Cine

"Shameless", la serie que nos muestra el lado más crudo y miserable de Estados Unidos

Cine "Shameless", la serie que nos muestra el lado más crudo y miserable de Estados Unidos

La serie "Shameless" nos demuestra que el clasismo, el sexismo, la homofobia y el racismo son el pan de cada día en Estados Unidos.



Estados Unidos puede ser una de las naciones más importantes del mundo, sostiene una de las economías más grandes y su sistema capitalista es dominante; pero a pesar de ello no está excluido de ser un país clasista, racista, sexista y homofóbico. ¿ Cómo saberlo? Es sencillo: su sociedad habla por ellos, noticias diarias demuestran que a pesar de considerarse un país primermundista, los prejuicios y estigmas siguen dominando.


Muchas películas han intentado demostrar esta realidad; 8 millas demostró las pocas oportunidades que tiene la gente de escasos recursos para sobresalir, Monster nos habla sobre una pareja de lesbianas que necesitan recurrir a la prostitución para poder sobrevivir; Fugitive Station nos cuenta la vida de un hombre negro de bajos recursos que es maltratado sólo por su color de piel. Pero el ejemplo más crudo no se encuentra en la gran pantalla, sino en la pequeña, con una serie que muestra todo el clasismo, el sexismo, la homofobia y el racismo del pueblo norteamericano; pero todo con un sentido del humor oscuro e inteligente. Hablamos de Shameless.



post-image



La serie nos habla de la vida de la familia Gallagher, liderada por Frank, un padre soltero y alcohólico que junto a su hija mayor, Fiona, intenta sacar adelante a su familia disfuncional. Además aparecen Lip, un chico prodigio pero problemático; Ian, un adolescente homosexual y atormentado; Debbie, una niña que sufre problemas de peso y tiene una urgencia por crecer; Carl, un niño adicto a la violencia, y Liam, un bebé afroamericano criado por una familia blanca. La serie es una adaptación de una comedia británica del mismo nombre, pero a diferencia de la versión europea, tiene un contexto social más pesado, pues muestra a la sociedad americana conocida como “white trash”, que es aquella que sufre y es discriminada sólo por su situación económica. Este hecho logró que la versión americana ganara más popularidad que la inglesa, e incluso sea considerada como un mejor producto.



post-image



Fue producida por Paul Abbott y adaptada por John Wells, quien anteriormente fungió como guionista en ER. La serie toma todas las situaciones de desgracia y las convierte en escenas de comedia oscura pura, con ello logra sacar más de una carcajada a cualquier persona. Aunque al final puedes terminar sintiéndote mal por burlarte de la miseria de los personajes, el guión logra hacer una crítica social desde la comedia y ese es su punto más fuerte. Otro factor importante es que durante las temporadas cada uno de los personajes se vuelve más y más complejo, pues al crecer, sus metas y personalidades cambian, hecho que los hace mucho más verosímiles al ver que no son perfectos y siempre se dejan llevar por las emociones del momento. Cada uno de los Gallagher atraviesa una evolución, y a pesar de los esfuerzos no consiguen sobresalir debido a que su contexto, su pasado y su familia siempre los retiene.



post-image



En cuanto a los aspectos técnicos, la serie goza de una gran producción que con el paso de los temporadas meojora. Esto se demuestra al presentar mejores locaciones o una fotografía más pulida que nos hace disfrutar más la historia. El soundtrack sabe acompañar bien a cada personaje, pero no llega a ser tan destacable. Por otro lado, los personajes secundarios son genuinamente una de las mejores cartas de los creadores, pues la mayoría de ellos aportan mucho a la historia y sobre todo muestran perspectivas externas de los Gallagher.


Shameless es un gran ejemplo de cómo trabajar con temas socialmente fuertes y convertirlos en algo divertido, pero siempre dejando conciencia de los actos. La serie humaniza y da voz a aquellos que la sociedad excluye; aquellos que les ve mal por su situación económica, su falta de educación, sus preferencias sexuales o su color de piel; aquellos que quieren sobresalir pero la misma sociedad y el sistema los mantiene oprimidos. Shameless es un reflejo de la sociedad que Estados Unidos no quiere que veamos, la que no es feliz y rica, aquella que no puede ir de compras a los centros comerciales porque tienen que luchar día a día para poder comer; una sociedad pura, con defectos, que intenta salir de la mediocridad, porque ellos también sueñan y porque ellos se sienten inmigrantes en su propio país.





**


Si lo único que tienes a la mano este fin de semana es Netflix, no te preocupes, aquí te compartimos una lista de 10 series aclamadas que pocos conocen y que debes ver en Netflix antes de que desaparezcan. ¿O qué tal hacer un binge-watching de 4 grandes clásicos del cine italiano en Netflix?




Referencias: