PUBLICIDAD

COMIDA

5 errores que cometes al comer cuando quieres bajar de peso



Una de las escenas más memorables de la historia del cine reciente se encuentra en la ahora clásica “Chicas Pesadas”, cinta que marcó un hito en las películas de adolescentes en Estados Unidos. El previo a dicha escena sitúa al personaje de Lindsay Lohan, quién después de haber sido traicionada por Regina George (Rachel McAdams) comienza a planear una venganza que involucra darle a la chica mala unas barras nutritivas. Al ofrecérselas, Cady (el personaje de Lohan) le dice a Regina que son para adelgazar, pero debido a que están en otro idioma, la chica no puede ver que en realidad son para ganar peso.

La película avanza y vemos a Regina George engordando poco a poco, mientras Cady y sus amigos se ríen de ella. Además de las otras bromas que planean, Regina sigue comiendo barra tras barra, lo que le añade esa pizca de comedia característica de Tina Fey (escritora de la cinta). Finalmente, Aaron, novio de Regina le indica que las barras de las que se llena diariamente se las dan al equipo de futbol americano para poder ganar masa corporal. Regina pierde la cabeza y nos entrega esa maravillosa escena en la que podemos verla gritar fuera de control en una de las mejores actuaciones de McAdams.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Es un asunto de risa, pero seguramente a ninguno de nosotros nos gustaría que nos pasara algo así: llenarnos de un alimento que se nos ha asegurado ayudará a bajar de peso, pero de pronto notamos que en lugar de adelgazar, engordamos; cualquiera perdería la cabeza como Regina George en ese momento. Pero es algo que suele suceder. Muchas veces seguimos dietas que terminan “traicionándonos” de cierta forma. Por alguna razón no nos es funcional y causa el efecto contrario, lo que puede ser muy frustrante. Pero no es culpa de la dieta, suele ser culpa de nosotros mismos.



A veces suele ser un mal manejo de una dieta o simplemente la decisión propia de no seguir al pie de la letra una lista de alimentación a seguir, pero cualquiera que sean los errores, afectan a nuestro sistema, ya que no se adapta completamente a nuestros hábitos y finalmente terminamos sin bajar de peso, que es la meta principal. Existen distintas equivocaciones que se pueden cometer al momento de comenzar una dieta, por lo que siempre es importante analizar bien todo lo que comeremos para no llevarnos ningún tipo de sorpresa.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO


-

No saber qué comes ni cuánto


Parece regla que la primera dieta para bajar de peso que intentas en tu vida, la haces con base en lo que te dicen tus amigos, o peor, lo que sacas de Internet. Entonces terminas por comer toronja casi tres veces al día y carne en la noche, porque según afirman, la grasa se disolverá en la noche. Es muy importante conocer tu cuerpo y saber lo que contienen los alimentos que comerás. Revisa las cantidades de proteína, las calorías, el sodio y demás. Lo más recomendable es asistir a un nutriólogo para que analice lo que tu cuerpo necesita y así haga una dieta que vaya acorde a tu sistema. Recuerda que todos funcionamos de forma distinta, por lo que una dieta que le haya funcionado a tu vecina, puede que a ti no.  

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO


-
Comer mucha proteína


Como mencionamos previamente, es necesario el consumo de proteína, pero siempre hay que saber qué cantidad es conveniente para nuestro cuerpo. Por lo general es mejor mantener el consumo de proteína para el desayuno o la comida para que a lo largo del día pueda metabolizarse de forma más ágil. Procura no comer demasiada carne, y si lo haces, la carne magra es una opción segura para no subir mucho de peso.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO



Comer pocas verduras


Aunque parece estereotipo de los 90s, parece ese concepto de que no nos gustan las verduras sigue hasta nuestros días. Lamentamos informarte que los vegetales son nuestro mejor aliado para las dietas. Lo recomendado son 2.5 tazas de cualquiera en todos nuestros platillos. Si puedes disfrazarla para que no lo sientas como una obligación, te ayudarás un poco. Pero aprende a tenerle cariño a estos alimentos, le ayudarán a tu cuerpo en más de un caso.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO


-
Dormir poco


Nuestro sistema alimenticio va muy relacionado con nuestro nivel de sueño. Además de que cuando dormimos nuestro cuerpo metaboliza más rápido, si no descansamos lo suficiente, el sistema podría exigirnos más alimentos, lo que hará que aguantar sin comer durante algunas horas sea más difícil y durante esos casos existirá un mal balance. Lo recomendable es dormir lo que consideremos necesario (entre 7 a 8 horas) para que nuestro cuerpo no nos exija más de lo que necesitamos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO


-
Comer mucho después de ejercitarse



Que hayas corrido 1 km en tu primer día de dieta no significa que te mereces alimentarte como un rey. Este es el error más común entre las personas que buscan bajar de peso. Existe esa creencia de “ya hice ejercicio, ya puedo comer lo que quiera”, y eso no es real. Si queremos ver un cambio claro en nuestro cuerpo, necesitamos reducir la cantidad de comida que consumimos y adaptarlos según el tipo de ejercicio que realizamos. No por nadar un día en la alberca tienes permiso de premiarte con 4 cupcakes de chocolate rellenos de crema.


-

Es muy importante que si quieres tener una dieta apropiada visites a un nutriólogo. Seguramente tendrá toda la información que necesites y es mucho mejor a que intentes alguna dieta peligrosa u otra que te cause una enfermedad.
Si quieres subir o bajar de peso, siempre existirán alternativas.
Aprende sobre tu cuerpo y cuídalo. Cuando sepas lo suficiente serás todo un experto para saber qué comer y cómo funcionará para tu dieta.
 






Etiquetas:alimentacion
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD