NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

"Star Wars: los últimos jedi", el posible fin de una era y el comienzo de otra

13 de diciembre de 2017

Octavio Alfaro

Esta cinta representa el regreso protagónico de Mark Hamill como Luke Skywalker después de casi 40 años

Disparos con blasters, luchas con sables de luz, traición, revelaciones, batallas espectaculares en naves intergalácticas y la tradicional batalla entre el Imperio y la Rebelión. Todo aquello que un fanático de la saga quiere ver en pantalla son parte de los ingredientes para producir el episodioVIII de la saga de George Lucas: Star Wars: los últimos jedi [Rian Johnson, 2017], la continuación de aquella escena impactante en la que Luke Skywalker (Mark Hamill) reaparece en el universo creado por George Lucas y la esperanza como el factor más importante muere al último.



En esta nueva entrega se puede ver a un Luke depresivo, con un temple más oscuro por la marca de su pasado reciente, en la cual se ahonda en la historia escrita por Rian Johnson. Solitario en una isla es buscado por Rey (Daisy Ridley) y Chewbacca (Joonas Suotamo), además de unos nuevos pequeñines: los porgs. Sin embargo, el camino para tratar de convencerlo de regresar a luchar contra el lado oscuro no es fácil de trazar.

Rey tiene más por descubrir sobre su potencial y de las personas que la rodean. Su poder no sólo le sigue generando incógnitas, sino que su pasado aún tiene un valor importante para su comportamiento. En esta ocasión conoce más del lado oscuro y es más independiente en cuanto a sus decisiones.



Por otro lado, está Kylo Ren (Adam Driver) y su odio destructivo. El líder supremo Snoke (Andy Serkis) lo pone a prueba y lo lleva a descubrir nuevos horizontes para desarrollar su fuerza, mientras se conoce un poco más de sus antecedentes e ideología personal, sin estar bajo el influjo de la fuerza oscura. Justo como parte de ésta última se encuentra una primera orden colosal, nutrida y decidida, comandada por el general Hux (Domhnall Gleeson), un ambicioso pero no tan listo miembro, cuyo odio al prójimo es su mayor fortaleza.

Al ser Star Wars: los últimos jedi la final aparición de Carrie Fisher como la princesa Leia antes de su deceso, Rian le hace un homenaje (tal vez sin haberlo pensado así) hacia lo importante de su personaje en el universo de Star Wars. Como líder de la rebelión, toma las riendas de las tropas para guiarlas con inteligencia por el camino de la sobrevivencia y no dejar que la esperanza muera.

Una trama con varios elementos de vital importancia desarrollándose al mismo tiempo; las preguntas generadas por The Force Awakens [J.J. Abrams, 2015] se resuelven en su mayoría y el posible final cercano de la franquicia se ve cada más lejos. La inclusión de nuevos personajes como Rose Tico (Kelly Marie Tran), acompañante de Finn (John Boyega), le dan la certeza de la continuación de la historia, e inclusive el aire de renovación y frescura se ve impregnado por el director Rian Johnson (el mismo que se hará cargo de la siguiente trilogía) en el discurso de uno de los protagonistas.



Los efectos visuales y sonoros son parte fundamental de estas cintas y en Star Wars: los últimos jedi obviamente esto no está descuidado. La batalla final está enmarcada en una arena con tintes rojos que impregnan de colorido y estruendo a una de las peleas más emblemáticas del largometraje. Este tono se puede apreciar en muchos momentos en los diversos escenarios y atuendos.

Los enormes AT-AT, las naves, los nuevos diseños de los guardias imperiales y la reproducción de la característica banda sonora de Star Wars sin duda cumplen la labor de entretener y emocionar a la audiencia, pero la duración (2 horas y 32 minutos) es algo exagerada, ya que a media película la intensidad baja y el aburrimiento aparece entre tanta discusión, alardeo y planificación estratégica para mantener a raya al contrario.

Los guiños hacia el pasado son un acierto. Uno de los personajes importantes de las trilogías anteriores tiene un pequeño regreso. Otro punto a favor es el humor. No desencajan los destellos que hacen reír a los espectadores.


***

Definitivamente la película cumple con la expectativa de los fanáticos de Star Wars. Todo el encanto que caracteriza a la saga está retratado sin temor y con entusiasmo por Rian Johnson. Pero existe un planteamiento que se harán algunos: ¿En verdad es necesario seguir exprimiendo la saga de Star Wars fuera de motivos económicos? La respuesta variará dependiendo del enfoque, pero un hecho es que Disney no planea dejar de hacer dinero con esta franquicia. Si quieres prepararte mejor para esta nueva cinta no dejes de leer estas cosas que necesitas saber antes de ir a verla.

TAGS: Clasicos del cine Taste of cinema crítica cinematográfica
REFERENCIAS:

Octavio Alfaro


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

5 consejos que debes seguir para maquillarte según la forma de tus ojos Ilustraciones de Wanjin Gim sobre el placer del hombre Las 8 pinturas latinoamericanas más caras de la historia ¿Qué es un bot y cómo puede hacerte votar por el peor candidato? Fotografías de Justin Bieber y Selena Gomez que demuestran que el amor puede destruirte Lecciones de moda que debemos aprender de Ryan Reynolds

  TE RECOMENDAMOS