Comida

10 alternativas saludables a tus comidas favoritas

Comida 10 alternativas saludables a tus comidas favoritas

Tenemos para ti 10 alternativas saludables a tus comidas favoritas; ricas, fáciles y nutritivas.


Llevar un estilo de vida saludable puede ser muy difícil si estamos acostumbrados a la comida chatarra, y más porque está comprobado que pueden causar adicción. Cuando nuestro organismo se ha hecho dependiente de sustancias como las grasas y el azúcar, cambiar de hábitos parece un objetivo difícil de alcanzar, pero no imposible. Cometemos el error de querer hacer una dieta radical que consiste solamente de ensaladas y esto termina por causarnos una especie de síndrome de abstinencia alimentaria, que sucede cuando quitamos de tajo ciertos alimentos de nuestra dieta. Esto puede provocar que nuestro cuerpo necesite de las sustancias que erradicamos de nuestro plan alimenticio y además, al privarlo de ellas, entra en estado de emergencia, aprovechando todos los nutrientes, grasas y carbohidratos de lo que sea que comamos, recuperando rápidamente los kilos perdidos o incluso más.


Es por eso que cualquier cambio en nuestra alimentación debe ser moderado y paulatino. Una buena idea para hacerlo es sustituir ingredientes en nuestras recetas preferidas. Comer saludable no significa que los platillos tengan que ser aburridos e insípidos; tenemos para ti 10 alternativas saludables, ricas, fáciles y nutritivas a tus comidas favoritas.



Portobello pizza

(en lugar de pizza tradicional)


portobello


Precalienta el horno a 180° C. En una sartén, vierte un poco de aceite de oliva y agrega cebolla y ajo picado. Cocina hasta que estén dorados. Agrega jitomate picado y sazona con sal, pimienta y jugo de limón. Retira el interior del hongo y rellena con la salsa, espolvorea con queso mozzarella o el de tu preferencia y hornea hasta que gratine.



Papas dulces de camote

(en lugar de papas a la francesa)


sweet potato fries


Precalienta el horno a 180 ° C. Lava y pela los camotes. Rebánalos y colócalos en una charola previamente engrasada para hornear. Baña los camotes con un poco de aceite de oliva y espolvorea con orégano, sal y pimienta. Hornea hasta que ablanden.



Chips de berenjena

(en lugar de papas fritas)


eggplant chips


Precalienta el horno a 180° C. Rebana las berenjenas y colócalas sobre una charola para hornear engrasada. Rocíalas con un poco de aceite de oliva y espolvorea una pizca de sal y romero encima de ellas. Hornea hasta que las berenjenas estén blandas. Puedes agregar queso panela para que se gratinen, y si lo prefieres, utiliza camote o calabaza en lugar de las berenjenas.



Quinoa

(en lugar de arroz)


quinoa


La quinoa es una buena alternativa al arroz, es muy nutritiva y casi no tiene carbohidratos, es rica en proteínas y de fácil digestión. Debes enjuagar y cocer la quinoa como lo harías con el arroz, utilizando tres partes de agua por una de granos, o puedes tostarlos un poco antes de hervir. Añade los vegetales de tu preferencia mientras se cuece y puedes sazonar con caldo de pollo, de verduras o jengibre. Aprende más recetas con quinoa aquí.



Hamburguesa de Portobello

(en lugar de hamburguesa tradicional)


portobello burger


Lava los hongos, sécalos y saca el relleno. Puedes sofreírlos o asarlos antes de rellenar y sazona con sal y pimienta. Rellena con carne, pollo o falafel y acompaña con queso panela, aguacate, jitomate y cebolla.



Palomitas de maíz

(en lugar de palomitas de microondas)


palomitas


Las palomitas de maíz reventadas con aire son el refrigerio perfecto por su bajo contenido calórico, ya que las de microondas tienen ácidos grasos trans que contribuyen al incremento del colesterol malo. Para prepararlas necesitas una palomera de aire caliente, es una buena inversión que a la larga te traerá beneficios. 



Infusión de frutas

(en lugar de gaseosa o refresco)


infusión


Sólo necesitas agua mineral y la fruta de tu preferencia. En un vaso, coloca la fruta en trozos, añade una hierba aromática como menta o hierbabuena y una especia, puede ser canela, jengibre o pimienta. Vierte el agua mineral y deja reposar por unos minutos. Sirve con hielo.



Sorbete de yogurt con plátano

(en lugar de helado)


helado


Congela algunos plátanos durante algunas horas. Una vez congelados, licúa hasta que adquieran una textura cremosa. Agrega yogurt natural bajo en grasa a tu gusto, vuelve a licuar y sirve.



Cereal de granos enteros

(en lugar de cereal de caja)


cereal


Los cereales industrializados tienen grandes cantidades de azúcar y no son para nada nutritivos. Prefiere hacer tu propia mezcla con granos enteros como avena y combina con amaranto, granola, chía, nueces y almendras. Endulza con miel de abeja y añade tu fruta favorita.



Frozen yogurt dipped berries

(en lugar de chocolates y golosinas)


dipped berries


Puedes usar moras azules, zarzamoras, frambuesas, fresas o uvas. Sumerge una por una en un tazón con yogur natural bajo en grasa, colócalas en un recipiente y llévalas al congelador. 



***


Te puede interesar:


20 recetas rápidas y fáciles de preparar para los que viven solos


Consejos para lograr comer más saludable





Referencias: