Formas en las que tu madre es culpable de tus problemas con la comida

sábado, 4 de febrero de 2017 8:51

|Rodrigo Ayala



La depresión de su madre llevó a Isabelle Caro a vivir recluida hasta la adolescencia en su propio hogar. En ese periodo, padeció de una severa anorexia de la que nadie sabía. No salía a la calle, no se relacionaba con nadie. Vivía recluida en compañía de una mujer sumida en las tinieblas de su ánimo. Eso lo cuenta en su autobiografía “La niña que no quería engordar” (“La petite fille qui ne voullait pas grossir”, su título original en francés) publicado en 2008. En dicho libro, también cuenta que su progenitora le decía que 35 kilos era demasiado peso para ella.

Cuando alcanzó la edad adulta, Isabelle se convirtió en modelo y actriz. Fue también imagen de una campaña contra la anorexia del fotógrafo italiano Oliviero Toscani.
Este mal siguió persiguiéndola toda la vida hasta que a los 28 años falleció. Meses después, su madre, vencida por la tristeza, decidió suicidarse.


Isabelle Caro

Los expertos indican que tus padres son tu primer contacto con el mundo y los que moldean en gran medida tu visión de la vida y sobre ti, incluyendo tus hábitos alimenticios. ¿De qué forma?

- 

Lo que te dice

“Si comes otra galleta, vas a engordar”. “¿Ya te serviste otra rebanada de pastel?”. “Como que ese vestido te hace ver ancha. Mejor ponte otra ropa”. Estas expresiones son, en apariencia, inofensivas de parte de una madre a su hija, pero en un futuro es posible que se vuelvan decisivas en la relación que una mujer adulta tendrá con la comida.

La madre es una de las figuras principales de una mujer a lo largo de su vida. Si en su niñez se sintió censurada por su alimentación o apariencia, es probable que, llegada a la adultez, los ayunos, las rigurosas dietas y las visitas con frecuencia al nutriólogo sean una constante. Verse al espejo se convertirá en uno de sus peores miedos.

black swan problemas con la comida

En un estudio llamado “Comportamientos y preocupaciones de los adolescentes y sus madres sobre el peso y su control”, realizado por la Harvard Medical School de Boston, se revela que los comentarios hechos por los padres acerca del peso en sus hijos, tienen un efecto drástico. Sin embargo, las palabras de una madre tienen más repercusiones en las hijas que en los varones.

probemas con la comida hija y mama

-

Lo que te prohíbe

Los psicólogos mencionan que los problemas alimenticios son una especie de rebeldía. Si la mujer o el hombre fueron seres sobreprotegidos o crecieron bajo las faldas de una madre controladora, desarrollarán un afán de independencia ante lo que comen: “Yo decido cuánto y qué”.

Mariela Michelena, psicoterapeuta, señala que “no es infrecuente ver trastornos motivados por el deseo de las hijas de marcar su autonomía e independencia frente a unas madres muy intrusivas”.

problemas con la comida peliculas

-

Lo que te inculca

El primer vínculo entre la madre y sus hijos comienza con la alimentación. Si tu mamá es una persona preocupada por una nutrición sana, es más que probable que a lo largo de tu vida elijas un modelo alimenticio similar. Lo mismo ocurre en el caso contrario: si ella no tiene reparos por ingerir comida con bajos estándares nutricionales, tal vez heredes esa tendencia.

Por otro lado, de acuerdo con la American Dietetic Association, “cuando la progenitora está insatisfecha con su cuerpo, las hijas aprenden a basar su autoestima en su apariencia”.

problemas con la comida madres

****

Si bien, las bases que los padres transmiten en las fases más tempranas de la vida tienen un efecto directo y contundente en la adultez, cada individuo tiene en sus manos la responsabilidad de conducir su destino hacia un rumbo saludable.

Lejos de culpar a nuestros viejos de todo lo malo que hay en nuestra existencia, el mejor antídoto contra su legado negativo es nutrir nuestro criterio para identificar los patrones que nos han afectado y autoeducarnos de manera proactiva para revertirlos.

AutumnSonata_IngridBergmanLivUllman2

Es saludable mantenernos en un paso adecuado para disfrutar de la vida, por ello lee cómo bajar de peso con solo modificar tus horarios de comida
Entérate de cómo una película como Ratotouille nos enseñó que la comida también alimenta el alma.



Fuente:
 
El País






TAGS: Consejos
REFERENCIAS:
Rodrigo Ayala

Rodrigo Ayala


  COMENTARIOS