Ridículo o normal: ¿Qué tan malo es ver “Roma” con subtítulos en español de España?
Cine

Ridículo o normal: ¿Qué tan malo es ver “Roma” con subtítulos en español de España?

Avatar of Alonso MartC-nez

Por: Alonso MartC-nez

10 de enero, 2019

Cine Ridículo o normal: ¿Qué tan malo es ver “Roma” con subtítulos en español de España?
Avatar of Alonso MartC-nez

Por: Alonso MartC-nez

10 de enero, 2019

¿Cuarón exagera o tiene la razón?

*Al momento de la publicación de este artículo, Netflix ha retirado los subtítulos en español peninsular de su plataforma, respetando la decisión del director.

La primera vez que tuve la necesidad de ponerle subtítulos a una película en Español, tenía poco más de 12 años y quería ver la película Promedio Rojo de Nicolás López. Quentin Tarantino la había mencionado como una de sus películas favoritas de 2004 y como un friki decidí buscarla. Todo iba bien en los primeros minutos pero cuando los personajes comenzaron a hablar, sentí como si viera una película en francés. A pesar de que compartimos el mismo idioma con los chilenos, su forma de hablar me parecía tan extraña como el japonés. Claro, entendí lo básico y trataba de vincular su jerga con la mía, pero fue difícil. Entendía la película, pero el humor se perdía entre mis líneas. Me llamaba atención cómo hablaban pero estaba seguro de que me perdía muchos de sus chistes.


La única forma en la que pude lograr entenderle, fue viéndola en repetidas ocasiones, y aún así muchas de las frases seguía sin comprenderlas del todo. ¿Eso arruinó mi experiencia? No completamente. Disfruté la película y por eso la quería repetir, el diálogo era un poco extra, porque al final era parte de la identidad de la cinta.

Todo eso vino a mi mente después de leer las quejas de Cuarón sobre los subtítulos en español de España que Netflix autorizó para que pudieran acompañar a la película. El hombre afirmó que era una falta de respeto, algo ridículo y que él no necesitó de subtítulos para comprender el cine de Almodóvar. Pero, ¿tiene la razón o está exagerando? Un poco de ambas. 

Ridículo o normal: ¿Qué tan malo es ver “Roma” con subtítulos en español de España? 1

Así como a mí se me complicó comprender la jerga de los chilenos en Promedio Rojo, es claro que no cualquiera comprendería por completo las expresiones latinas. (¿Quién no ha tenido un amigo extranjero que se sorprende por la forma en que hablamos?) Sin embargo, el subtítulo ayuda a que la persona que la vea, vincule su jerga con la mexicana, haciendo que aprenda un poco más del uso del idioma en esta parte del mundo. Es decir, existen algunos subtítulos en inglés que son tan fieles a su origen, que nos ayuda a comprender expresiones gringas o británicas gracias a esa relación. Sin embargo, se podría argumentar que todo eso se puede hacer sin subtítulos, que con la pura naturalidad de las expresiones en pantalla sea suficiente para hacer esa conexión, y es cierto. Al repetir Promedio Rojo me acostumbré a las expresiones y logré conectar con los personajes de mejor manera. No hubo necesidad de subtítulos.

Lamentablemente, también tenemos qué recordar que en España existe un fuerte arraigo al idioma, tanto así que se evita en exceso mostrar títulos de películas en inglés o hasta películas en ese idioma (por ese motivo es tan importante la cultura del doblaje ahí). Eso nos podría hacer pensar que la necesidad de un subtítulo en su versión del idioma es sólo otra forma de mantenerse cercanos a ese idioma y no esforzarse por “traducir” lo que decimos los mexicanos. 

Ridículo o normal: ¿Qué tan malo es ver “Roma” con subtítulos en español de España? 2

Por otro lado, puedo confesar que, sin ser español, activé los subtítulos mientras veía Roma, ya que el audio a veces es tan natural que no se puede comprender con precisión lo que se dice. Cuarón quizá diría que es una falta de respeto, que es innecesario y que –de hecho– estorba en la pantalla, perturbando la fotografía que él trabajó tan arduamente. Y quizá tendría un poco de razón, pero ¿no también puedo justificarme yo, diciendo que es una forma de absorber por completo la película, sin perderme nada del guión? Claro, la experiencia cambia, pero siempre puedo verla de nuevo y apreciar más cosas. Quizá los españoles pueden repetirla sin subtítulos, ya sabiendo todo lo que contiene, admirándola de mejor forma.

La indignación de Cuarón es un poco exagerada, sin embargo, él es un purista del cine y busca lo mismo que distintos cineastas: que la primera vez que veas una película sea inolvidable y no tenga errores. Recordemos al mismo Tarantino peleando para que The Hateful Eight fuera proyectada en un formato específico, o Hitchcock que rogaba a la audiencia callar los spoilers. Es el artista protegiendo la obra, pero siempre la audiencia tiene la opción de tomar sus propias decisiones, siempre y cuando su propósito sea absorber una película sin dejar nada fuera.



Referencias: