NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Desayunos perfectos para combatir la depresión

December 22, 2017

Alejandro Arroyo Cano

Si tú sientes que estas pasando por un periodo depresivo tienes que hacer dos cosas: hablar con un especialista respecto al tema y probar los siguientes alimentos que te ayudarán a encontrar el equilibrio.

Hoy acuso a la vida de matarnos. Todas las imágenes, discursos, ensayos o publicaciones aspiracionales en lugar de ayudarnos, nos orillan a la muerte, porque juegan con nuestros sentimientos y nos mienten al hacernos creer que podemos lograr cualquier cosa, cuando en realidad no es así. 


Somos humanos imperfectos, con una larga lista de limitaciones y errores. El mundo aspiracional refuta nuestra condición natural y nos obliga a ser algo que no somos. Cuántas veces hemos leído en Internet: «Tú puedes», «todo depende de ti», «hazlo». ¿Hacerlo? ¿Por qué? ¿Porque ustedes me lo están diciendo? ¿Alguna vez se han puesto a pensar si en realidad queremos parecer modelos de pasarelas? ¿De qué sirve ser la mujer más bella, la más esbelta o
sexy
?


Todos estos mensajes nos confunden y nos hacen pensar que no somos aquello que los demás esperan. Como resultado entramos a una terrible depresión que no es más que un manojo de sentimientos de infelicidad. Si tú sientes que estas pasando por un periodo depresivo tienes que hacer dos cosas: hablar con un especialista respecto al tema y probar los siguientes alimentos que te ayudarán a encontrar el equilibrio.


-

Un plato de avena



Un plato tan sencillo pero que ayuda en los momentos de desesperación. ¿Por qué? La avena se encuentra en el grupo de carbohidratos complejos los cuales mantienen los niveles de glucosa en la sangre, estimulando al sistema nervioso y promoviendo la emisión de serotonina. Un combo perfecto para relajarse y ser feliz.


-

Cereal con yogurt natural



Muchas veces, la depresión está acompañada de estrés crónico. El yogurt estimula el sistema inmune ya que contiene las bacterias del kéfir.


-

Fresas y arándanos



No sólo aportan grandes cantidades de dopamina, también están cargadas de antioxidantes, vitaminas B6, C y niacina. Contiene ácido fénico, el cual ayuda a luchar contra los procesos inflamatorios del organismo. 


-

Coctel de manzanas y granola



Comer una manzana al día, además de hacerte muy feliz, hidratará tu cuerpo y te brindará grandes cantidades de antioxidantes. También funciona como un gran diurético, reduciendo la acumulación de líquidos y calambres en las piernas y pies


-

Malteada de plátano con leche descremada



Otro secreto que no sabías de los plátanos es que contienen triptófano, que más tarde se convierte en serotonina, una sustancia que junto con la dopamina, relajará tu cuerpo y mejorará tu estado de ánimo.


-

Pescado o camarones con ensalada



Un desayuno rápido también puede ser un platillo semi elaborado. Es una gran fuente de vitamina B12, D y Omega 3, con esta combinación puedes prevenir el desarrollo de artritis, evitar coágulos de sangre, disminuir el desarrollo de tumores cancerígenos y prevenir el Alzheimer.


-


La depresión puede ser ocasionada por un desequilibrio químico en el cerebro. Si la padeces debes consultar a un experto y complementar el tratamiento con estos desayunos.


**

Te puede interesar:


Alimentos de comida rápida que no sabías son saludables


20 recetas rápidas y fáciles de preparar para los que viven solos


TAGS: Alimentación Consejos salud
REFERENCIAS:

Alejandro Arroyo Cano


Editor

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

16 ilustraciones de lo plena que soy desde que te fuiste Por qué la religión funciona como una droga para tu cerebro según la ciencia 8 cosas que debes saber sobre Al Capone, el jefe de la mafia 8 errores que cometes al maquillar tus ojos con delineador líquido 18 fotografías de Giulia Iacolutti sobre los indígenas mexicanos La película que muestra la realidad de perder tu virginidad a los 17 años

  TE RECOMENDAMOS