Yo tan Wes Anderson, tú tan Quentin Tarantino
Cine

Yo tan Wes Anderson, tú tan Quentin Tarantino

Avatar of Eduardo Limón

Por: Eduardo Limón

8 de junio, 2016

Cine Yo tan Wes Anderson, tú tan Quentin Tarantino
Avatar of Eduardo Limón

Por: Eduardo Limón

8 de junio, 2016



Anderson y Tarantino no tienen una rivalidad nacida realmente entre ellos; eso se lo deben a sus fans y la intensidad con que son tratados sus trabajos por el ojo público. Tarantino creció en Knoxville, Tennessee, y quizá por ello sus producciones siempre están perfiladas en esos tintes de caluroso sol y una historia no lineal; de dudosa ascendencia cherokee en una mezcla de sangres europeas, este hombre de la cámara encuentra las raíces suficientes para inspirar sus obras en un discurso de identidad, culturas oprimidas y viejos videos de renta. Anderson, por su lado, es un cineasta nacido en Houston que estudió Filosofía y eso puede dar razón de su peculiar manera para abordar determinados temas o sujetos en un relato visual.

peliculas de wes anderson tarantino pulp fiction

“Para Tarantino, la narración se debe a una mixtura entre universos violentos de la occidentalidad y la orientalidad”.


peliculas de wes anderson aquatic life


Ambos creadores, construyendo universos totalmente opuestos y amasando un culto sobrenatural entre los cinéfilos, han desarrollado su propia estética, discurso y firma singular; encuentros y aportaciones que han significado desde el inicio de los tiempos un cielo y un infierno para los directores. En términos binarios y multifactoriales, esto ha provocado una similitud que viaja de un artista a otro gracias a un obvio interés particular por recordar a sus autores y creativos preferidos, su conciencia personal y del pasado, así como de retratar distintas condiciones humanas e históricas.

“En Wes, la música está ligada a una especie de recuerdo distante o a una nostalgia sempiterna”.


peliculas de wes anderson hotel budapest


La discrepancia comienza, entonces, cuando los fans de Quentin y Wes advierten que en esa posibilidad compartida de narrar sucesos incandescentemente subjetivos y conflictuados, yace una perspectiva discrepante que marca las diferencias en el ojo y la práctica de su cine, sus formas. Y es así como resulta necesario para, en efecto, reconocer sus disimilitudes sin convertirlas en un burdo antagonismo, que a continuación se nombren esos elementos que anuncian la disonancia mutua de un trabajo cinematográfico que si bien transita hacia un mismo fin, se rompe en el vehículo que cada director estructura.





Anderson, por ejemplo, se enfoca en narraciones de color pastel, mientras que Tarantino se obsesiona en los desarrollos destructivos.

peliculas de wes anderson moonrise kingdom


El color para Wes es central y cauteloso. Para Tarantino estos se funden tan accidentadamente como sus conflictos.

peliculas de wes anderson pulp fiction


El humor de Quentin raya en la ironía y el nihilismo; el de Anderson juega constantemente con lo emocional.

peliculas de wes anderson rushmore


Cada personaje de Tarantino descubre las profundidades del hombre mediante los actos más distópicos posibles; en Wes, estos exploran las profundidades como un acto reflexivo de lo vivido.

peliculas de wes anderson jackie brown


Para Anderson, las historias se traman gracias a escenarios fantásticos o planteamientos introspectivos.

peliculas de wes anderson vida acuatca


Para Tarantino, la narración se debe a una mixtura entre universos violentos de la occidentalidad y la orientalidad.

peliculas de wes anderson uma thurman


El acompañamiento sonoro de Quentin se caracteriza por una precipitación visceral y en extremo brutal.


En Wes, la música está ligada a una especie de recuerdo distante o a una nostalgia sempiterna.


Las referencias directas en uno y otro van de la new wave francesa a la Serie B; la primera fuente para Anderson, la segunda para Tarantino.

peliculas de wes anderson ralph



En un sentido más técnico y de estilo, las tomas usuales de Wes son en picada y de Quentin en contrapicada.

peliculas de wes anderson reservoir dogs



Catalogar o coronar específicamente a alguno de estos directores por encima del otro devendría en una contraposición completamente superflua; si bien es cierto que sus engarces guardan una peculiar identidad compartida gracias a sus similares quiebres, cada cineasta ha generado un lenguaje sumamente propio e intransferible. Retomando las palabras de Wes Anderson en alguna entrevista, este creador busca realizar cintas que sean personales pero interesantes para la audiencia, colocando siempre su estilo por encima de la sustancia; y allí, también podemos encontrar el espíritu de Quentin Tarantino.

Para seguir conociendo puntos de inflexión filosófica y cinematográfica, visita el artículo 10 películas inspiradas en la filosofía de HeideggerO si prefieres continuar con una lectura de estos reconocidos directores, lee los Consejos de Quentin Tarantino para hacer cine y unas cuantas Frases de Moonrise Kingdom para huir con el amor.







Referencias: