La oscura relación entre "Black Mirror" y la obra literaria de George Orwell

Jueves, 8 de noviembre de 2018 9:53

|Diego Pacheco Illescas
black mirror

Las similitudes entre Black Mirror y los libros de George Orwell nos hablan de un concepto futurista que se basa en la deshumanización del mundo a través de la tecnología.



Con el paso del tiempo los conceptos se tergiversan; por ejemplo, los géneros que se consideraban controversiales o polémicos se convierten en una comedia. La crítica tiene aquel trabajo en que se transforman los conceptos y la relación es recíproca: el ejercicio reflexivo es criticado hasta convertirlo en humorístico o la comedia ejerce viceversa. 



black mirror 1



Cuando Black Mirror comenzó, era una serie con una actitud ensayística que funcionaba de manera inintencional con la temática tan poderosa para una sociedad inmersa en un hedonismo tecnológico. La premisa era 1984  de George Orwell, cuyo concepto "Gran Hermano" se trataba de un ojo omnipresente que nos observaba todo el tiempo. Aquel concepto era tétrico en 1948, cuando se escribió la novela, y en 2011 que se estrenó la serie. Sin embargo, la última temporada de la serie antológica de la BBC, que fue consumida por Netflix, incluso tiene capítulos con un sentido humorístico, un capítulo chick flick e incluso finales felices.



black mirror 2



Sin embargo, el “Gran Hermano” deja de ser tétrico al igual que la serie. En retrospectiva, el tetricismo de Black Mirror tocaba un tema que estaba en auge y era el advenimiento del abuso tecnológico. Hemos comprobado que el abuso nos hace una sociedad “disfuncional”, y ese era el miedo que George Orwell describía en 1984, como una sociedad fascista que se somete a la deshumanización gracias a la ayuda de la tecnología. La sociedad parece estar en una constante disfunción y por generaciones está a la espera de su deshumanización, llamándose distopía



black mirror 3



Orwell y la antología del espejo negro convergían en el concepto futurístico (a excepción de su primer capítulo) en donde depositan el miedo en un porvenir, no obstante, el presente queda como un trazo incierto. Pero hemos sobrepasado el futuro ya varias veces. Las historias de Instagram, publicaciones de Facebook, pensamientos en Twitter, el hecho de que la publicidad esté dirigida por un algoritmo según el buscador de la computadora. Todos los elementos del futuro han sido experimentados para sobrepasar aquel miedo. El ojo omnipresente del Gran Hermano fue un concepto que acuñamos con gracia y en vez de temerle, lo explotamos en una paradoja de privacidad en donde la reclamamos y la despreciamos con tal de ganar popularidad. 


A espera de una quinta temporada, ¿qué depara? Tal vez nuevos miedos que plantearemos a partir del abuso de la tecnología. ¿Hasta dónde nos podremos deshumanizar? 





**


Si eres fan de esta serie y de estas temáticas aquí te dejamos artículos sobre distopías cinematográficas, así como su contraste frente a las utopías.Y para los devoradores de libros, aquí dejamos un artículo que recomienda piezas icónicas de la literatura de ciencia ficción



Diego Pacheco Illescas

Diego Pacheco Illescas


colaborador
  COMENTARIOS