Receta para hacer el mejor pan de muertos

Martes, 24 de octubre de 2017 13:55

|Cultura Colectiva
origen y receta del pan de muertos

Te compartimos la sangrienta historia de la cual surge el pan de muerto:


Texto escrito por Gabriela Martínez del Angel


Entre flores de cempasúchil, velas, alfeñiques, agua, sal, papel picado y ofrendas, los mexicanos recibimos a nuestros santos difuntos la víspera del 2 de noviembre. Esta emblemática y peculiar festividad mexicana, como ya lo dijo Octavio Paz en su célebre libro El laberinto de la soledad, es el reflejo de la muerte en la vida.


A lo largo de los diferentes Estados de la República, el Día de Muertos se celebra de maneras plurales: las ofrendas van desde altares de tres o siete pisos y grandes tapetes de pétalos de flores en las avenidas principales, hasta reuniones familiares en cementerios. Sin importar cómo se lleve a cabo la celebración, todos los mexicanos esperan una sola y deliciosa cosa indispensable de la temporada: el pan de muerto.


origen y receta del pan de muertos 1


El origen de esta sabrosa pieza gastronómica no es tan pintoresco como el resto de las tradiciones de la fiesta. El pan de muerto, incluso en nuestra época, es una manera de vencer a la muerte "comiéndola", pues en esta noche tan especial, la línea entre los vivos y los muertos se difumina. Tan sólo por unas horas los mexicanos se vuelven más poderosos que la calaca. Como bien dijo José Luis Curiel Monteagudo en su libro Azucarados afanes, dulces y panes: "Comer muertos es para el mexicano un verdadero placer, se considera la antropofagia de pan y azúcar. El fenómeno se asimila con respeto e ironía, se desafía a la muerte, se burlan de ella comiéndola". 


Existen múltiples historias que narran el origen de esta exquisita tradición, todas se remontan a las culturas mesoamericanas. La primera y más conocida surge de un ritual sangriento, en el cual una princesa era ofrecida a los dioses como sacrificio, mientras su corazón aún latía, éste se introducía en una olla con amaranto, después el sacerdote mordía el corazón en señal de agradecimiento a su dios. 


origen y receta del pan de muertos 2


Otras de las teorías históricas del origen de este postre, es una práctica funeraria, en la cual, tras enterrar a sus seres queridos, se elaboraba una especie de pan con semillas de amaranto molidas y sangre de aquellos difuntos en honor a Izcoxauhqui, Cuetzaltzin o Huehuetéotl. Del mismo modo, hacían ídolos de Huitzilopochtli con algo similar a lo que ahora conocemos como alegrías, al que, a manera de sacrificio, le sacaban la mezcla de amaranto con sangre que simbolizaba el corazón. Los pobladores se repartían el ídolo para compartir a la divinidad.


Cuando los españoles llegaron en 1519, calificaron a los sacrificios humanos como barbarie, y con la introducción del trigo a América, elaboraron un pan en forma de corazón bañado en azúcar pintada de rojo, que simulaba la sangre de los sacrificios y sustituyeron, literalmente, el pan hecho de muertos.


Sea cual sea el ritual mesoamericano que comenzó todo, de inmediato el Imperio español se adueñó de esta tradición a través de la evangelización y la conquista espiritual, lo vincularon con la eucaristía —el cuerpo y la sangre de Cristo en forma de hostia— y con los actos ancestrales que trasmitían la divinidad; de esta manera, crearon el sincretismo perfecto que sobrevivió al paso de los años.


origen y receta del pan de muertos 3


A lo largo de las décadas el corazón rojo se transformó en una pieza antropomorfa —en forma de hombre—, como el pan que conocemos ahora. Ya sea cubierto de azúcar o barnizado con huevo y decorado con ajonjolí, la artesanía horneada se caracteriza por ser circular con cuatro canelillas coronadas con un pequeño círculo. Su forma simboliza el ciclo entre la vida y la muerte. El círculo representa el cráneo; las cuatro canelillas hacen alusión a los huesos y a las lágrimas de los fallecidos; estos últimos son colocados en forma de cruz para simbolizar los cuatro puntos cardinales y a los cuatro dioses que los representan en la cultura mesoamericana: Quetzalcóatl, Tláloc, Xipe Tútec y Tezcatlipoca.


Si dejamos un poco de lado el pasado oscuro de este alimento ancestral, no se puede negar la exquisitez de la mezcla de sabores. Además de la importancia de su presencia en cada ofrenda y en la mesa de todos los mexicanos, que se acompaña con una buena taza de chocolate caliente espumoso. Por ello es que también te compartimos la receta contemporánea del pan, proporcionada por el sitio web mexicano Gastronomas.




Receta de pan de muertos


Ingredientes:

500 gr de harina

150 gr azúcar

150 gr de mantequilla

40 gr de levadura en polvo

3 pz de huevos

10 gr de sal

10 gr de azahar


Almíbar para la decoración:

150 gr de azúcar

200 ml de agua

10 gr de azahar


origen y receta del pan de muertos 4


Procedimiento:

1. Mezcla los 100 gr de harina con los 40 gr de levadura y 80 ml de agua para hacer una masa base, luego déjala fermentar durante 2 horas.

2. En una batidora mezcla el azúcar, sal, esencia de azahar y 3 huevos; bátelo hasta que esté bien mezclado, después agrega la harina, la masa y la mantequilla, al final vuelve a batir hasta que la masa tenga elasticidad y déjala reposar por 15 minutos.

3. Al tener la masa lista, forma una bola con ella, luego aplánala y decórala con cuatro canillas y con una pequeña bola arriba. Déjalo reposar hasta que doble su tamaño. Hornéalo a 180°C durante 10 a 15 minutos. Al final, déjalo enfriar un poco.

4. Con una brocha barniza el pan con el almíbar y decóralo con azúcar. También puedes sustituir el almíbar con clara de huevo y decorarlo con ajonjolí.



**


Si no conoces el origen de la celebración que te ayuda a superar la pérdida de un ser querido, entonces te compartimos la historia de cómo surgió el día de muertos.

REFERENCIAS:
Cultura Colectiva

Cultura Colectiva


  COMENTARIOS