Trilogías que debes ver para considerarte un auténtico conocedor del buen cine
Cine

Trilogías que debes ver para considerarte un auténtico conocedor del buen cine

Avatar of Tomas R

Por: Tomas R

2 de febrero, 2017

Cine Trilogías que debes ver para considerarte un auténtico conocedor del buen cine
Avatar of Tomas R

Por: Tomas R

2 de febrero, 2017



Ya lo dijo Woody Allen: "Una película de éxito es aquella que consigue llevar a cabo una idea original", pero en los últimos años la industria cinematográfica (especialmente Hollywood) ha experimentado un fenómeno inusual: parece detenida en un lado de la creatividad donde las ideas nuevas no surgen con tanta claridad o son más escasas. Si bien es cierto que hay producciones nuevas e interesantes (sobre todo en el sector independiente), en la actualidad la mayoría de las películas en cartelera son la quinta o sexta entrega de una larga saga, la precuela de la secuela del filme original, una adaptación de un libro o cómic publicado 30 años atrás, la versión de una historia de superhéroes...

A pesar de esto, hay algunas trilogías que podrían considerarse como cúspides de la cinematografía mundial por su enfoque y su alta factura estética y creativa, sin duda alguna aportes invaluables para el séptimo arte. Estas cintas, compuestas por tres partes no pueden faltar en tu lista si quieres llamarte un auténtico conocedor del buen cine:


Batman: el caballero de la noche (Batman: The Dark Knight Trilogy)



Trailer de la última parte de la trilogía dirigida por Christopher Nolan


Todos conocen la historia de Batman: Un niño que presencia el asesinato de sus padres decide convertirse en un vigilante justiciero y anónimo que cuida Ciudad Gótica. Series animadas, televisivas y una larga lista de filmes ha inmortalizado al superhéroe, pero a partir de 2005 el director, guionista y productor Christopher Nolan se embarcó en un proyecto exitoso y de genuino valor para el cine. Batman inicia, con Christian Bale en el papel del Hombre Murciélago, sorprendió a los espectadores. La película cuenta los orígenes del justiciero y sus primeras experiencias teniendo que llevar una doble identidad. En 2008, The Dark Knight continuó la saga con igual o más éxito: un Bruce Wayne más maduro se enfrenta al villano más representativo de Batman: El Guasón, interpretado por Heath Ledger. En 2012 se dio por concluida la serie de películas con The Dark Knight Rises, en la que Bruce Wayne parece desilusionado de su papel de justiciero, aunque de igual forma enfrenta a un supervillano de nombre Bane. Esta ultima parte de la trilogía, si bien no alcanzó a sus predecesoras en cuanto a criticas, según cuenta el mismo Nola, “fue el final perfecto; no podría haber terminado mejor”. Como hecho curioso, la última entrega de esta trilogía ni siquiera fue nominada a un premio Oscar, a diferencia de las películas anteriores.


Toy Story





Quizá te preguntes por qué esta película forma parte de esta selección, pero la razón es muy sencilla. Toy Story tiene un argumento convincente, sólido y renovador. Cuando los diseñadores de Pixar se juntaron con los de Disney para crear a Woody y Buzz Lightyear, entre otros, lo hicieron con la idea de hacer sentir a los espectadores como niños por siempre desde el punto de vista de los juguetes. La innovación tecnológica de esta cinta, que cimentó las bases para la industria de animación 3D, es su mayor atributo, así como su hilarante y original historia. La primera cinta de esta archifamosa saga, Toy Story (1995) narra la historia de unos juguetes y la relación con su dueño, así como las peripecias generadas por la madurez y el hecho de hacerse grande. Con Tom Hanks dándole voz al personaje principal y un exquisito soundtrack compuesto por Randy Newman, la primera entrega fue seguida de Toy Story 2 (1999) y Toy Story 3 (2010), unas joyas de la animación y del séptimo arte por propio mérito. La última fue dirigida por Lee Unkrich, a diferencia de las dos primeras, de parte de John Lasseter. Esta también es una mención especial, pues se anunció que para junio de 2019 habrá una cuarta parte de la famosa saga de animación.


El Señor de los Anillos





Cuando se anunció que Peter Jackson se encargaría de llevar a la gran pantalla los libros escritos por J.R.R. Tolkien entre 1937 y 1949 , los fanáticos de la saga no se mostraron muy contentos. Sin embargo, el realizador neozelandés se auguró el éxito y cambió esta perspectiva. Fue el productor y director de las adaptaciones de las tres novelas —La Comunidad del Anillo (2001), Las dos torres (2002) y El retorno del Rey (2003), escritos por Tolkien entre 1937 y 1949 y que ya habían sido adaptadas para la TV en formato animado. Jackson logró revivir en la cultura mundial esta novela que yacía olvidada, como el anillo en la cueva del Golum. La historia trata sobre un hobbit que recibe, como herencia de su tío, un anillo mágico que perteneció al señor oscuro Sauron. A lo largo de las tres películas ( y libros) los protagonistas afrontan distintas pruebas. En general es una saga del género iniciático que trata temas como el compañerismo, la amistad, el poder corruptor, la codicia y la soberbia. Una trilogía supertaquillera que arrasó con los premios Oscar por sus logros estéticos, cinematográficos y sin duda alguna un pilar de la gran pantalla. A raíz del éxito de esta saga, Jackson se ha involucrado en otros proyectos para adaptar más trabajos de Tolkien, como la saga-spin off The Hobbitt.


Volver al futuro





¿Quién no vio a Michael J. Fox pasar por las calles del futuro sobre una patineta antigravitacional al ritmo de “The Power of Love”? Se trata de todo un ícono de la cultura pop y del cine comercial. Esta trilogía, dirigida por Robert Zemeckis, causó furor en la década de los 80 con su trama original, la que mezclaba viajes en el tiempo, humor, efectos especiales, enredos y mucha acción. A lo largo de las tres entregas la historia se hace más compleja y larga de una manera coherente, lo que le da un carácter de obra macro muy interesante. La historia cuenta cómo Marty McFly, un joven de 17 años de un modesto suburbio de Estados Unidos, realiza viajes temporales en un Delorean convertido en máquina del tiempo por el Doc (Christopher Loyd). En la primera entrega (Back to the Future, 1985) Marty viaja al pasado, a la época en que sus padres se conocieron. En la siguiente (Back to the Future Part II, 1989) visita un hipotético año 2015 en el que la tecnología es muy avanzada antes de volver a su época original. En la última (Back to the Future Part III, 1990) Marty va en busca del Doc, quien al final de la cinta anterior se había quedado atrapado en el año 1885, en pleno apogeo de la cultura del lejano oeste, por lo que la trama futurista se mezcla con un clásico de vaqueros, pistolas y la más trepidante acción. Esta aventura futurista de Zemeckis fue llevada a cabo gracias al apoyo de Steven Spielberg, Bob Gale y Neil Canton, y distribuida a escala mundial por Universal.


El Padrino





“Vienes a mi casa el día de la boda de mi hija y me pides que mate, por dinero”. Esta frase resume todo lo que es la trilogía de El Padrino, basada en la obra homónima del escritor italiano Mario Puzo. Esta trilogía, dirigida en su totalidad por Francis Ford Coppola, es una de las más icónicas en la historia del cine mundial. El Padrino (1972) cuenta la historia de un ya avejentado Vitto Corleone (Marlon Brando), más conocido como “El Padrino”, el jefe mafioso por excelencia. La trilogía lo tiene todo: bodas, sangre, acción, tiros, traición, venganza, planes complejos, problemas familiares, un asesinato en el Vaticano, una cabeza de caballo en una cama y el clásico tiroteo en un restaurante. La forma cronológicamente correta de ver esta trilogía sería empezando por la segunda (The Godfather Part II, 1974), ya que narra cómo Vitto Corleone (Robert De Niro) se convierte en el jefe supremo de las familias de Nueva Yorrk, en el orden del libro de Puzo. Aunque no hay ningún problema en ver la primera parte, luego la segunda y finalizar con la tercera y última (The Godfather Part III, 1990), que cuenta cómo avanza dentro de la sociedad delictiva el hijo del ya fallecido Don Vitto Corleone, Michael (Al Pacino). Aunque el público siempre esperó algo más de la tercer parte, la trilogía es de las más importantes de la historia del cine y una referencia obligada para todo aquel que se precie de disfrutar lo mejor del séptimo arte.

***

Si quieres impresionar a tus amigos con tus conocimientos sobre cine, pasa por aquí.


Referencias: