El extraño queso elaborado con las bacterias de los pies de David Beckham

El extraño queso elaborado con las bacterias de los pies de David Beckham

Por: Georgette Valentini -

Además, algunas otras celebridades donaron micropartículas de su piel para desmitificar que no todas las bacterias son malas.

¿Probarías un alimento elaborado con las células muertas de una persona, tomando en cuenta que se trata de una de las personas más guapas y perfectas del planeta? Pues aunque esta idea es loca, déjame decirte que existe un queso elaborado con las bacterias de David Beckham.

No se trata precisamente de un queso que puedas encontrar en el área de lácteos del supermercado o de cualquier tienda de abarrotes; este queso fue elaborado en nombre del arte.El extraño queso elaborado con las bacterias de los pies de David Beckham 1Foto: Srdjan Suki - EFE

Y como bien sabes, el arte contemporáneo da pie para todo tipo de interpretación, e incluso a piezas de dudosa procedencia, puede considerárseles como piezas artísticas.

Este queso fue elaborado con bacterias de los zapatos de David Beckham, el exfutbolista inglés de 45 años de edad, y se expuso en el Victoria and Albert Museum, en Londres en el marco de la exhibición Food: Bigger that the Plate.

La idea de la creación de esta pieza de queso vino de las mentes de las investigadoras olfativas Sissel Tolaas y Christina Agapakis, con la intención de una reflexión acerca de la unión de las políticas y los placeres alimenticios para un mundo más sustentable, a través justo, de experimentos gastronómicos como este queso bacteriano.El extraño queso elaborado con las bacterias de los pies de David Beckham 2Foto: Antena Noticias

El extraño queso elaborado con las bacterias de los pies de David Beckham 3Foto AP vía Yahoo

Y no es la única pieza

Además de contar con la pieza quesosa de Beckham, las artistas e investigadoras hicieron quesos con bacterias donadas de otras celebridades, como Alex James, exbajista de Blur, del rapero Professor Green, Suggs de la banda musical Madness y el chef Heston Blumenthal.

La composición de los quesos

Para llevar a cabo el proyecto Food: Bigger that the Plate, la diseñadora biológica e investigadora Helene Steiner tomó muestras de bacterias no sólo de los pies de las celebridades sino de la piel de sus axilas, narices y ombligos.

Una vez que contaron con las muestras bacterianas, la microbióloga combinó esos pedazos diminutos microbianos con leche fresca pasteurizada y envejecida, a partir de los cuales obtuvieron cinco variedades distintas de queso: queso cheshire, comté, mozzarella, stilton y cheddar.El extraño queso elaborado con las bacterias de los pies de David Beckham 4Foto: opencelllondon

No todas las bacterias son malas

El objetivo que se tenía con estas piezas era el demostrar que no todas las bacterias son malas, pues de hecho esos quesos podrían ingerirse, tal como hizo en alguna ocasión el chef italiano Giacomello en su restaurante al añadir a la carta un limón con moho totalmente comestible.

  Relacionadoel-postre-de-limon-con-moho-del-chef-giacomellocomida¿Te atreverías a probar el postre de limón con moho del chef Giacomello?

«Sé que suena asqueroso pero es muy inteligente; no todas las bacterias son malas. Incluso el queso que ves en las tiendas viene de ellas. Tal vez no de bacterias humanas, pero creo que es una forma divertida de intentar algo diferente», señaló la quesera y escritora gastronómica Rosie Cotton respecto a esta exhibición del museo londinense de Arte y Diseño.El extraño queso elaborado con las bacterias de los pies de David Beckham 5Foto: V&A

Si lo pensamos bien, ciertamente no todas las bacterias son malas, las manzanas están saturadas de bacterias capaces de destruir al cáncer, o el kéfir y la cerveza contienen altos contenidos de probióticos que regulan nuestra flora intestinal y combaten a las bacterias que sí puedan dañarnos.

Entonces, si pudieras morder alguna de estas obras de arte, ¿estarías dispuesto?

Podría interesarte:

10 recetas con queso fáciles de preparar en 20 minutos

9 recetas francesas para preparar una cena elegante en 20 minutos