Cine

"Victoria", la película que debes ver si te gusta Birdman

Cine "Victoria", la película que debes ver si te gusta Birdman




El 2015 fue un año excepcional para el cine. Directores magistrales como Quentin Tarantino y Alejandro González Iñárritu nos regalaron magníficas obras que serán recordadas por muchos años; algunos no tan conocidos como Lenny Abrahamson y  László Nemes orquestaron joyas como "Room" y "Son of Saul" respectivamente; y no puedo olvidarme del éxito masivo de Star Wars, que volvió a ser una franquicia respetable, luego de caer en desgracia con la trilogía más reciente.

A su vez algunas películas no han recibido el reconocimiento que merecen. Frente a una sobre premiada y sobrevalorada "Mad Max: Fury Road", una cantidad considerable de filmes de calidad han caído en el olvido. Es el caso de "Goodnight Mommy", una excelente cinta de terror y suspenso, que es sin duda superior a otras obras similares de ese mismo año como "It Follows" o "Unfriended". "Ex Machina" también fue vista por muy pocos siendo una de las mejores películas de ciencia ficción de los últimos años.

"Victoria" es la película que nos concierne en este artículo; es difícil encontrarla en alguna lista acerca de las mejores cintas del 2015, pero no hay duda de que lo es.

El director y actor alemán Sebastian Schipper realizó una hazaña tremenda al filmar "Victoria". El filme fue grabado en una sola toma, con un nervioso camarógrafo siguiendo a los actores; un movimiento torpe o un desliz podrían arruinar toda la película; afortunadamente, esto no pasó en las tres veces que capturaron "Victoria" en su totalidad.

Película que debes ver si te gusta Birdman

Trata sobre una española llamada Victoria que emigra a Alemania y se encuentra de fiesta por Berlín. Algo decepcionada con la noche que está teniendo, se deja convencer por un grupo de jóvenes alemanes que la llevan a pasear por sus lugares preferidos de la capital del país europeo.

Todo es felicidad y risas hasta que uno de los miembros del grupo pierde la conciencia en su borrachera; los demás le piden a Victoria con mucha insistencia que los acompañe a realizar un trabajo bastante importante relacionado con el pasado presidiario de uno de sus nuevos amigos. Súbitamente, Victoria se verá atrapada en una situación criminal que no puede controlar y que la forzará a cometer actos de los que nunca se creyó capaz y a arriesgar su vida enfrentándose a situaciones extremas.

La película cuenta con varias escenas de acción que pasarían desapercibidas en muchas películas estadounidenses del género. No puedo ni imaginar el nivel de preparación, coordinación y planeación técnica que los realizadores tuvieron que implementar para hacer realidad su objetivo. Varios grupos de personas tenían que ser organizados por el director y demás miembros del equipo para poder captar las escenas intensas en una sola toma. Estos cineastas no contaban con cortes ni pausas; no podían darse el lujo de cometer un solo error ya que tendrían que comenzar a grabar la cinta desde el principio; con una duración de dos horas y dieciocho minutos, una sola equivocación equivaldría a un completo desastre.

"Victoria"

En el corte final se pueden observar dos errores que los actores y el camarógrafo supieron cubrir para que no se notaran demasiado. Uno de los intérpretes principales se equivoca en una de sus líneas, pero rápidamente se corrige riéndose como si todo fuera parte del guión, su naturalidad es lo que convence.

Otro más grave ocurrió cuando la protagonista manejaba una camioneta acompañada de su nuevo grupo de amigos; al llegar a un cruce, la actriz se confunde y vira en dirección equivocada, casi dejando al descubierto a varios miembros del equipo de filmación, sosteniendo aparatos cinematográficos; en ese instante los actores y director comenzaron a gritar furiosamente para corregir la falla sin dañar la película. Pudieron salvarse de volver a filmar desde el principio porque esta confusión tenía sentido en el contexto del filme, en el cual la protagonista se encontraba bajo mucha presión; los gritos desesperados del director tuvieron que ser eliminados en postproducción para completar la enmienda.


La cinematografía de "Victoria" constituye otro logro importante; tenían que preparar cada escenario con celeridad para que se estuviera bien iluminado de acuerdo a la posición de los actores y la cámara. Si ya es difícil lograr una buena toma con abundancia de tiempo; ir corriendo de locación en locación supervisando el decorado, las actuaciones, las luces, etc., debió ser un trabajo titánico y admirable que terminó dando frutos, proporcionando a la película una estética agradable y atractiva, con varios matices indie.

A pesar de algunos errores insignificantes, lo inverosímil de ciertos hechos y pocas transiciones forzadas, "Victoria" merece la pena por la sobresaliente maestría que se necesitó para convertirla en realidad, su emocionante historia, intenso ritmo y apasionante desarrollo; es fácil describirla como una experiencia diferente y enriquecedora.


Te podría interesar
*
La cinta animada del creador de "Eterno resplandor de una mente sin recuerdos" que todos los adultos deben ver
*
10 películas clave para entender al mejor cineasta del siglo XXI

 

 

 

 


Referencias: