PUBLICIDAD

CINE

Todo lo que debes saber de Shazam!, la nueva película de superhéroes

Si creías que DC ya no tenía nada más que ofrecernos, checa esta reseña de Shazam, película de superhéroes que ha rebasado las espectativas de los fans y no tan fans de la franquicia.

En el Universo Cinematográfico DC, la noción sobre el héroe escogió emular sus más famosos éxitos en papel. La mayoría de las películas tienen un sombrío tono argumental que se enlaza de manera directa con cierta percepción sobre el camino del héroe emparentado con el sufrimiento. Por ese motivo, Shazam! de David F. Sandberg sorprende desde sus primeras escenas, y lo hace por su capacidad para apelar a la ternura y la amabilidad de una manera que por años había sido ignorada por la pantalla grande. Muy lejos del cinismo de esfinge de un Superman pesaroso o un Batman cargado de conflictos, Shazam! brilla con la naturalidad de una propuesta elaborada y una mirada juvenil —pero no sencilla— del héroe tradicional. Si creías que DC ya no tenía nada más que ofrecernos, checa esta reseña de Shazam, película de superhéroes que ha rebasado las espectativas de los fans y no tan fans de la franquicia.

Si eres fan de los cómics, conoce los mejores cómics que debes leer y que no son de superhéroes

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Por supuesto, que Shazam! no despertó expectativas. Se trata de un héroe menor de una historieta que ha pasado por excesivas transformaciones como para resultar del todo interesante para una generación de lectores. Pero para la pantalla grande, el héroe adquiere un aire despreocupado y travieso que le llena de toda una nueva energía que convierte a Wonder Woman y Aquaman —los grandes héroes de la casa, por ahora— en meros remeros de algo más genuino y sincero. En Shazam! hay reminiscencias claras del Flash de Ezra Miller, y es la conjunción de elementos , el buen humor, el asombro de ojos redondos, la comprensión del poder como un atributo espiritual, lo que convierte al argumento en un recorrido trepidante por una historia bien planteada. Sin duda, Shazam! no reinventa el género y, de nuevo, recorremos el camino del héroe de un singular personaje que, de pronto, debe lidiar con poderes inexplicables; pero esta nueva versión de la historia es tan cándida como lo fue en su momento el Superman de Donner, con quien podría compararse en buena medida. Y mientras Christopher Reeve dotó al último hijo de Krypton de una bondad rayana en cierta torpeza bien intencionada, Asher Angel y después Zachary Levi dotan a Shazam de una maravillosa ternura difícil de comprender fuera del contexto de la película. El guión modula la inocencia del niño y la adecua al héroe adulto con cuidadosa y perfecta sutileza. 

Sin duda, el mayor acierto de David F. Sandberg es crear para la ocasión un superhéroe falible: Bill/Shazam debe probar sus poderes y hacerlo sin tener verdadero control sobre ellos, lo que provoca un buen número de situaciones hilarantes, pero también peligrosas. La combinación y el buen uso del recurso hacen que los personajes tengan la capacidad de despertar cariño y empatía, para luego tomar su lugar como centro de la trama llevando a marras la preocupación del espectador. Además, el director no disimula que le interesa mucho más el recorrido del niño de 14 años que Bill sigue siendo a pesar de sus poderes. Lo hace además creando y elaborando un recorrido emocional hacia la madurez, y el control de sus capacidades mentales y físicas, que es tanto el natural tránsito hacia la adolescencia como el típico camino del héroe. La combinación entre ambas cosas es una versión primaria sobre la emoción como forma de comprender la capacidad extraordinaria, a diferencia de la obsesión de Snyder por crear personajes que intentan racionalizar sus poderes y les convierten en esfinges de las expectativas y temores de quienes deben proteger. En lugar de eso, Shazam intenta encontrar su lugar en el mundo, y cuando lo hace el resultado es extraordinario. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Checa también: Cosas que no sabías sobre la película de Wonder Woman

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

No obstante, lo más llamativo de la película es la actuación de Zachary Levi, que crea no sólo al perfecto Shazam, sino a un magnífico Bill. Con la misma ternura que Tom Hanks dotó a su Josh en Big, Levi brinda a Shazam de una humanidad asombrosa y dulce que sostiene por completo la premisa de la película. Se trata de una experiencia deliciosa, la manera como Levi encuentra el momento idóneo para bromear, al tiempo que continúa un lento trayecto para dotar a su improbable héroe de fuerza, poder y solidez. Porque Shazam es poderoso —que nadie lo dude— pero además está lleno de una atolondrada vitalidad que desborda en cada escena. Levi supo encontrar el equilibrio entre ambas cosas, y además dotar de una inesperada vulnerabilidad a Shazam, que bien puede luchar con su extraordinaria fuerza al mismo tiempo que mostrarse cansado, asustado o terriblemente desamparado. Todo a la vez.

Quizás el único problema real de la película sea, como otras tantas de la nueva era de los superhéroes, el villano a marras. El Doctor Thaddeus —interpretado con sobriedad por Mark Strong— no parece lo suficientemente denso o interesante, en la medida que sus motivaciones son bastante convencionales, con secuaces predecibles y una extraña visión del mal que no termina de ser convincente, a pesar de lo estimulante que resulta la mera posibilidad. Aún así, Strong sabe convertir en fortaleza las flaqueza del guión, y con su expresión aburrida se enfrenta a ese gran estallido de energía que encarna con tanta habilidad Shazam. Quizá lo más interesante del conflicto sea que no es evidente, o al menos no a primera vista, pero aún así resulta verídico. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Sin duda, Shazam! transformará el Universo Cinematográfico DC, quizás en la forma en que lo hizo Deadpool. Con una libertad inédita, una rebeldía entre líneas y gran encanto, este superhéroe de mallas rojas, que bebe refresco y juega con los teléfonos celulares de quienes le rodean, es quizás el soplo de aire fresco que necesitaba una franquicia a punto de derrumbarse, en medio de la aridez de la ausencia de propuestas estimulantes.

Te pueden interesar:

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Shazam! es todo lo que estabas esperando

Lo que aprendimos con el último tráiler de Avengers: Endgame

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

¿Te gustaría compartir tus recomendaciones cinematográficas con el mundo? Envía un texto de prueba de 400 palabras a la plataforma https://culturacolectiva.com/colaboradores/ y conviértete en colaborador de nuestra sección de Cine.

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD