¿Qué es lo que realmente hace que nos dé miedo el cine de terror?
Cine

¿Qué es lo que realmente hace que nos dé miedo el cine de terror?

Avatar of Olympia Villagrán

Por: Olympia Villagrán

19 de julio, 2016

Cine ¿Qué es lo que realmente hace que nos dé miedo el cine de terror?
Avatar of Olympia Villagrán

Por: Olympia Villagrán

19 de julio, 2016



Max Steiner fue el genio que dirigió la musicalización de dos éxitos del cine que para muchos, además de ser dos excelentes películas, se tratan de las composiciones sonoras más estremecedoras del séptimo arte. "King Kong" fue la primera cinta en componerse de una banda sonora completa con la que se logró transformar a un gorila de plastilina en el monstruo más temido de la década de los 30; años después se produjo el filme de terror de Alfred Hitchcock "Psicosis", en el cual nuevamente se conoció la genialidad de Steiner para darle vida a la escena más traumática del cine en blanco y negro.

Con esta última cinta se confirmó la importancia que las notas estridentes, los instrumentos alternantes y los silencios inesperados tienen al formar parte de la música que acompaña y potencializa el miedo en el que nos envuelve una película del género de terror. Simplemente imaginemos la escena donde Janet Leigh es apuñalada varias veces sin ningún acompañamiento musical ni efecto de sonido, todo sería muy distinto, ¿cierto? Cada puntada perdería fuerza, los gritos de la actriz se perderían en una actuación excelente, pero con carencia de sentido y el ritmo confuso aunque a la vez directo con el que transcurre la escena, no causaría las mismas reacciones en el espectador.

De hecho, Neil Brand, presentador de la cuarta edición de "The Music that Made the Movies", fue quien confirmó que nuestros sentidos se acentúan a partir de lo que oímos durante cada cuadro de una escena terrorífica. Explicando que los seres humanos nos alertamos por lo que nuestro sentido del oído percibe antes que por cualquier otra cosa, ya que tendemos a actuar, movernos y horrorizarnos por un sonido tan "indefenso" como el de la pisada sobre una rama en la hojarasca; ruido que asociamos con el acecho y la amenaza.


-
"King Kong" (1933) - Max Steiner



Y así con cada uno de los sonidos y notas que componen la pieza sonora de la que se vale una obra cinematográfica para provocarnos escalofríos y taquicardia a partir del miedo. Pues lo que realmente sucede en nuestro cuerpo es que, a partir de reacciones ante cada estimulo sonoro, nuestro físico se altera cuando las ondas de sonido hacen que nuestra mente vuelva al miedo en algo real, manifestándose como un hueco en el estómago, unas manos sudorosas, una piel fría y la boca seca; concluyendo que el miedo a partir de la música se divide en dos elementos clave:


"Taxi Driver" (1976) - Compositor: Bernard Hermann 



*Películas para toda señorita punk y feminista

-

1. El ruido del pánico

Este elemento, que va implícito en muchas composiciones musicales de la mayoría de las películas de terror, más que una canción es un acorde disonante que engancha y a la vez altera al público; un chillido, por ejemplo, es un ruido que forma parte del ambiente sonoro de una película con el que se busca sorprender al espectador al no tratarse de un sonido constante. Por otro lado, en el 2010, un estudio de la Universidad de California encontró que la sensibilidad humana se alarma cuando escucha o percibe algo no lineal, pues lo desorienta hasta perturbarlo.


"Bullit" (1968) - Compositor: Lalo Schifrin



Expertos en el cine de horror como Hitchcock recurrieron a este recurso para imitar el ruido del pánico que emiten algunos animales para alertar a otros de su misma especie ante cualquier peligro; el director logró reproducir este particular efecto tensando las cuerdas de la banda sonora que se encargó de sonorizar "Psicosis". Por lo tanto, comprobamos una vez más que una experiencia fonética se trata de la iluminación de ciertas áreas cerebrales que se estimulan con cada percepción audible que el oído tiene durante una película, pues estas áreas se asocian particularmente con estar alerta y sentirse amenazado, aumentar los nervios y el flujo sanguíneo, y finalmente, sentir un gran pánico.


"Psycho" (1960) - Compositor: Lalo Schifrin



-

Vibraciones 

El científico Philip Ball, autor del libro "The Music Instinct", explica que las bandas sonoras realmente generan reacciones muy similares a pesar de que se trate de una composición buena o mala, pues la respuesta automática de nuestro cerebro a ciertos sonidos es involuntaria y no discierne entre una melodía que consideremos la mejor de otra que nos parezca pésima.


"A Streetcar Named Desire" (1951) - Compositor: Alex North



Esta información es dominada por directores de cine que se encargan de que la parte musical de su producción acapare la parte racional del espectador para poder llegar directamente al centro emocional del mismo y esto lo hacen a partir de ondas bajas, mejor conocidas como vibraciones, las cuales llevan una frecuencia muy por debajo del rango "normal" con el que percibe el oído humano. Con estas vibraciones casi imperceptibles es como nos inducen a la ansiedad, las palpitaciones o los temblores, respuestas características del pánico.


"The Godfather" (1972) - Compositor: Walter Murch



A este fenómeno auditivo también se le llama "infrasonido" y se asocia principalmente con actividades sobrenaturales o cuestiones paranormales, de hecho, son totalmente reales cuando algún desastre natural como tormentas o terremotos ocurren. El thriller francés de suspenso psicológico "Irreversible" es un claro ejemplo de cómo una cinta utiliza esta técnica para alterar los estados mentales, pues en numerosas ocasiones miembros de la audiencia reportaron haberse sentido desorientados y físicamente enfermos después de haber escuchado durante media hora ese infrasonido que iba con la secuencia de la cinta.


"Irreversible" (2000) - Compositor: Thomas Bangalter



*Las 20 películas más sexys de todos los tiempos


Aunque estas vibraciones sonoras no afectan por igual a sus receptores, muchas veces se ha conjeturado que aunque la parte visual de un filme sea pobre en cuanto al contenido que se cree para provocar miedo, aún así se pueden causar ciertas reacciones "anormales" en el público a partir de ondas de baja frecuencia que comúnmente no detectamos. Por ejemplo, en la película de "Actividad Paranormal", con la que su audiencia confesó no sentirse atemorizada por las escenas en ningún momento, pero sí tener reacciones que denotaban que su mente y cuerpo se encontraban en un estado de alteración inusual.


"Paranormal Activity" (2000) 



Cabe mencionar que con musicalización no nos referimos únicamente melodías, pues ruidos y efectos de sonido forman parte de la sonorización de una cinta para que ésta tome toda la dirección que se desea, en este caso, transformarse en una película de terror que a partir de elementos visuales, pero sobre todo sorpresas auditivas, nos tome desprevenidos y entonces nos provoque alguna sensación de suspenso, alteración o pánico.


-

Así como los elementos visuales o sonoros nos provocan estas reacciones físicas y psicológicas, algunas temáticas también nos hacen reaccionar de manera específica, por ejemplo, la película del Holocausto que estremeció y no dejó salir a Hitchcock una semana de su casa, que retrata las secuelas de una guerra que a cualquiera paraliza aunque sea a través de la pantalla; al igual que la película gore que muestra las conductas agresivas de un enfermo mental, con la que llevarás tus nervios al límite.








Referencias: