Comida

11 pasos para lograr el desayuno perfecto

Comida 11 pasos para lograr el desayuno perfecto


El desayuno es la comida más importante del día, es el primer alimento con el que rompes el ayuno de la noche y la fuente de energía que le brindas a tu cuerpo para comenzar tu rutina. El cuerpo tiene ciclos naturales, lo que suele llamarse el “reloj biológico” con el cual funciona aunque la mayoría de nosotros lo desconozcamos u omitamos. Si lo tomáramos en cuenta no necesitaríamos “dietas” y para nuestro cuerpo sería más sencillo asimilar los alimentos, a pesar de nuestro ritmo de vida, pero es importante darle el peso suficiente a la comida más importante del día. 

Según el proceso que lleva nuestro organismos, los alimentos en la primera mitad del día deben ser ligeros y cumplir con ciertas características que te hagan sentir revitalizado para comenzar tus actividades y por la noche irte a la cama sin agotamiento o con la necesidad de devorar un gran banquete, que seguro te hará dormir indigesto. Para ello, te compartimos algunos consejos para que ese desayuno perfecto no te haga pasar hambre ni sentirte aletargado.

Desayuno alcalino

desayuno perfecto-te

Evita todo ácido porque tu estómago ha estado vacío por varias horas. No comas irritantes como cítricos, azúcar o cafeína, mejor elige una manzana, cereal y yogurt. Además, el agua tibia con limón puede estabilizar tu organismo y piensa que un té y un libro, son quizá la mejor combinación para comenzar el día. .

No al dulce con sal

desayuno perfecto-fruit

Evita mezclar lo dulce con lo salado. Al inicio del día puedes comenzar con una fruta y espera al menos 30 minutos para comer otra cosa, tiempo en que digieres la fruta y le das tiempo a tu organismo para arrancar la digestión. No mezcles un jugo con un sándwich o la fruta ni comas un par de huevos después pues la fruta puede causarte inflamación al pasar más tiempo del requerido en tu estómago. Nada mejor que empezar el día ligero.

Come carbohidratos

desayuno perfecto-bread

Procura que la ingesta de carbohidratos se a por la mañana, porque te brindará energía, pero evita el azúcar, ya que además de ser dañina para tu salud, te causará un bajón de energía cuando pase su efecto. Un pan integral, fruta, avena, quinoa o amaranto, son excelente fuente de carbohidratos de calidad.

Agrega una fuente de grasa y una de proteína

desayuno perfecto-protein

La sensación de saciedad que te brindan las grasas y la proteína son necesarias, sin embargo por la mañana no debes abusar de ellas a riesgo de sentirte aletargado, debido a que las carnes requieren más energía para la digestión. Es mejor pensar en algunos frutos secos que puedas agregar al cereal, la leche o el yogurt,un poco de mantequilla de coco en el pan. También el aceite de oliva en una ensalada, una legumbre como lentejas o germinado de soya como fuente de proteína, son suficientes para que tengas energía matutina.

Come alimentos de calidad

desayuno perfecto-calidad

Ingiere alimentos de temporada que te darán los nutrientes necesarios para estar sano, como cítricos para invierno y alimentos de preferencia integrales, bajos en grasas saturadas. Evita desayunar cosas fritas o huevos todos los días, piensa que 4 piezas a la semana es lo indicado para mantener tu colesterol en los niveles correctos. Piensa que los cereales integrales son mejor que harinas refinadas, frutos secos mejor que frituras, alimentos magros, verduras o miel en vez de azúcar.

No es necesario sentirte muy “lleno”

desayuno perfecto-desayuno

La sensación de saciedad puede confundirse con estar lleno, pero lo peor que puedes hacer por la mañana es comer abundantemente y mezclar todo tipo de alimentos. Un desayuno frugal te dará más energía que un desayuno excesivo.


Hidrátate correctamente

desayuno perfecto-agua

Durante la mañana no olvides tomar la suficiente agua, a la cual puedes añadirle hierbabuena o tomarla en forma de té frío, pero sin azúcar. Si además bebes café, debes considerar que esta bebida es deshidratante y que será bueno ingerir al menos litro y medio de agua al día, mismo que debes repartir a lo largo de todo tu día para facilitar tu digestión, así como la memoria y concentración, pues el 90% de nuestro cerebro es agua.

Evita los lácteos

desayuno perfecto-almond

Ahora hay muchas alternativas a los lácteos como la leche de soya o la almendra. Incluso existen otras fuentes de calcio más potentes como la chía. La intolerancia a la lactosa de muchas personas es una reacción natural del cuerpo que nos indica que después del crecimiento ya no es necesaria la leche. El cuerpo humano ya no necesita de los lácteos a cierta edad, de ser posible elimínalos de tu dieta y sustitúyelos por otra opción.

Date tiempo para desayunar

desayuno perfecto-tiempo

La atención que pongas a esta hora del día para ingerir tus alimentos es necesaria para que digieras mejor. Recuerda que empezamos a digerir desde que salivamos, pues en la saliva se encuentran las enzimas que descomponen los alimentos y ayudan a procesarlos en el estómago. Disfrutar tu comida te hace salivar y esto ayudará a una mejor nutrición.

Mastica el tiempo suficiente

desayuno perfecto-eating

Al masticar no sólo trituramos la comida para su mejor aprovechamiento, también oxigenamos el cerebro. La saliva regula el PH de los alimentos, contrarrestando su acidez o alcalinidad. Si masticas bien, tu estómago agradecerá que la comida pueda procesarse sin dificultad.

Toma una colación antes de la comida

desayuno perfecto-higo

Un refrigerio al mediodía te aliviará el hambre que puedas sentir además de ayudarte a mantener el nivel de sangre y consolará el que no hayas ingerido un desayuno abundante. Una manzana, frutos secos o algún vegetal crudo ayudará a saciar el hambre. Es mejor hacer 5 comidas ligeras al día que 3 o dos muy pesadas pues evitará picos de elevación del azúcar en la sangre.

*

Te puede interesar:

Lunchs que puedes preparar en 10 minutos para llevar a la oficina

10 desayunos que puedes preparar en menos de 10 minutos

10 mejores lugares para desayunar en D.F.


Referencias: