PUBLICIDAD

COMIDA

Cacao: recuperando la planta madre del chocolate en México

Desde lo más profundo del corazón de la tierra mexicana y su cultura, crece una de las plantas más emblemáticas en todo el mundo: el cacao. Derivado de la palabra náhuatl cacahoatl, el cacao hace referencia al jugo amargo que hoy endulza el paladar de muchos y que, en algún momento, fue denominado como Theobroma cacao; el alimento de los dioses.

Más que una planta, el cacao es uno de los símbolos más valiosos que perdura en las raíces de México y sus cultivos. Como signo de abundancia en tiempos antiguos, como moneda de intercambio desde hace más de 2,000 años y como poderosa fuente de alimento en la actualidad, ha sido primordial garantizar su existencia en los campos mexicanos y el resto del mundo.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

¿Qué hace tan especial al cacao?

Además de ser un alimento considerado como ancestral, la planta de cacao en esencia es todo un regalo de la naturaleza. Este se obtiene principalmente de las semillas que nacen de las vainas de cada árbol de cacao. Las vainas, a su vez, provienen de una flor de apariencia salvaje que se unen directamente al tronco del árbol.

Sin embargo, tanto el cacao como el chocolate no se obtiene directamente de las semillas en las vainas. En todo caso, se le denomina cacao al polvo que surge después de moler las nueces de cacao y el chocolate nace mucho después gracias a la mezcla de diversos ingredientes.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Aunque distintos en procesos, tanto el polvo como el chocolate comparten el alimento base: el cacao. Como tal, el cacao crudo tiene una alta concentración de antioxidantes, es rico en magnesio, flavonoides y otros tantos minerales que son de gran impulso para el organismo.

Conservando el pasado y el futuro del cacao mexicano

Para el cacao sobrevivir al paso del tiempo no ha sido sencillo, especialmente en la zona sur del país mexicano. Para los agricultores en Chiapas, el 2007 fue un año devastador, pues una plaga de Moniliasis afectó gravemente la producción generando pérdidas de hasta un 90%.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Dichas pérdidas se traducen en menos ganancias para los agricultores, menos presencia en el mercado y por supuesto, el riesgo de la pérdida total del cacao en un estado clave.

En este sentido, Hershey´s México junto con ECOM Cocoa y Cacao México decidieron impulsar un proyecto que ya lleva más de 10 años funcionando con el único objetivo de garantizar el desarrollo de los cultivos de cacao en el país de manera sostenible para todos y mantener vivo este alimento ancestral.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

“En estos 10 años tuvimos la oportunidad de trabajar la plantación que en su momento fue abatida por la enfermedad Moniliasis. El Proyecto Cacao Hershey’s ha sido muy importante para nosotros por el apoyo técnico que nos ha dado, haciendo una diferencia en nuestro cultivo pues ahora tenemos mayor producción y rentabilidad.” Comentó la Sra. Evelia, productora de cacao en el municipio de villa Comaltitlán del Estado de Chiapas y beneficiara del Proyecto Cacao Hershey’s.

A través del Proyecto Cacao Hershey´s México se ha logrado la regeneración de más de 500 hectáreas de cultivo, además de contar con más de 500 mil plantas de cacao resistentes a la moniliasis y aplicando mejoras prácticas agrícolas. Al mismo tiempo que se garantiza la prosperidad de las comunidades, las necesidades de los cultivos y se empodera a las juventudes para mantener las tradiciones que han marcado el nacimiento de toda una civilización.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Gracias a estos resultados, Hershey México, ECOM Cacao y Fundación Cacao México anunciaron la renovación del contrato que extenderá el Proyecto Cacao Hershey’s por tres años más. Esta renovación implica seguir cultivando una conexión con el cacao no solamente desde la venta en el mercado, sino desde la raíz de su producción.

Es a través de las semillas de cacao, del campo y su gente que podemos determinar que las raíces de México siguen con vida. Una planta que fue por primera vez cultivada hace 2,500 años sigue considerándose el tesoro más valioso de esta tierra. Eso es el cacao, es México y sus raíces.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD