Consejos para hacer una cena romántica en casa

10 consideraciones para que tu cena en pareja no se convierta en una salida por pizza de emergencia.



Nada más importante para el romance o el afecto que el lujo y la sofisticación.

 

Elementos que resultan imprescindibles para hablar de intimidad, preocupación por el otro y cuidados precisos hacia los demás. Y por lujo o sofisticación no nos referimos a productos costosos, sino a detalles llenos de personalidad, delicadeza e identidad; ni somos unos hiperconsumistas ni estamos promoviendo el despilfarro económico en nombre del amor. No hay correlación en ello y no podemos basar el afecto en la economía. Sin embargo, ¿cómo dar solución a un evento importante en pareja? Esmerándonos en un evento repleto de celados fragmentos que conjugan inversión –en cualquier aspecto– y deleite.


 

Recordemos a la Sra. Dalloway de Virginia Woolf preparando su fiesta de cumpleaños. ¿Por qué ella sola organizaba su festejo? ¿Por qué decidía muy temprano esa mañana que ella misma compraría las flores? Simple. Una persona consciente de la importancia que tienen los detalles al arreglar una cena o reunión –sobre todo si es para alguien especial o un ser sumamente querido–, siempre reconoce la quintaesencia nocturna del esplendor gastronómico, la delicadeza de los ornamentos y la suave seducción de los aromas vinícolas. En todo momento, es invariablemente sensata en cuanto a lo impresionante que debe ser una celebración en tono romántico o amoroso.

 

Entonces, si alguien tan sensato de la satisfacción en una importante cena como Clarissa Dalloway no quiere que nadie estropee su velada, es necesario que sólo las personas indicadas se inmiscuyan en la festividad: uno mismo, en concreto. Refinamiento, complejidad y perfección es la triada tanto gloriosa como arriesgada de una cena romántica o un encuentro afectivo. Quien no tenga las más básicas nociones de ello, que por favor se aleje. Si no se está dispuesto a mirar con lupa los requerimientos de una cena romántica en casa, que por favor no siga leyendo.

 

Preparar un banquete y tener éxito en ello es algo que se alcanza sólo con el tiempo, el aprendizaje reunido tras noches constantes de ensayo y un gusto ya muy bien arraigado a los sentidos. Por lo tanto, y para comenzar ese viaje de alegrías y placeres, ¿cuáles son los puntos exactos para obtener el resultado más extraordinario de algo que no sólo es ir de compras o planear una conmemoración, sino abrir el gusto de estar reunidos, de tomar la mano de un ser amado durante el postre?


-

Planea un menú atractivo



Piensa en una serie de platillos vistosos, pero sobre todo enfócate en una receta que represente un reto alcanzable y una presentación prodigiosa. Para ello, adquiere ingredientes siempre frescos, exóticos o de calidad inconmensurable. También toma en cuenta sus predilecciones gastronómicas o un platillo que traiga gratos recuerdos para ambos.



-

Elige una buena botella



Ya sea de una gaseosa sofisticada, de un jugo orgánico, de un buen vino de mesa o de una champaña prodigiosa, las botellas son esa presencia silenciosa que lo reúne todo a lo largo de la velada.



-

Selecciona los bocadillos adecuados



Ya sea que tú los prepares o que los compres ya hechos, procura que éstos sean tan finos y bellos a la vista como para nunca ser olvidados. Así, aunque cada uno de ustedes sólo pueda comer uno, recordará siempre la textura y los sabores de esos ingredientes. De ese momento compartido.



-

Considera un postre exquisito



Quizás uno simple, si es que así lo prefieres, pero que su aroma y sabor sean tan impactantes como un pan artesanal, un chocolate cremoso, un pastelillo provocativo y dulces internacionales tan maravillosos como un macarrón francés o una cáscara de naranja cubierta de cacao.



-

Prepárate para los imprevistos



Algo puede salir mal y, tal vez, esto no esté en tus manos. No te preocupes. Para esos casos, ten siempre a la mano una fonduera o un plato de quesos y charcutería que te den un poco más de tiempo y solución.



-

Consigue flores



Muchas y un poco más, para ser exactos. Decenas de especies están ahí para nuestra satisfacción, pero nada como un buen ramo de orquídeas, calas, lisianthus o fresias. Puedes ponerlas en un jarrón, obviamente, o acomodarlas primorosamente entre la vajilla dispuesta en el comedor.



-

No te equivoques en la cristalería



Nada peor que un juego de vasos, copas o demás que esté despostillado u opaco de tanto uso. Considera piezas de cristal cortado o elementos sobrios y contemporáneos para hacer lucir mejor tu mesa.



-

Cuida los aspectos



Servilletas de tela, servilleteros sofisticados, cubiertos bien pulidos, un sacacorchos funcional y limpio, utensilios coherentes y oportunos —mantequilleras, charolas, pinzas, etcétera—, un decantador luciente, centros de mesa que no caigan en lo ridículo, entre otros, son elementos clave para una mesa bien vista.



-

Piensa gourmet



Desde la plática previa en la sala de estar, hasta la sobremesa de cafés y suaves conservas, nunca permitas que la vajilla se vea descuidada o que tus alimentos parezcan ordinarios. Ten en cuenta que la luz, la música de ambiente y la esencia de tus muebles también juegan un papel importante en todo esto. No pierdas de vista ningún detalle.



-

No compres de última hora



Lo que has planeado ya, bien planeado está. Lo que no, con la pena. No corras con el reloj a cuestas hacia cualquier tienda; recuerda que lo barato termina por decepcionar y que las grandes experiencias suelen necesitar de una inversión.




Por último, considera que debes lucir lo más increíble que puedas y mitigar cualquier distractor. No es necesario que compres un atuendo para esa noche, pero recuerda que tus mejores prendas y tu mejor actitud están invitados a la velada; de la misma manera, abandona tu celular o aléjate de los dispositivos y pantallas lo más posible. Ten en mente que has trabajado por horas para un espacio íntimo y que sería completamente estúpido arruinarlo con un desliz como revisar tus últimas notificaciones en Facebook.


*

Ahora lee:

9 alimentos para tener una relación sana

7 cenas increíbles para disfrutar sobre el cuerpo desnudo de tu pareja



Referencias: