Marquesitas "Las hijas del marqués", una maravilla para el paladar y los sentidos

Jueves, 6 de septiembre de 2018 13:47

|Rodrigo Ayala Cárdenas
marquesitas las hijas del marques

Las marquesitas más ricas que puedas probar las tienen en 'Las hijas del marqués', un lugar donde verdaderas delicias te esperan.



Originarias del estado de Yucatán, las marquesitas son uno de los antojitos callejeros más peculiares que puedas probar. Pero no lo hagas en cualquier sitio, mejor visita "Las Hijas del Marqués" en la CDMX para saber cómo sabe una verdadera marquesita. La combinación de sabores y texturas de este alimento es una delicia digna de probarse una y otra vez, ya que su chef está dispuesto a hacer las combinaciones más atrevidas con tal de complacerte. Ahí estuvo Gastronomía Callejera de Cultura Colectiva para comprobarlo y maravillarse con el sabor de las marquesitas.


Sí, incluso yo al escribir este texto caí rendido sólo de pensar en la delicia que debe ser probar una de las 50 variantes de marquesitas que existen en este sitio. En cuanto puedas ir por la tuya, hazlo y seduce a tu paladar con todas las combinaciones que se pueden llevar a cabo. No todo tiene que estar sujeto a lo establecido y lo tradicional: busca, investiga, sé todo lo curioso que te dicten tus sentidos y dales el privilegio de conocer aromas y sabores a los que no están habituados.


marquesitas las hijas del marques 1


Gastronomía Callejera ha llevado a cabo un descubrimiento más para saciar el hambre de todos los que buscan un sitio para comer de manera distinta y, sobre todo, deliciosa. Sin tener que moverte de la gran Ciudad de México, podrás conocer un poco de la cultura yucateca y su magnífica gastronomía, reconocida incluso a nivel mundial. Vuélvete un asiduo de las marquesitas y lleva a tus amigos y familiares hasta este bello rincón de la gran urbe. ¡Que no sólo Andrés "Peluche" Torres sea el único privilegiado en llenar su estómago con uno de estos manjares!


Te contamos más secretos acerca de Yucatán en el siguiente texto:


El pueblo embrujado de Yucatán en el que nadie quiere vivir

Rodrigo Ayala Cárdenas

Rodrigo Ayala Cárdenas


Articulista
  COMENTARIOS