principios de los años 2000, la responsabilidad de las bolsas de regalos pasó a la compañía Sequoia Productions que, en conjunto con la Academia, revisaba cuidadosamente los productos y servicios incluidos en los paquetes.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Sin embargo, no todos eran fanáticos de la bolsa de regalos. Actores como Edward Norton calificaron la práctica como “de mal gusto”, sobre todo porque en cada edición de los Premios Óscar se daban regalos cada vez más costosos y opulentos, además de los gadgets que todo el mundo deseaba en el momento. En 2006, por ejemplo, las bolsas incluían cosas como un iPod de 60 GB (si viviste en esa época, seguramente recuerdas que ese artefacto de Apple era uno de los principales objetos de deseo).

El precio de los regalos ascendió a cerca de 100,000 dólares, lo que atrajo la atención del IRS (Internal Revenue Office), el equivalente del SAT en Estados Unidos. La entidad señaló que quienes recibían los regalos, sí, también debían pagar una parte de sus impuestos por ellos. Los problemas monetarios, y también la controversia por los regalos que se otorgaban a nominadas y nominados, llevaron a que la Academia se deslindara definivitamente de la práctica.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Pero empresas privadas como Distinctive Assets siguieron añadiendo más cosas a sus bolsas de regalos. Actualmente son ellos los encargados de armar las bolsas y las marcas buscan un lugar para sus productos y servicios en la famosa dotación de obsequios, como una forma de tener más exposición a través de las estrellas de Hollywood.

Y, ¿por qué regalar todas esas cosas costosas a personas que, muy probablemente, sí pueden pagarlas? Lash Fary, fundador de Distinctive Assets, dijo que el punto no es ese, sino reconocer el trabajo de los artistas... y hacer negocio. “Al inicio se trataba de convencer a las marcas de que tenía sentido dar cosas gratis a los ricos y famosos. Ahora todo el mundo sabe por qué es una buena idea. Lo hacen porque saben que son los mejores embajadores de marca del mundo”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO


Podría interesarte
Etiquetas:Premios Oscar
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD