NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Razones por las que 'Thor: Ragnarok' es la mejor película de Marvel de este año

6 de noviembre de 2017

Alonso Martínez

Marvel dejó atrás todo lo que nos aburría del Dios del Trueno y mostró de forma excepcional lo absurdo que realmente es el mundo de los superhéroes.



Deadpool se burló de los héroes. Logan demostró que pueden ser oscuros sin perder la magia de la fantasía y Spiderman nos probó que el humor de las nuevas generaciones es perfecto para los personajes adolescentes.


Sin embargo, nadie esperaba que Thor rompiera tantos traseros, dijera tantos chistes y resultara tan hilarante y trágico como lo hizo en Ragnarok, la que posiblemente sea la mejor película de Marvel del año. Entre escenarios absurdos, efectos visuales prestados de Guardianes de la Galaxia y una historia básica tomada de los cómics, Ragnarok cambió por completo al miembro más aburrido de los Avengers y rompió todas las expectativas que se tenían de su película.



Aceptémoslo. Thor es aburrido, su diseño es arcaico y su filosofía es tediosa a comparación del resto de los Vengadores. Su trasfondo divino, sus poderes limitados (e inútiles) y su falta de personalidad definida nos entregaron dos de las peores películas que ha producido Marvel. Thor y The Dark World fueron trabajos monótonos que no profundizaron en la naturaleza de su personaje, y aunque incluía momentos de comedia, dependía de la ignorancia del Dios del Trueno para mantener interesada a la audiencia; sus secuencias de acción eran sosas y nunca exploraban más poderes del héroe.


Entonces, ¿cómo salvarlo del completo olvido?



Cuatro hombres prácticamente desconocidos fueron la respuesta.


Craig Kyle, Christopher Yost (quienes previamente habían trabajado en la franquicia) recibieron el apoyo de Eric Pearson y el novato director de terror Taika Waititi, quien escribió el filme Moana antes de ser el elegido para liderar este proyecto.


Lo que hizo este equipo de escritores y el director fue algo simple y obvio: se dieron cuenta de que todos estaban hartos de los intentos fallidos de todas las franquicias por querer imitar la trilogía de Batman de Christopher Nolan. Decidieron ignorar el realismo que vimos en los filmes de los Avengers y la seriedad de los personajes y apostaron por algo sencillo: el completo absurdo.



Desde el primer momento de la cinta sabemos que estamos viendo una comedia y que no tendremos otra aburrida entrega sobre el contraste entre Thor y el resto de los humanos. Inspirada en el espíritu atrevido de Guardianes de la Galaxia (un experimento majestuosamente logrado de Marvel), muestra al héroe con un lado gracioso y torpe que sólo se había explorado en algunos sketches para YouTube, un escenario completamente alternativo, lleno de color, y diferentes personajes que ayudan a fortalecer el espíritu absurdo y juguetón de la cinta.



La trama principal es la siguiente: un enemigo de Thor le advierte que se acerca el Ragnarok (la completa destrucción y fin del Universo), y el héroe está decidido a detenerlo, sin embargo, su padre Odin le afirma que cuando él muera, su hija Hela, la Diosa de la Muerte, regresará de su encierro y acabará con todo. Con esa amenaza inminente, Thor se decide a reunir a un equipo y pelear contra la villana.


Suena simple, ¿cierto?



Lo es. Sin embargo, el trabajo que realizó el equipo de escritores rompe con todo lo que hemos visto en el pasado y lo lleva a lugares completamente inexplorados, incluso después de Deadpool. En un punto de la cinta, Thor queda atrapado en un planeta desconocido para nosotros, mostrándonos que el Universo de Marvel puede explorarse sin necesidad de forzar la historia, sirviéndole a los personajes para desarrollarse antes de enfrentarse en el clímax final.


La adición sorpresa de Hulk / Bruce Banner, hace que el filme tenga un espíritu más atrevido, pero quizás el factor más importante que hace de este trabajo relevante es que finalmente los escritores parecen esforzarse en tomar el bagaje que tienen todos los personajes conocidos (tomado de los previos filmes) y lo sintetiza haciéndolos crecer.



Marvel reconstruyó completamente al personaje entre risas, destrucción y caos. Se olvidó de los malos chistes entre dioses y humanos y aceptó la naturaleza ilógica del Universo que han construido desde hace años. Sin necesidad de romper la cuarta pared y sin señalar directamente de los clichés de los héroes, aprovechó lo absurdo, tomó todo aquello de lo que los fanáticos nos burlábamos y de lo que nos quejábamos y nos lo entregó como un pie en el rostro. Las secuencias dramáticas toman aún más fuerza entre los momentos incómodos y, por primera vez en su historia, Thor se ve como el héroe digno de los Avengers que todo el mundo estaba esperando.



Aunque algunos fanáticos del cómic se quejarían de la obra por quitarle toda la seriedad al Dios del Trueno (ya que incluso es nombrado Thor Odinson), lo cierto es que en ningún momento se aleja de la tradición de la historia original. Las referencias que hace a las historietas, las personalidades de los involucrados, el trasfondo de cada uno y los easter eggs que pueblan toda la cinta son más que suficientes para satisfacer al más fanático de Thor (si es que existen). Es un trabajo genuinamente incomparable que nunca más debería repetirse. Lo absurdo es válido para este momento, pero si Marvel trata de explotarlo, seguramente se desgastará muy pronto. No olvidemos que la segunda parte de Guardianes de la Galaxia es bastante olvidable y que el exceso de humor ha demostrado ser un factor de peligro para el resto de la franquicia.


Permitiéndonos ser un poco absurdos: Thor: Ragnarok no es la cinta que merecemos, sino la que necesitábamos.


-

Aunque Spiderman: Homecoming nos dio el humor milennial y Guardianes de la Galaxia Vol.2 nos dio otra dosis de psicodelia estelar, Thor: Ragnarok en definitiva es el punto alto de Marvel este año. Renunció a todo aquello que había construido la franquicia y básicamente se burla del espectador arrebatándole todo eso que los fanáticos se toman en serio. Y es que, una vez que vemos a Hulk llorar como bebé, a Loki burlándose de su hermano y a decenas de personajes actuando de forma tonta y sinsentido es difícil volver a ver los filmes de superhéroes con la seriedad que alguna vez les imprimió Christopher Nolan.




TAGS: Recomendaciones Héroes crítica cinematográfica
REFERENCIAS:

Alonso Martínez


Editor de Cine

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

La escuela que te permite estudiar mientras viajas por el mar Absurdos de la política que sólo pasan en México El Sistema Nacional Anticorrupción, ¿será la solución a la corrupción? Los 15 personajes más famosos de la Historia que se quitaron la vida Why Falling In Love With A Weirdo Is The Best Thing Ever The Book That Shows What Happens When The Devil Comes To Town

  TE RECOMENDAMOS