Cómo distinguir si tu hambre es física o emocional
Comida

Cómo distinguir si tu hambre es física o emocional

Avatar of Carolina Romero

Por: Carolina Romero

2 de octubre, 2017

Comida Cómo distinguir si tu hambre es física o emocional
Avatar of Carolina Romero

Por: Carolina Romero

2 de octubre, 2017


— ¿Necesito masticar o tener algo en mi boca todo el tiempo: comida, chicles, caramelos, dulces o bebidas?

 —¿He comido alguna vez comida que está quemada, congelada, estropeada, de paquetes en el supermercado o de la basura?

 —¿Hay ciertos alimentos que no puedo dejar de comer después de tomar el primer bocado?

 —¿He perdido peso con una dieta o “un período de control” sólo para pasar a continuación a períodos de comer descontroladamente y/o ganar peso otra vez?

 —¿Paso mucho tiempo pensando en comida, discutiendo conmigo mismo sobre si puedo comer o no, o lo que puedo comer, planeando la dieta siguiente o cura de ejercicio, o contando calorías?


Cómo distinguir si tu hambre es física o emocional 1

 

Esas son algunas preguntas del autodiagnóstico de Comedores Compulsivos Anónimos. La adicción a la comida existe y es tan poderosa como la que se tiene a cualquier narcótico. Sin embargo, no es necesario tener una dependencia tan marcada para determinar que se tienen problemas con la manera de comer y el hambre emocional es un claro ejemplo de ello.


Se trata de un síntoma de que algo anda mal; una especie de práctica dañina que busca eliminar los problemas comiéndolos. Identificar si es hambre emocional o genuina es relativamente sencillo, a continuación una breve guía para determinarlo:

 

-

Comienza de manera repentina

 

Cómo distinguir si tu hambre es física o emocional 2


El hambre normal sucede de manera paulatina. Esto es, comienza de a poco y va ascendiendo según pasa el tiempo. El hambre emocional, en cambio, aparece de súbito.

 

-

Antojo específico

 

Cómo distinguir si tu hambre es física o emocional 3


Cuando se tiene hambre genuina, un enorme plato de verduras suena delicioso y es buena opción para comer. En cambio, cuando es emocional, se antojan alimentos bien determinados; generalmente altos en carbohidratos y azúcares.


-

Es "urgente"


Cómo distinguir si tu hambre es física o emocional 4

 

La sensación que da el hambre emocional “golpea” de un momento a otro y es tan intensa que se piensa que “no puede esperar”, por lo que se come lo que sea, a cualquier hora y en cualquier lugar.


-

Se come aunque se esté satisfecho


Cómo distinguir si tu hambre es física o emocional 5

 

Alcanzado el estado de satisfacción física, se sigue comiendo; en consecuencia, a menudo se sufren indigestiones, náuseas u otros problemas gástricos debido al exceso de comida y su mala calidad.


-

Sentimientos de culpa


Cómo distinguir si tu hambre es física o emocional 6

 

El inconsciente es el primer delator. Cuando se come por hambre, por lo general no hay mayor problema. Sin embargo, cuando se come por ansiedad, se presentan sentimientos de culpabilidad y vergüenza.


-

No se siente en el estómago sino en la garganta


Cómo distinguir si tu hambre es física o emocional 7 


El hambre real puede sentirse en el estómago como una punzada, incluso con un gruñido Sin embargo, el hambre emocional se desarrolla en la garganta o en la boca, donde se desean sabores determinados.

 

Cómo distinguir si tu hambre es física o emocional 8 

 

Otras señales para saber si es hambre emocional:

 

— Comer más al sentirse estresado, nervioso, angustiado o, incluso, aburrido.

— Comer no hasta que se está satisfecho sino hasta sentirse “lleno”.

— Comer intentando encontrar tranquilidad o desviar la atención de un problema.


 Cómo distinguir si tu hambre es física o emocional 9

 

La solución a esto no es dejar de comer. Tampoco comenzar dietas estrictas y limitantes que sólo se abandonen pronto y aumenten la tensión y la ansiedad debido a las metas no alcanzadas.


El punto es, primero, reconocer lo que está pasando: que hay problemas emocionales que no quieren aceptarse y se prefiere rehuir por medio de la comida. Después, aprender a comer de manera consciente; disfrutando los alimentos, gozando sus olores, texturas y colores, prefiriendo la calidad antes de la cantidad. Si es el caso, debe buscarse ayuda, de lo contrario, ser honesto con uno mismo y evitar comer sólo cuando una emoción lo dicte puede ser decisivo para cambiar este hábito.


 **

Si quieres saber más sobre comida, descubre los 10 alimentos que te dejan satisfecho y no te hacen engordar según Time y conoce las 4 dietas que debes hacer si tienes problemas para subir de peso.