INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

"Sixty Six" o cómo la Copa del Mundo puede arruinar para siempre un bar mitzvah

16 de agosto de 2018

Ram Baker

"Sixty Six" cuenta la historia de un niño que deseó ver derrotada a su selección

Cada cuatro años el mundo se une para celebrar la convivencia, la competencia, la perfección, las habilidades físicas del cuerpo humano, y por supuesto, al deporte más popular del mundo: el futbol. En este caso nos referimos al Mundial, cuya edición más reciente se celebró este año en Rusia. Incluso uno que otro detractor de dicho espectáculo puede aportar a la escena y ocasión que se repite: reunirnos todos en casa, bar u oficina y disfrutarlo en la pantalla. ¿Qué otra cosa puede unir más a las personas que el partido de su selección? Tal vez parte de esa emoción es la fibra literaria que tocan estos relatos latinoamericanos que hablan sobre futbol. Sin embargo, una postura peculiar es la que ofrece la cinta Sixty Six (Paul Weiland, 2006).



Todos aquellos que se dan el taco de ser intelectuales tan sólo por odiar el futbol no deben olvidar que, si bien el evento en sí es un negocio, además de crear rivalidades poco sanas que van más allá de lo deportivo, es principalmente una justa deportiva, cuyo propósito es unirnos a todos para celebrar la pasión por el balompié y la sana competencia, a fin de cuentas un tiempo en que podemos emocionarnos de nuevo como niños con la esperanza de ver a nuestro equipo en la final. Porque ¿quién no quiere ver la selección de su país en el último partido por la Copa del Mundo? He ahí una de las premisas de la comedia británica Sixty Six, protagonizada por Gregg Sulkin, Helena Bonham Carter, Eddie Marsan y Stephen Rea.



Bernie Reubens, un jovencito inglés que está a punto de celebrar su bar mitzvah, se encuentra emocionado ante la recepción de su fiesta: la comida, el pastel, los invitados, el traje que usará y los reglaos que recibirá. Asimismo espera que la celebración supere a la de su hermano mayor, Alvie. Sin embargo, las finanzas de su familia no parecen ir muy bien: la crisis por la que atraviesan amenaza la estabilidad y por otra parte el matrimonio de sus padres parece tambalearse. No obstante, todos siempre tratan de animar a Bernie, haciéndole ver que al ajustar los gastos pueden celebrar la recepción en casa, con todos sus amigos y familiares, y que su tía Lila puede encargarse de la comida. Bernie acepta y en cierto modo se siente mejor, por lo que recupera el ánimo comenzando a entregar las invitaciones de la fiesta a todos sus conocidos. Pero no todo es color de rosas: el día de la ceremonia coincide con la final de la Copa Mundial de 1966, que se celebró en Inglaterra. Si la nación británica queda en la final, nadie irá a su fiesta.



Bernie empieza a exasperarse de nuevo y, en medio de un “dilema moral”, comienza a apoyar con todo fervor a las selecciones contra las que juega Inglaterra, llegando incluso a convertirse en un experto de las tablas de posiciones. Su equipo va subiendo en el marcador y, cuando parece que las cosas no podrían ir peor, otras calamidades entorpecen aún más los objetivos y expectativas del pequeño. Por si fuera poco, la tensión entre sus padres aumenta y su tío sufre un accidente, todo eso sin contar que su fastidioso hermano no deja de burlarse de su desesperación.



En medio de los problemas que conlleva la vida de los adultos, el joven sigue preparándose con ayuda de su familia y amigos para la ceremonia que simbolizará su transición de niño a hombre. Por fin llega el día tan esperado de la celebración, y, contra todas las esperanzas de Bernie Reubens, la selección inglesa llega a la final. Y si ganan, ¿no sería eso lo mejor? Porque ¿qué otro niño ha tenido un regalo como ése el día de su bar mitzvah? Sixty Six es una cinta autobiográfica, basada en la vida real del director, Paul Weiland, quien muestra con desparpajo una hilarante y tragicómica historia sobre los meollos de la vida adulta en comparación con el tránsito a ella desde la niñez.

***

Tal vez estamos muy cegados por la ilusión de amar o simplemente tenemos aún algunos estigmas y estereotipos muy marcados en la vida diaria, pero no podemos negar que tanto hombres como mujeres hemos tenido la necesidad de ser sexualmente libres o de tener una relación seria. Ninguno de los casos es malo, pero hay que ser claros al respecto. Sin embargo, las películas anteriores nos sirven para entender algunas señales que en ocasiones pasan desapercibidas y que dicen mucho más de lo que podríamos pensar.

TAGS: Cine de arte crítica cinematográfica crowdsourcing
REFERENCIAS:

Ram Baker


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Qué película es mejor para rompernos el corazón: '500 días con ella' vs 'Eterno resplandor' Lecciones de moda y estilo que aprendimos de Jared Leto Lecciones de psicología que puedes aprender de Maniac, de Netflix Los mejores animes que están en Netflix y debes ver ahora mismo Outfits que todas las mujeres pueden usar sin importar su edad Los mejores animes que están en Netflix y debes ver ahora mismo

  TE RECOMENDAMOS