Tlapique y Michmole: la comida tradicional mexicana que debes probar porque te cambiará la vida

Miércoles, 22 de noviembre de 2017 12:44

|Cultura Colectiva


La comida mexicana tiene sus raíces en el mestizaje de la cocina prehispánica y la española. Los ingredientes mutaron y los sabores explotaron en texturas y tonos exquisitos. Esa mezcla dio como resultado el mole, los chiles en nogada, el pozole, entre otros platillos que se adaptaron y evolucionaron para darnos los sabores más típicos de nuestro país.


Por ello es que el tlapique y el michmole —o michimole— son comidas que resultaron del estrecho vínculo de los Xochimilcas con el lago de Chalco-Xochimilco, lugar donde nuestras abuelas y madres encontraron los elementos necesarios para que a base de observación y tras un largo proceso de acumulación de conocimiento, de ensayo-error, de imaginación y de creatividad, combinaran los ingredientes adecuados para crear verdaderas delicias culinarias.


Ambos son platillos tradicionales de la cocina lacustre del centro de México y comparten los mismos ingredientes: pescado, tomates, chile de árbol, epazote y cebolla; sin embargo, la forma de prepararse son distintas y, por tanto, su sabor y apariencia cambian.




El michtlapique o envoltorio de pescado, se prepara con pescado blanco, nopales, tomate, cebolla, venas de chile y epazote; se envuelve en hojas de maíz totomoxtle, se sujeta firmemente con tiras hechas de la misma hoja de maíz y se ponen a asar en comal hasta que se cocine. En cambio, el michmole de michin, pescado y molli guisado, es un guisado caldoso hecho con tomate y chile molido, sazonado con cebolla y epazote a los que se les agrega pescado y nopalitos cocidos para que se guisen a fuego lento.


Ambos platillos y como sus voces nahuas lo indican, se preparaban originalmente con pescado –sobre todo carpas—; sin embargo, dada la variedad de especies acuáticas que existían en el lago también se preparaban con acociles, almejas, ranas y ajolotes. Tras la llegada de los españoles se introdujeron nuevos elementos a estas recetas y hoy se preparan sazonados con manteca y se agregan menudencias de pollo en vez de pescado. Estos platillos elaborados con pescado se hacían, sobre todo, en época de Cuaresma y junto con el tornachile y el chile chicuarote —endémico de Xochimilco— engalanaban la mesa de los Xochimilcas durante semana santa.



Así que por esta razón, te compartimos la receta de este platillo:


Tlapique

Ingredientes (para 6 porciones)


Pescado blanco (en trozo o en filete) 1kg

Tomate verde 1kg

Nopales tiernos 1 kg

Cebolla de cambray 500 g

Epazote 100 g

Venas de chille al gusto

Sal de grano al gusto

Hojas de maíz totomoxtle (dos manojos grandes)


Preparación


Las hojas de maíz se ponen a remojar para que al hidratarse se flexibilicen y puedan ser maleables. La verdura se corta en trozos pequeños, se colocan en un recipiente, se agrega epazote y sal al gusto de quien lo prepara; luego todo se mezcla para que se integren los ingredientes. Una vez que se tienen todo listo se coloca un trozo o filete de pescado en las hojas de maíz, se agregan las verduras y las venas de chile al gusto. Se colocan hojas de maíz encima y se hace un envoltorio como tamal, se amarra con tiras hechas con hojas de maíz para que quede firme y se logre un tamal de gran tamaño.


Éste se pone a cocer en un comal hasta que todas las partes de la hoja de maíz se quemen; aunque el tamal sólo debe de ser volteado una vez. Para garantizar que el tlapique ya está, se levanta y si ya no escurre agua está listo. El tiempo aproximado de cocción para cada tamal es de 30 minutos.



Si te dieron ganas de probar este platillo, te invitamos a que asistas al primer Ciclo de Cine Ruta de la Amistad del 23 al 26 de noviembre, donde podrás encontrar la cocina tradicional de Xochimilco y lograr la prevalencia de nuestras costumbres y nuestras recetas originales, pues el Centro Cultural Jardín Hacienda los Ángeles con cafetería Chantico generan cadenas productivas con pequeños productores hortícolas de la chinampería y de la montaña de Xochimilco, para estimular el consumo local y, por ende, a la actividad agrícola en la zona de humedales y de la montaña de Xochimilco.



**


Estas son las 5 películas que muestran las relaciones y los absurdos conflictos entre personas de razas distintas, y que podrás hallar en el ciclo de cine.


Cultura Colectiva

Cultura Colectiva


  COMENTARIOS