3 deliciosas formas de maridar el vino sin ser pretencioso

3 deliciosas formas de maridar el vino sin ser pretencioso

Por: Regina Montes de Oca -


En el mundo antiguo, los dioses del vino como Dionisio, Methe y Baco eran venerados a través de sagrados y místicos ritos que consistían en un complejo ritual de... emborracharse hasta no soportarlo más. Sí, usualmente los rituales partían de pretextos como juzgar las comedias escritas por los jóvenes estudiantes, reconectarse con el espíritu de la feminidad o agradecer por otra buena cosecha, pero, en realidad, de lo único que se trataba era de pasarlo bien. La mayoría de estos dioses además de supervisar la cosecha y consumo del vino, estaban asociados con la libertad, la locura y el separarse del yo para convertirse en un todo con la comunidad del bacanal.


Desafortunadamente, en algún momento el consumo del vino se convirtió en una actividad de gente elegante, con pelucas de rizos blancos y zapatillas más decoradas que el pastel de una niña de seis años. Desde entonces, cuando nos invitan a tomar vino asumimos que vamos a tener que arreglarnos, sentarnos en una mesa de manteles largos y canapés diminutos donde probablemente lo único que encontremos para comer sea vino. Pero no tiene por qué ser así, el vino puede tomarse donde sea y como sea. Intenta en una taza, vaso o, ¿por qué no?, en una fiesta en la playa. El vino es para disfrutarse, no para seguir estándares. Así es Dark Horse. Los vinos de Dark Horse están aquí para devolverle al vino su esencia de libertad y despreocupación, para romper con los estereotipos y recuperar la diversión y el placer. 


3 deliciosas formas de maridar el vino sin ser pretencioso 1


Para Dark Horse no existe un maridaje estandarizado, dejemos de lado el queso y los cortes finos y probemos otras maneras más divertidas de disfrutar el vino y expandir su sabor, con espontaneidad y sin pretensiones:


-


1.Tinto para una carne asada


El Cabernet Sauvignon, Merlot y otras variedades que no nos queremos molestar en aprender a pronunciar son vinos mucho más sencillos y accesibles de lo que suenan. Nada como estar al aire libre con tus amigos, un asador y vino para relajarte, comer hasta estar completamente satisfechos y luego servirte un poco más. El vino tinto es el balance perfecto entre intensidad y tranquilidad. Con frecuencia relegado por no ser tan refinado, encajará sin problemas en un ambiente que se atreve a ser auténtico.


3 deliciosas formas de maridar el vino sin ser pretencioso 2


-


2. Vino blanco para días de frío


Una cobija, la noche y un vino blanco para disfrutar tu tarde sola. Es difícil mejorar la experiencia de estar en tu cama descansando cuando ya en sí es perfecta, pero negarse a un vino blanco, ligero y fresco sería imposible. La acidez de las uvas verdes con las que se hace el vino blanco tipo sauvignon es ideal para los ambientes más tranquilos, además su textura evoca todas las frutas tropicales que te puedas imaginar en cada trago. Olvídate de la idea de que el vino es seco y siempre debe estar acompañado de alimentos.


3 deliciosas formas de maridar el vino sin ser pretencioso 3


-


3.Merlot para un partido de futbol


Manteles largos, eventos formales vestimenta con corbata y zapatos altos. Nos han querido convencer de que no se puede tomar vino en ningún otro momento y que además, mezclarlo con alimentos que no podrían obtener el título de gourmet es un pecado. Olvida todo eso, no hay nada mejor que disfrutar de un buen Merlot durante un partido de futbol, con todo y los nachos, palomitas y hasta el guacamole. No se trata de cambiar quién eres ni lo que te gusta para saborearlo. El contraste entre la intensidad frutal del merlot con la sal de las botanas se convertirá en tu combinación favorita.


3 deliciosas formas de maridar el vino sin ser pretencioso 4


-

Hay muchas formas de tomar vino, pero la mejor es la que te haga disfrutarlo como debe ser, o sea, como se te antoje. El nuevo Dark Horse deja atrás las antiguas formalidades, desafía estereotipos y revoluciona todo lo que creías conocer del vino, ¿te atreves a probarlo?

Referencias: