Ayudar al mesero a recoger los platos y 12 errores que cometen las personas sin clase

Ayudar al mesero a recoger los platos y 12 errores que cometen las personas sin clase

Por: Georgette -

Masticar con la boca cerrada o no usar el celular en la mesa es obvio, ¿pero habías considerado estos errores?

Cuando vamos a un restaurante nuestra última intención es ofender al chef y al personal de un lugar en donde satisfacen nuestros gustos y llenan nuestras pancitas con sabores de felicidad. Así que para que no hagas cosas buenas que parezcan malas, te compartimos una guía de cosas que no se deben hacer en los restaurantes, pues sólo quedarás como una persona poco refinada y sin clase. 

«Una buena educación no significa que no no vayas a derramar la salsa sobre el mantel, sino que no notes cuando alguien más lo haga». Antón ChéjovAyudar al mesero a recoger los platos y 12 errores que cometen las personas sin clase 1Imagina que tienes una cena con la familia de tu novia y sin siquiera saberlo –pues no son muy evidentes–, cometes una de estas faltas, quizá no es cuestión de vida o muerte, pero más vale prevenir y leer un poco antes de presentarte en esa cena tan especial.

Hasta inicios del siglo XXI en todos los restaurantes europeos, los platillos se llevaban a la mesa al mismo tiempo, “a la francesa”, pero con el tiempo surgió una nueva modalidad, “a la rusa”, gracias al príncipe Alexander Kurakin. Dicho método es el que conocemos hoy, el cual consiste en llevar a la mesa los platillos por tiempo para no acumular todos los platos en la mesa y parezca una escena la La Última Cena.Ayudar al mesero a recoger los platos y 12 errores que cometen las personas sin clase 2

Pedir que te cocinen algo que no está en la carta

El menú tiene una razón de ser, quizá es normal solicitar que no agreguen algunos de los ingredientes que contiene un platillo si no es de tu agrado o por alguna alergia. Sin embargo, si deseas ponerte creativo y elaborar un platillo especial con los ingredientes que analizaste que tienen en la cocina, mejor cocínalo en tu casa o ve a un restaurante en donde tienen lo que deseas comer.

Atento con las reglas de los cubiertos

Con la manera en la que colocas los cubiertos en la mesa o en el plato no sólo comunicas si el mesero puede retirar tu plato, sino que además le informas si este fue de tu agrado. Tomamos una imagen de Genial Gurú como ejemplo para que sepas qué significa la manera en la que colocas los utensilios en la mesa. 

Ten cuidado, pues podrías mandarle un mensaje al chef de decepción sin siquiera saberlo.Ayudar al mesero a recoger los platos y 12 errores que cometen las personas sin clase 3

Aceptar un plato que no luce como prometía

Si tu platillo al llegar no tiene la apariencia que describen en el menú –tomando en cuenta que siempre en las fotografías todo luce más apetitoso– y que incluso se ve desagradable, es tu deber como comensal no estar de acuerdo y antes de tocar ese platillo, comunicarlo al personal con una razón válida y educada.

Pedir la carne muy cocida

No sólo porque pierde toda su jugosidad y textura. De acuerdo con el libro Confesiones de un chef del neoyorquino Anthony Bourdain, los restaurantes destinan los peores trozos de carne a los clientes que la ordenan muy cocida, pues de esa manera se camuflará algún defecto. Ayudar al mesero a recoger los platos y 12 errores que cometen las personas sin clase 4

Levantar algún cubierto que se cayó

Si por accidente tiraste un cubierto, no deberías agacharte para levantarlo y mucho menos buscar debajo de la mesa, podrías incomodar a los demás, darte un golpe al levantarte y chocar con algún mesero. Sólo avisa al mesero lo que sucedió para que te dé otro.

Ordenar pescado los lunes

Hay una simple y sencilla razón, los lunes no hay pescado fresco en los mercados, por lo que es probable que te sirvan un pescado congelado de unos cuantos días. Esto lo sabes si sueles comprar tus alimentos en los mercados locales.Ayudar al mesero a recoger los platos y 12 errores que cometen las personas sin clase 5

Relacionadoguia-pan-dulce-mexicanoLa guía definitiva para aprender a comer pan dulce en México

Empezar a comer aunque no haya llegado el platillo de otro

Aunque lógicamente, los platillos de todos deben llegar al mismo tiempo por cortesía del restaurante, en caso de que no sea así, comenzar a comer aunque los demás comensales sigan esperando por lo suyo es de mala educación.

Si se enfría será culpa del restaurante, así que si crees que debes hacerlo, solicita que salgan sus primeros tiempos juntos. Quizá la razón del pan al centro de la mesa es esa, mantenerte entretenido para no morir de hambre mientras esperas tus alimentos, o el del los otros.Ayudar al mesero a recoger los platos y 12 errores que cometen las personas sin clase 6

Clavarte en el celular

Comer en un restaurante y gastar un poco más significa que estás dispuesto a pagar por una experiencia culinaria especial. Con un celular en la mano –y casi en el plato y boca– difícilmente podrás disfrutar tus platillos como el chef lo planeaba. Además, no está de más decirlo, es de mala educación, sobre todo si vas con otras personas para compartir un momento agradable, lejos de los demás que no están ahí. Claro que si sabes que recibirás una llamada muy importante, puedes avisarle a tus acompañantes y apartarte por un par de minutos.Ayudar al mesero a recoger los platos y 12 errores que cometen las personas sin clase 7

Tener pena de pedir para llevar lo que no comiste

Si estás en un país como México, es normal pedir lo que sobró ‘para llevar’, aunque haya países como Ingleterra en donde no existe esa costumbre. Si estás en un viaje, antes de hacerlo, investiga si lo suelen hacer o no. El desperdicio de los alimentos es un problema casi tan serio como la desnutrición, y la mayoría de los restaurantes sólo tiran la comida a la basura y no tienen sistemas de repartición de alimentos para las personas necesitadas. ¿Qué te debería dar más pena? Si consideras que no te comerás eso en casa por la noche o al día siguiente, lo mejor será que ordenes sólo lo que te comerás, pues además muchos restaurantes aún no tienen contenedores biodegradables.Ayudar al mesero a recoger los platos y 12 errores que cometen las personas sin clase 8

Ayudar a recoger la mesa al mesero

Puede ser que seamos un poco obsesivos con la limpieza y no toleramos que haya un desorden en la mesa, sin embargo, apilar los platos o ponerlos en la orilla de la mesa no es de muy buen gusto ni muestra que seas amable con el mesero. Cada empleado tiene su método para levantar los platos que debe llevarse, así que probablemente sólo le complicarás el trabajo si lo haces. También asumimos que querrás evitar romper alguna copa que colocaste al borde de la mesa. 

Relacionado5-platillos-que-todos-debemos-saber-cocinar-segun-gordon-ramsay5 platillos que todos debemos saber cocinar según Gordon Ramsay

Tener vergüenza de revisar la cuenta

No creas que es de mal gusto revisar si efectivamente todo lo que consumiste está en la cuenta. Es usual, aunque no correcto, que de vez en cuando, sobre todo cuando hay mucha gente en los restaurantes, que se cometa una equivocación y termines pagando por algo que no consumiste o peor aún, que un mesero tenga que pagar por lo que no pagaste tú y sí comiste. Es mejor dar un rápido vistazo para evitar un momento incómodo.Ayudar al mesero a recoger los platos y 12 errores que cometen las personas sin clase 9

No respetar las tradiciones de otros países

Así como la tradición de llevar o no comida en un contenedor, es importante que investigues otras reglas nacionales de los lugares que visitas, así no serás irrespetuoso.

En Japón suelen usar palillos, así que úsalos o aprende a usarlos. Además los colocan de manera vertical, de manera paralela a la mesa; en Italia se come preferentemente la pizza con las manos o los tacos en México de la misma manera. Aunque a veces es cuestión de comodidad, hay algo que se llama adaptación y probarla de vez en cuando, o te hará daño.Ayudar al mesero a recoger los platos y 12 errores que cometen las personas sin clase 10

Hacer una mala reseña de un restaurante si no te gustó

Si eres un crítico de restaurantes, sabes perfectamente que tu trabajo es ser objetivo dentro de los términos de la subjetividad de tu paladar. Así que si algo no fue de tu agrado, comunícalo de manera justa y da una razón poderosa. Si el servicio fue pésimo puedes comentar que pudo haber sido mucho mejor. Pero si ese no es tu trabajo pero te encanta opinar en las redes sociales y en TripAdvisor, piensa que el empleo de muchas personas está de por medio. Así que aunque estés en todo tu derecho de hacer comentarios, sé justo y explica los puntos buenos y los malos con un fundamento. Si el servicio fue realmente espantoso, debiste hablarlo con el gerente en ese momento.

Relacionadoreceta-de-tiramisu-para-preparar-en-casa-en-poco-tiempoCómo preparar un tiramisú en casa en poco tiempo

¿Qué otro modal te viene a la mente? Ahora te das cuenta que no es necesario decir que hablar con la boca llena o masticar con la boca abierta para romper las reglas.

Si tienes más dudas y no quieres pasar nunca ninguna vergüenza baja el libro gratis 430 Respuestas a las buenas maneras en la mesa: Una guía imprescindible para moverse en sociedad que podrás encontrar en Amazon o La Mesa y los Buenos Modales.

Podría interesarte:

9 restaurantes en donde puedes comer gratis si es tu cumpleaños

Cafeterías para acariciar mascotas, ¡ordena tu gato, oveja o mapache!

Karime López, la primera chef mexicana en obtener una estrella Michelin

Referencias: