PUBLICIDAD

COMIDA

El lugar que se ha convertido en el favorito para ir después del trabajo



Cuando se trata de comida, la Ciudad de México no decepciona; su oferta culinaria es vasta y lugares para probar un buen platillo se encuentran en cada esquina, sin embargo, encontrar uno que fusione buena gastronomía, coctelería y un ambiente acogedor para pasar una linda tarde en compañía de la familia o un buen rato con los amigos después del horario de oficina, implica un reto mayor.


Restaurantes como Chuchito Pérez cumplen con esto y más, a través de un ecléctico menú que ofrece lo mejor de la comida mexicana al comensal, en conjunto con la tradición oriental cuyos sabores se realzan gracias a los sutiles toques gourmet que convierten al platillo más sencillo en una propuesta atractiva que fusiona los mejores sabores de dos regiones que por tradición o influencia se han convertido paulatinamente en predilectos de los nobles paladares mexicanos.


*Si tus gustos gastronómicos también tienen predilección por las culturas europeas, no olvides echarle un vistazo a estas 9 recetas francesas para preparar una cena elegante en 20 minutos.



 La calidad del servicio comienza desde que uno llega al lugar, meseros o incluso el mismo gerente se encargarán de darte la bienvenida que mereces con una breve explicación de las salsas y dips que podrás utilizar para acompañar tus alimentos a lo largo de tu experiencia culinaria, misma que no comenzará sin que antes recibas la recomendación de probar el orgullo de su carta de vinos y licores: las Margacheves, bebida emblemática de la casa que podrás disfrutar en sus presentaciones mango chamoy, vino tinto, tamarindo con mezcal, mojito o pepino.


Una vez que las bebidas hayan arribado a tu mesa, el chicharrón será el primer ingrediente que –a manera de botana–, acompañado de sabores como los del chile morita, serrano y habanero, te incitará a abrir el apetito mientras decides qué entrada degustar. Las carnitas de atún o el caldo de camarón con ceviche de pescado, llamado leche de tigre, saltarán a tu vista como primeras opciones, sin embargo, darle una oportunidad a los camarones empapados también puede ser una excelente opción, de inicio su delicada presentación te cautivará, pero el sabor de la salsa agridulce de la casa que los acompaña, hecha con miel, chile de árbol y sriracha (chilli fermentado), terminará por cautivarte.


"Restaurantes como Chuchito Pérez cumplen con esto y más a través de un ecléctico menú que ofrece lo mejor de la comida mexicana al comensal, en conjunto con la tradición oriental".



*Recuerda que siempre hay
maneras de encontrar el equilibrio en tu vida a través de la comida


Después de jugar un poco con tu apetito, tendrás que prepararte para llegar al momento cúspide de tu comida y probar algunos platillos
 representativos de la gastronomía mexicana y de Chuchito Pérez como: las enmoladas de pato, el pollo tandori, la ensalada mexicana, las enchiladas de pipián o el pulpo al grill. Todos preparados con el sello característico de este lugar. Si te consideras una persona que le gustan los contrastes, la idea de probar el sushi Pérez Roll no sonará tan descabellada, pues Chuchito tampoco lo hace mal cuando se habla del platillo más popular –en Occidente – de la cultura asiática. 


"Las Margacheves son la bebida emblemática de la casa, que podrás disfrutar en sus presentaciones mango chamoy, vino tinto, tamarindo con mezcal, mojito o pepino".


 Para finalizar la experiencia, un obligado sería probar los postres que te brindarán el toque dulce –más no hostigoso– que necesitarás luego de recorrer el mundo gracias a la cocina de este restaurante bar. Entre las opciones que vale la pena considerar se encuentran: el cheesecake con jarabe de frambuesa natural o los helados artesanales de pepino con tajín, mazapán, bubulubu, gloria o jamaica.


De la misma forma que estos 5 fotógrafos desafiarán tu imaginación, pon a prueba tus sentidos y sé el próximo en disfrutar lo mejor de la comida fusión de Chuchito Pérez en cualquiera de sus sucursales: Campeche #340, Col. Hipódromo Condesa; Durango #187, Roma Norte o bien, fuera de la ciudad en Querétaro y Cancún. Algunas personas podrán decir que en México no conocemos la libertad de expresión, sin embargo, a través de sus restaurantes podemos demostrar todo lo contrario. 

Podría interesarte
Etiquetas:cocteles
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD