Camus, existencialismo y otras referencias a la filosofía en "BoJack Horseman"

Miércoles, 26 de septiembre de 2018 14:25

|Diego Pacheco Illescas
filosofia en bojack horseman

Las constantes y profundas referencias a la filosofía en la serie BoJack Horseman la han convertido en algo más complejo que una simple serie animada de Netflix.



"No hay más que un problema filosófico verdaderamente serio: el suicidio. Juzgar si la vida vale o no vale la pena de vivirla es responder a la pregunta fundamental de la filosofía".

Albert Camus, El mito de Sísisfo


Las temporadas pasadas de la serie han sido un golpe directo a la soledad y el vacío existencial expresado en el pseudónimo de comedia. El entrañable narcisista caballo antropomorfo nos había mostrado que sus intentos de felicidad son pueriles y dialogando con la filosofía, ser merecedores de la felicidad es un capricho; peor aún, un espejismo que parece desvalidar corrientes de psicología optimista y discursos vitalistas. 



filosofia en bojack horseman 1



El caballo antropomorfo está cansado de su vida monótona porque "en los noventas era la estrella de un show televisivo muy famoso", y con la fama y el dinero no queda mucho más que la fétida realidad en un departamento burgués que incita a la repetición a la vida destinada de Sísisfo subiendo y bajando la misma roca en la montaña. La cima de esta metafórica montaña llamada —en este mundo hedonista— fama y éxito cobran un doble filo: satisfacción o plenitud como un lado de la moneda, del otro, la fantasmagoría de la felicidad que sólo incita a la depresión. 


Ya que estamos hablando de un mundo de fama y alcurnia que se trata de Los Ángeles, donde es amplificado el sentimiento del vacío expresándose en cirugías plásticas y la venta de la eterna juventud; la alegoría a Sísifo se materializa.


 



Esta temporada continúa jugando con el trasfondo existencial del Mito de Sísisfo de Albert Camus. El cual abre con las estridentes letras sobre el suicidio. La serie no ha perdido de vista que, de alguna manera, este ensayo publicado en 1942 del ganador del Nobel de literatura es uno de sus referentes principales con los que dialoga el caballo y su crisis de soledad. 



filosofia en bojack horseman 2



No obstante la quinta temporada aborda ángulos distintos y juega con una cinematografía experimental que muestra que lo arriesgado es indiscutiblemente apreciado. Un capítulo muy comentado ha sido sobre un monólogo que sólo construye un discurso para que el punchline venga hasta el final. Una serie que se predica como comedia y somete a la audiencia a cuestionarse el significado de la vida, tal como lo había hecho la comedia ácida del grupo británico de Monty Python que empezó desde el final de la década de los 60 hasta los 80.



filosofia en bojack horseman 3



Aquella comedia británica desgraciadamente comienza a tener matices de anacronismo mientras que el caballo drogadicto y alcohólico le habla a una audiencia contemporánea que parece vivir en una atmósfera nihilista, herencia de la cultura del rock y del hippismo después de la posmodernidad, cuyo discurso es validar lo ininteligible. Con apoyo en este particular discurso filosófico y la gestión de la cultura popular, la cultura se convierte en un consumo. Lo que era interacción ahora atiende a metaforizar como una jeringa y el consumo directo a las venas.


**


Si te gusta de esta caricatura te dejamos aquí una crítica (gancho al hígado) sobre el hype de la cultura popular y la idealización de los programas televisivos cuando los fans arruinan las series.  



REFERENCIAS:
Diego Pacheco Illescas

Diego Pacheco Illescas


colaborador
  COMENTARIOS