INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

"The End of the F**king World", la serie de Netflix que debes ver si tú también querías escaparte de tu casa en la adolescencia

10 de enero de 2018

José Luis Sánchez

James es un adolescente que cree ser psicópata, y Alyssa una chica rebelde que no le encuentra sentido a su vida. Todo cambia cuando deciden escapar juntos.



Netflix es una plataforma de servicio por streaming que ha ganado un gran peso dentro de la industria cinematográfica y televisiva. Poco a poco ha dejado a un lado la simple distribución de productos y comenzó a adquirir y producir contenidos exclusivos para sus suscriptores. Esto le ha hecho ganar más fama, pues junto con HBO y AMC fueron las casas productoras que dieron inicio a la que muchos consideran la era dorada de la televisión. Este hecho propició que otras cadenas comenzaran a producir mejores contenidos —como FX, USA, Hulu y Amazon. Desde entonces, cada año llegan nuevas propuestas que cada vez nos sorprenden más.





Netflix continúa apostando por nuevas producciones y contenido original, como lo ha hecho desde el 2011 cuando estrenaron House of Cards. Al tener más competencia en el mercado no puedan darse el lujo de explotar solamente a sus gallinas de oro; así que ahora dejan a un lado los dramas de política, las tragicomedias sobre estar en la cárcel o el terror de vivir en un pueblo donde pasan cosas extrañas, para traernos una refrescante miniserie de humor negro —basada en la novela de Charles S. Forsman— que a más de uno encantará.





The End of the F**king World nos habla de la vida de James, un adolescente que cree ser psicópata; y Alyssa, una chica rebelde que no le encuentra sentido a su vida en los suburbios y sólo quiere hacer enojar a los demás. Pero todo cambia cuando los dos personajes se topan y deciden escapar juntos. James cree que Alyssa puede ser su primera víctima y Alyssa cree que James es lo suficientemente raro para encajar con ella.


Con esta premisa peculiar, la serie comienza bien y conforme avanza observamos una historia más compleja que no deja de sorprendernos. Esto es gracias a la narrativa que mantiene, los dos personajes principales cuentan la historia a la vez, lo cual nos permite empatizar más con ellos y a la vez los convierte en personajes más realistas y tridimensionales que dejan atrás los estereotipos y los clichés.





La serie tiene toda la ambientación de una película independiente, incluso si la ves de maratón puede sentirse como una, ya que cuenta sólo con ocho capítulos de aproximadamente 20 minutos cada uno. La dirección, el casting desconocido, la narrativa e incluso la banda sonora logran que esta serie se sienta como una road-movie adolescente con tintes de comedia. Cada capítulo comienza con el final del mismo —como en una narración circular—, lo cual resulta refrescante en el mundo de las series, puesto que deja atrás el cliché de “dejar que el espectador resuelva la historia” y da un paso adelante contándote todo; incluso esto ayuda a que te intereses más en por qué terminan así las cosas.


En cuanto a aspectos de producción, la serie está muy bien dirigida; tiene un estilo particular que no se pierde ni se siente forzado. Todos los actores triunfan en sus interpretaciones, desde los dos detectives, hasta los padres de los chicos; pero en especifico Alex Lawther y Jessica Barden, quienes interpretan a James y Alysson respectivamente. Los dos brillan en pantalla y su química le da cierta chispa a la serie. Por otra parte, la música es espectacular con canciones de bandas independientes como Tullycraft; así como artistas en ascenso como Soko y Bernadette Caroll. Todas las piezas musicales encajan perfectamente con la historia y logran darle más fuerza a cada escena.





El tono de la serie es otro de sus mayores aciertos, pues el humor negro logra despejar la tensión o la incomodidad que podemos sentir al ver algunas escenas; además de que este mismo humor es el que hace a esta serie tan buena, pues logra hacer sentir a la historia como algo fresco y no cae en chistes desgastados. Se trata de un humor más inteligente y mucho mejor estructurado.


Esta serie es, sin duda, un buen primer paso para Netflix este 2018. Nos deja la esperanza de que la mayoría de las producciones que publiquen este año llevarán la misma calidad que The End of the F**king World. Aunque aún no hay una segunda temporada confirmada, la historia termina bien y cualquiera podría disfrutarla para un maratón de fin de semana que te dejará con un buen sabor de boca.





**


Si eres de esas personas que ya no van al cine y prefieren quedarse en casa viendo un programa de televisión, no te pierdas estas 10 series de Netflix que puedes ver en un sólo día.



TAGS: Netflix Series de tv Recomendaciones de Netflix
REFERENCIAS:

José Luis Sánchez


Colaborador

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Remedios caseros para hidratar tu cabello y reparar las puntas abiertas 7 beneficios de la hoja de laurel y por qué los americanos debería incluirla en su dieta Lecciones de moda que aprendimos viendo The O.C 5 cosas a las que se enfrenta una mujer de busto grande al comprar un brasier Melania Trump: ¿protesta hecha ropa o una disculpa inexistente? The Best MTV VMAs Moments That Show Their Glory Days Are Long Gone

  TE RECOMENDAMOS