PUBLICIDAD

COMIDA

¿Cómo quitar los rayones de una estufa de acero con menos de $30 pesos en 3 pasos?

¿Dañaste tu estufa? Con este truco te enseñamos a cómo quitar esos molestos arañazos de una vez por todas

Al terminar de limpiar tu cocina –especialmente tu estufa- todo está en orden hasta que ves un rayón y te das cuenta que dañaste la superficie. 'Que no cunda el pánico' porque aquí está la solución para saber cómo quitar rayones a una estufa de acero con bicarbonato de sodio.

Se trata de una solución económica y fácil pues después de haber tallado la estufa te das cuenta que la dañaste con rayones que la hacen lucir vieja, opaca y descuidada. Es momento de devolverle la vida a tu estufa y bajar la intensidad a esos rayones con productos que todos tenemos a nuestro alcance. Lo mejor es que este truco lo puedes aplicar para más cosas como el fregadero o los cubiertos de acero inoxidable.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

El acero es duro y resistente, el cromo que ayuda a protegerlo del óxido también hace que éste sea un poco más duro de lo normal. Muchos de los electrodomésticos que usamos están hechos de este material; sin embargo, aunque sea duro, no se salva de los famosos rayones, eliminarlos se convierte en una tarea difícil.

¿Cómo quitar rayones a la estufa?

Muchas estufas suelen rayarse con facilidad cuando intentamos limpiar comida pegada y con el uso diario es inevitable que sufran daños. Afortunadamente es fácil de arreglarlo mediante una técnica infalible.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Para este gran truco lo que vamos a necesitar es lo siguiente:

  • Una esponja
  • Jabón suave para trastes
  • Agua
  • Vinagre
  • Bicarbonato de sodio
  • Jugo de limón
  • Un trapo limpio
  • Procedimiento para quitar rayones de la estufa

  • Para empezar, tenemos que limpiar todos los residuos de comida o basurita que encontremos en la estufa, posteriormente con una esponja y un poco de jabón suave con agua, da la primera limpiada. Retira todo con un paño húmedo.
  • Después mezcla una taza de vinagre blanco con dos tazas de agua, humedece un trapo con la mezcla y pasa por la superficie de la estufa, dejándolo así por 5 minutos. Luego del tiempo transcurrido exprime bien el trapo y pásalo de nuevo para quitar el exceso.
  • Haz una mezcla de bicarbonato y jugo de limón para después con la ayuda de un trapo pulir la superficie de acero inoxidable. Seca con un paño limpio y suave toda la estufa y ¡listo! ya quedó. 
  • PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

    Nota: Si quieres dar un extra de brillo, seca muy bien la estufa y esparce un poco de harina o maicena sobre la superficie y vuelve a pulir con un trapo bien seco retirando todos los residuos.

    Podría interesarte
    Etiquetas:hackscocina
    PUBLICIDAD
    PUBLICIDAD