Razones por las que los adultos aman Toy Story más que los niños
Cine

Razones por las que los adultos aman Toy Story más que los niños

Avatar of Daniel Morales Olea

Por: Daniel Morales Olea

11 de marzo, 2016

Cine Razones por las que los adultos aman Toy Story más que los niños
Avatar of Daniel Morales Olea

Por: Daniel Morales Olea

11 de marzo, 2016




En 1995, se estrenó "Toy Story" en Estados Unidos. Millones disfrutaron de la historia de los juguetes que cobraban vida y que eran amigos incondicionales superando cualquier adversidad. En México, fue hasta el 21 de marzo de 1996 que Woody, Buzz y compañía llegaron a nuestros corazones. Han pasado 20 años desde entonces y cientos de películas han sido estrenadas pero "Toy Story" continúa siendo una de las favoritas de esos niños que hoy viven en cuerpos adultos.

toy story 1

Así como hoy algunos padres creen que enloquecerán si sus hijos les piden una vez más ver "Frozen", muchos crecimos y nos obsesionamos con "Toy Story". Tal vez, esos padres de los que hablamos también volvieron locos a los suyos al poner una y otra vez en la videocasetera la cinta para que Buzz cayera con estilo y ver a Woody intentar regresar a casa. Hoy, 20 años después, no podemos sino exponer las razones por las que esta película -la más importante de Pixar- es trascendental para toda una generación, pues nos ha acompañado toda una vida y estamos seguros que pasarán muchos años más antes de que la olvidemos. 


Por ser la primer película digital


Los fans de la cinta siempre defenderán a capa y espada que esta fue el primer largometraje completamente digital. Para unos supuso el fin de un arte, pues los dibujantes no podrían competir contra los vectorizados personajes, pero como lo ha mostrado el paso del tiempo, esto simplemente hizo que el arte se transformara. Hoy, hay muchas compañías que continúan haciendo animación tradicional y unos que optan por una mezcla entre lo tradicional y contemporáneo, pero esta película fue la que inició la vanguardia actual.


Es la obra maestra de Pixar

Steve Jobs pensando
Es parte de Disney, pero opera de una forma completamente distinta. Gracias a que surge de Pixar, la película tuvo un guión mucho más elaborado que lo que se hacía en la compañía del ratón. Una historia sobre dos juguetes que en realidad es un retrato de crecimiento y aceptación de cambios. Casi en una filosofía zen (que tanto le gustaba a Seteve Jobs, uno de los fundadores de Pixar) se adentra la cinta. La gente crece con las cosas que ve y quienes enloquecieron con "Toy Story", seguramente aprendieron a respetar al otro, a no excluir y a convivir; muchos temas abarcados en una cinta para niños. Pixar corrió riesgos, se atrevió a hacer las cosas de forma distinta y eso la consagró rápidamente como un clásico contemporáneo. 


Por su maravilloso humor

Toy story
La puedes ver a los 8 años y reír por las gesticulaciones de Woody, la puedes ver a los 30 y reír con la sutileza del brazo que Buzz le lanza a Woody cuando este le dice que necesita ayuda y en la toma simplemente llega el brazo de plástico, la puedes ver en la adolescencia y por fin entender a que se refiere el Señor Cara de Papa cuando dice "Soy Picasso". El humor es atemporal y muy inteligente. Tal vez esa es una de las razones por las que puedes reír en la misma escena una y otra vez.


Por el doblaje impecable


"Toy Story" mantiene un lenguaje común que cualquier latino puede entender. Mientras otras películas han optado por mexicanizar el lenguaje, ésta manejó un bajo perfil dejando fuera palabras que saltan al ser pronunciadas fuera de contexto. Podrán ser famosos actores los que dieron vida a los personajes en su versión original, pero casi nadie que haya crecido con las versiones dobladas optaría por escucharla en su idioma original.


Por sus secuelas

Toy story

La segunda parte es la mejor película de la historia según Rotten Tomatoes y la tercera es una épica travesía hacia la nostalgia y la añoranza de la niñez. "Toy Story", es una trilogía que tiene pocos errores. Aunque la segunda parte no fue muy apreciada al momento de su estreno, el tiempo se ha hecho cargo de darle el reconocimiento que merece y la tercera parte fue tan esperada que para muchos las lagrimas corrieron desde el primer minutos. Nunca olvidaremos la escena en la que los juguetes aceptan su destino y se toman de las manos, es casi tan traumática como el final, pues marca el fin de un ciclo. Cómo evitar las lágrimas al ver a los juguetes despidiéndose de alguien que ya había superado su niñez; el más puro reflejo de millones de personas que en la tercera entrega tenían una edad cercana a la de Andy. 


Por Sid y Andy

Toy story 1
Los héroes son juguetes, pero el enemigo es un niño. Sid representa a esos que gustan de la tortura, de volar y destruir cosas, o sea, un niño común; mientras que Andy era mucho más cuidadoso y protegía a sus juguetes como si se trataran de personas de verdad. La película no muestra nada lejano a la realidad en ese aspecto. Tal vez la imagen de ambos es exagerada, pero no hay duda que mientras en la infancia Sid es el malvado niño cavernícola que debe ser detenido, con el paso de los años te das cuenta que seguramente él habría sido mucho más divertido de Andy. 


Porque muchas de sus escenas son inolvidables


Pocas son las películas que tienen tantas escenas que no podemos olvidar o diálogos que no nos cansaremos de repetir, como lo sucedido en la gasolinera, Pizza Planeta, la de María Antonieta y su hermanita o el discurso de Woody a Sid acerca de los juguetes que pueden verlo todo.


Han pasado 20 años y la película continúa vigente. "Toy Story" llegó siendo el futuro y hoy es parte de un pasado que nunca olvidaremos. Por sus personajes, por sus efectos especiales, por la revolución que causó, por su música pero sobre todo por la forma en que convierte a cualquier adulto en un niño, pues uno puede verla cien veces y siempre se sentirá como la primera. 




***
Te puede interesar:

Datos que no sabías de Toy Story

La historia secreta de Toy Story






Referencias: