"Una bella luz interior", la película que te muestra lo que pasa cuando estás ansioso y buscas el amor

Martes, 19 de diciembre de 2017 17:22

|Nayeli Lima

Isabelle es una pintora parisina, quien a pesar de su belleza y éxito no logra encontrar el amor en la ciudad más romántica del mundo

Pasa que tras de una ruptura amorosa o después de mucho tiempo en soltería la incertidumbre se hace presente y la ansiedad empieza a cobrar factura. Terminan en segundo plano los éxitos profesionales, la independencia personal y la belleza exterior. Todo debido a que en la búsqueda del amor, una y otra vez los desaires del ser amado terminan por agudizar la desazón para dejar un vacío aún más grande. Tal vez Un beau soleil intérieur [Claire Denis, 2017], conocida en castellano como Una bella luz interior, no cuente como una de las 10 películas de amor que te harán llorar como nunca, pero sin duda alguna es una mirada más que interesante sobre la soledad, la identidad, las emociones y el sentimiento universal.



No se trata de falta de disponibilidad para el amor. Pareciera que es el destino cruel es quien no permite que el ser amado sea de un modo o de otro y no cumpla con las expectativas propias. Con esto el resultado es el desprecio de alguna de las dos partes. Coincidir en gustos y tiempos es más complicado de lo que parece. En la búsqueda del romance y el deseo, ocurren subidas y bajadas emocionales que llevan a una persona a preguntarse ¿dónde?, ¿cuándo? y ¿cómo encontrar el amor? En Una bella luz interior este y otros temas son abordados desde una perspectiva "francesa", por describirlo de alguna forma.

Isabelle (Juliette Binoche) es una pintora parisina que derrocha una sensualidad natural. Segura de sí misma, independiente y alegre, pasa por una serie de estragos amorosos en los que simplemente no encuentra el orden y las respuestas que satisfagan sus dudas y aclare dónde está su amor. Si bien en algún momento llega a sentir entusiasmo por algún hombre, tarde o temprano termina desairando sus deseos de algo más, incluso en algunos casos mucho antes de que inicie. Esto la lleva a preguntarse una y otra vez sobre lo que quiere y no quiere vivir con alguien en quien pudiera sentir interés, pero lograr que sus deseos e intenciones coincidan con el otro suele ser siempre el problema.



Narrada de forma "desordenada", para mostrar el enredo emocional del personaje principal, la directora Claire Denis muestra algunas posturas clásicas de los desencuentros amorosos en los tiempos actuales: desde el sexo ocasional con y sin arrepentimiento, hasta la sinceridad total entre los involucrados, los cuales no están dispuestos a arriesgar absolutamente nada de su comodidad y confort social o económico para satisfacer las necesidades de Isabelle, quien prácticamente no pide nada, pero se aleja de aquellos que simplemente considera inapropiados para sus necesidades.



A pesar de todo, la directora evita mostrar a una mujer egoísta o desesperada, debido a que la intensión de la historia es enmarcar un periodo específico en la vida de esta pintora. Un momento en el que ella sabe que ya pasó tiempo y el amor que ella busca no llega, que el sexo casual es una simple fantasía cumplida y los sucesos extraordinarios del destino siguen estando a merced de la ansiedad siendo simples paradojas de la búsqueda real de aquella bella luz interior.

Una bella luz interior es una película femenina que no muestra muchas esperanzas para la heroína de esta historia, pero sí logra provocar varias carcajadas para quienes en algún momento se sienten identificadas con las situaciones ventajosas y desventajosas de las mujeres bellas y seguras de sí mismas en una sociedad contemporánea. 

***

Toda cinta propone un punto de inflexión narrativo en la vida o momento más crítico de un personaje. El abogado del mal apunta hacia la delgada línea que separa la maldad y la justicia.

REFERENCIAS:
Nayeli Lima

Nayeli Lima


  COMENTARIOS