¿Es posible que no nos guste el agua? Aquí algunas alternativas

¿Es posible que no nos guste el agua? Aquí algunas alternativas

Por: Georgette Valentini -

Sí, sería posible que no nos guste el agua. Estas son algunas alternativas para consumirla si no eres muy fan.


Incolora, inodora e insípida, ¿es posible que no nos guste el agua a pesar de sus características? He notado que hay personas a las que les cuesta mucho trabajo tomar alguna bebida sin sabor e incluso, desde tempranas horas del día consumen bebidas repletas azúcar o de la mañana y hasta la noche tiene una taza de café o té, pero a lo mucho toman un par de vasos con agua.

¿Es posible que no nos guste el agua? Aquí algunas alternativas 1

No es muy fácil de admitirlo, pero además de esto, ¿te habías preguntado por qué no te gusta el sabor del agua?

De acuerdo a Maria Packard, profesionista de la nutrición, no hay nada de malo en que no nos guste el agua, pues es cuestión más bien de gustos.

De un día al otro...

A veces cambian nuestras preferencias, no hay por qué buscar una explicación científica a este repentino cambio o al poco gusto que se tiene por el agua.

Pero si de un día al otro no te gusta el agua, puede deberse a un cambio en tus papilas gustativas por algún tratamiento médico que usualmente causa esta modificación o cuando presentas cambios hormonales con el embarazo o la menopausia.

Te guste o no el agua, es un hecho que este elemento es el líquido vital por excelencia y que mejor nos hará sentir.

De hecho, nuestro cuerpo está formado en un 75% por agua, y por ende es un líquido que necesitamos para que nuestro cuerpo funcione de manera correcta, sobre todo cuando hace más calor o cuando hacemos alguna actividad física que nos hace sudar y nos deshidratamos.

¿Es posible que no nos guste el agua? Aquí algunas alternativas 2

¿Cómo tomar agua para los que no la aman?

Si no eres muy fan del agua, debes saber que no estás obligado a consumirla como lo muestran en los anuncios publicitarios. Sí, casi tirándotela encima como si gozaras de un baño fresco. Hay muchos alimentos que contienen cantidades grandes de agua y bebidas alternativas que puedes consumir si no eres capaz de tomarte ocho vasos diarios de agua simple, puedes optar por las infusiones con frutas.

Infusiones de agua

Además de ser una de las tendencias foodies del año en Pinterest, su sabor es muy agradable y también es saludable.

La base será agua, sí o sí. Pero puedes añadir rodajas de limón amarillo y pepino en la jarra en la que prepares tu infusión. También puedes optar por rodajas de toronja (retíralas después de unos 20 minutos de haberla preparado antes de que su sabor se amargue), frutos rojos como moras o fresas, o frutas frescas de tu preferencia. Será mucho más placentero tomar de esta forma el agua.

¿Es posible que no nos guste el agua? Aquí algunas alternativas 3

Suero

Lo que no todos saben es que el agua que se comercializa no contiene los minerales o electrolitos que necesitamos, por lo que agregar a tu agua jugo de limón, una minicucharada de bicarbonato y un poco de miel te mantendrá hidratado, sobre todo si sueles sentirte cansado.

Claro, de vez en cuando puedes consumir un suero comercializado con agua de coco o de moras, mis favoritos, pero no lo hagas diario pues contienen cierta cantidad de sodio que tu cuerpo no desea.

¿Es posible que no nos guste el agua? Aquí algunas alternativas 4

Agua de coco

También puedes comprar agua de coco para mantenerte muy hidratado, así no tendrás que tomar demasiada. Además de contener grandes cantidades de minerales, contiene potasio, cobre, magnesia, hierro y vitaminas como la C y ácido fólico.

¿Es posible que no nos guste el agua? Aquí algunas alternativas 5

Caldos

No sólo en las bebidas se encuentra el agua, puedes consumir regularmente algún caldo de tu preferencia, aunque intenta que estos sean sanos, como la sopa de verduras o minestrone o aquellos que se cocinan sin grasa.

¿Es posible que no nos guste el agua? Aquí algunas alternativas 6

Frutas y verduras

Las frutas y verduras con mayores cantidades de agua son la lechuga, las calabazas, el tomate, las fresas, las uvas, la sandía, las frambuesas, la piña, la naranja, el melocotón, el pepino y el rábano.

¿Es posible que no nos guste el agua? Aquí algunas alternativas 7

No te sientas culpable si no te gusta el agua, pero procura mantenerte hidratado con todas estas alternativas.


Podría interesarte:

8 cosas que le suceden a tu cuerpo cuando no tomas suficiente agua

Efectos que tiene el agua en tu cuerpo según la temperatura a la que la tomes

Referencias: