5 dietas japonesas que debes integrar si estás cansada de lo convencional

Miércoles, 24 de enero de 2018 17:56

|Olympia Villagrán

La base de estas dietas no está en lo que se come sino en cómo se come.


La dieta okinawa tradicional es una de las más bajas en calorías y densas en nutrientes da gran importancia. Este régimen alimenticio proviene de una de las regiones más pobres de Japón durante la Segunda Guerra Mundial, la isla de Okinawa. Esta dieta japonesa surgió de los ideales confucianos. Por ejemplo, comer sólo lo suficiente como para estar lleno al 80 % o compartir todo lo posible con otros. Por ello se considera que los hábitos alimenticios propuestos por la cultura japonesa son los que, además de un peso balanceado, promueven una vida activa, saludable y longeva.



-

1. Dieta libre de lácteos


Más que una dieta se trata de adoptar el hábito de consumir la mínima cantidad de lácteos. Estos no forman parte de la alimentación que el ser humano debe tener, así que dentro de la rutina gastronómica de los japoneses el sustituir leche, yogur o queso por sopas, pescados y verduras frescas es imperativo.



-

2. Dieta integral


Los japoneses comen todo tipo de platillos preparados con arroz o fideos, pero el truco está en cocinarlos con ramen, udon, soba o granos de trigo. Éste posee muchos menos carbohidratos que los cereales convencionales con los que normalmente cocinamos arroz o pasta.



-

3. Dieta Okinawa


La base de esta dieta no está en lo que se come sino en cómo se come. Cuando alguien decide hacer la dieta okinawa nunca debe levantarse de la mesa sintiéndose totalmente satisfecho. Además debe incluir en su día 7 raciones de frutas y vegetales; 7 raciones de cereales, legumbres o frutos secos; 2 raciones de soya; mucha agua y té verde; poca carne y mucho pescado.



-

4. La dieta de los palillos


Esta estrategia radica en comer absolutamente todo lo que te pongan en frente con palillos en lugar de tenedor o cuchara. Sin prisa y con mucha habilidad debes llevarte la comida a la boca para que tu cerebro asimile mejor lo que estás haciendo y sepa inmediatamente cuando estés satisfechos.



-

5. La dieta del desayuno variado


Desde sopa de miso hasta soya con hierbas son parte del completo y diverso desayuno que en Japón se acostumbra. Conforme pasan las horas disminuyen la cantidad de comida que ingieren para que la cena sea sumamente ligera.



De la cultura japonesa no sólo podemos aprender a comer balanceadamente, también existen costumbres y tradiciones de las que podemos extraer datos y consejos sobre cómo maquillarnos o, inclusive, de los que podemos aprender sobre música.


Olympia Villagrán

Olympia Villagrán


Editora de Estilo de Vida y Diseño
  COMENTARIOS