La dieta que necesitas hacer para tener el abdomen perfecto

Martes, 21 de noviembre de 2017 13:17

|Diana Garrido

Si comes desesperadamente, masticas rápido y de manera equivocada, tu bocados son grandes y no los mueles bien. Esto hace que entre bocado y bocado deglutas aire que aunado con la velocidad y los enormes trozos dentro de tu garganta te causen inflamación estomacal.


Cada día tienes más prisas. Conforme va pasando la semana, el estrés aumenta y por consiguiente, necesitas apresurar tus actividades. La hora de la comida no es la excepción y mientras que el lunes disfrutas de una hora de comida, el jueves calculas cerca de 15 minutos exageradamente para terminar con los alimentos que a decir verdad, no se te antojan demasiado. Mientras comes desesperadamente —cabe señalar— masticas rápido y de manera equivocada, por lo que los bocados de comida son grandes y no los mueles bien, de hecho, tragas trozos grandes de alimento y muy rápido. Esto hace que entre bocado y bocado deglutas aire que aunado con la velocidad y los enormes trozos dentro de tu garganta te causen inflamación estomacal.



Con esto, sólo causarás que tu estómago se llene de aire y al terminar tu rápida comida, te sentirás mucho más lleno e incómodo. Hay quien, incluso, acude al baño con la intención de liberar su malestar; no obstante, la digestión no está bien realizada aún, sólo se han creado gases estomacales que con el tiempo se van adhiriendo al estómago, convirtiéndose en grasa y por lo consiguiente, en peso.


La rapidez y mala masticación de los alimentos son unas de las principales causas de la inflamación abdominal, misma que no te permite usar tus vestidos favoritos, caminar con seguridad y sentarte sin tener que ocultar la pancita con las manos o alguna prenda grande.


El tiempo no puede detenerse, pero siempre hay formas de prevenir lo que después puede causarnos una verdadera molestia. Así que para evitar la inflamación abdominal, no necesitas ejercicio extremo ni una dieta rigurosa, sólo modificar tus hábitos alimenticios. Esto te permitirá ser una persona mucho más liviana físicamente; para ello, puedes seguir algunos pasos que te ayudarán a aliviar el malestar que provoca la inflamación estomacal y te sentirás mucho mejor contigo.



-

Lunes


Desayuno:


  • Té de menta con leche
  • 2 rebanadas de pan tostado como queso descremado


Almuerzo:


  • Papaya con granola
  • Un vaso de agua


Comida:


  • 1 taza de caldo de verduras
  • 1 pechuga de pollo asada
  • Puré de calabaza
  • 1 pera asada (de preferencia)
  • Agua


Cena:


  • 1 taza de de caldo de verduras
  • 1 taza de arroz
  • 1 manzana asada
  • Agua



-

Martes


Desayuno:


  • 1 taza de yogurt descremado con cereales
  • Té de menta con leche


Almuerzo:


  • 1 manzana hervida
  • 1 vaso de agua


Comida:


  • 1 taza de caldo de verduras
  • Verduras cocidas con trozos de carne
  • 1 gelatina
  • Agua


Cena:


  • 1 taza de caldo de verduras
  • 1 porción del tamaño de la palma de la mano de carne de ternera, asada sin aceite, de preferencia
  • 3 zanahorias rayadas
  • Agua



-

Miércoles


Desayuno:


  • Licuado de manzana
  • 1 rebanada de pan con queso


Almuerzo:


  • 1 pera asada
  • 1 vaso de agua


Comida:


  • 1 taza de caldo de verduras
  • Puré de zanahoria
  • 1 manzana asada
  • Agua


Cena:


  • 1 taza de caldo de verduras
  • 1 pechuga asada
  • Espinaca
  • 1 gelatina
  • Agua



-

Jueves


Desayuno:


  • Té de manzanilla con leche
  • 2 huevos revueltos
  • Agua


Almuerzo:


  • 1 manzana cocida
  • 1 vaso de agua


Comida:


  • 1 taza de caldo de verduras
  • Calabazas y berros con carne de ternera
  • 1 pera asada
  • Agua


Cena:


  • 1 taza de caldo de verduras
  • Tallarines sin crema ni queso
  • 1 gelatina
  • Agua



-

Viernes


Desayuno:


  • 1 vaso de yogur descremado
  • 2 rebanadas de pan con mermelada


Almuerzo:


  • 1 rebanada de pan con mermelada
  • 1 vaso de agua


Comida:


  • 1 taza de caldo de verduras
  • 1 porción de pescado con verduras frías como pepinos o zanahorias
  • 1 gelatina
  • Agua


Cena:


  • 1 taza de caldo de verduras
  • 1 porción de pescado sin verduras
  • 1 pera asada
  • Agua



-

Sábado


Desayuno:


  • 1 vaso de jugo de zanahoria y apio
  • 1 pan tostado con queso
  • 1 manzana cocida


Almuerzo:


  • 1 manzana cruda
  • 1 vaso de agua


Comida:


  • 1 taza de caldo de verduras casero
  • Carne de ternera a la plancha
  • Puré de zanahorias
  • Algunas papitas fritas con poco aceite
  • 1 manzana al horno
  • Agua mineral


Cena:


  • 1 taza de caldo de verduras
  • 1 porción de carne del tamaño de la palma de la mano
  • 1 gelatina
  • Agua



-

Domingo


Desayuno:


  • Yogurt bebible sin azúcar
  • 1 manzana asada


Almuerzo:


  • 1 manzana asada
  • 1 vaso de agua


Comida:


  • 1 taza de caldo de verduras
  • 1 taza de arroz
  • 1 manzana asada
  • Agua


Cena:


  • 1 taza de caldo de verduras
  • Puré de calabaza o manzana
  • 1 pera asada
  • Agua



-


La razón por la que el caldo de verduras es casi obligatorio en cada comida, es porque puedes comer alimentos sólidos y combinarlo con un líquido que te da las proteínas y nutrientes necesarios. Lo ideal es que mantengas la dieta por tres semanas y luego, descansar por una semana. Esto no significa que rompas la línea que has estado llevando, basta con no comer demasiada grasa y seguir consumiendo agua.


No sólo la rapidez con la que vivimos en la actualidad es causa de malestares estomacales, también los alimentos procesados, que por practicidad, consumes diariamente. El exceso de azúcar y sodio en ellos provoca que tu estómago se inflame, por ello, hay que considerar los alimentos que tengan menos de 500 g de sodio o que sean completamente libres de ello. Así puedes evitar enfermedades y otros padecimientos como estreñimiento. Consume grandes cantidades de agua y no dejes que el sedentarismo te opaque, camina al menos 30 minutos y procura no estar sentado todo el tiempo.


**


Puedes agregar el mijo a tu dieta y dejar de sentirte tan inflamado todo el día y realiza algunos ejercicios de respiración sin necesidad de ir al gym.

Diana Garrido

Diana Garrido


Articulista
  COMENTARIOS