Platillos que seguro pediste por snob y ni siquiera sabías qué eran

domingo, 12 de febrero de 2017 6:46

|Gustavo Lopez

 

Tal vez fue por quedar bien, por impresionar a la persona con la que ibas o por imitar a tus amigos con los que saliste a cenar al restaurante de moda y dejaste solo y esperando a don Chuy, el señor de los tacos de suadero que tanto te gustan y que ese día te había apartado un chamorro. En cualquier caso, pides algo para comer que no sabes qué es, cómo se come y ni siquiera sabes pronunciar; tienes que pedírselo al mesero señalando la carta con tu dedo índice y tu cara de becerro: “Yo quiero uno de éstos”.

Sientes que casi berreaste cuando hiciste tu pedido y comienzas a sudar frío. ¿Qué tal si el platillo única y precisamente en toda la carta, es el que está hecho con el ingrediente que te da alergia? ¿Y si está condimentado de una manera que no te gusta y te lo tienes que comer?, piensas todo eso mientras te excusas y vas directo al baño.

comida snob pareja

La figura que indica si es baño de hombres o mujeres te recuerda que leíste en alguna página que los franceses tienen dos palabras distintas para referirse a las personas que disfrutan de comer:

Gastronome (gastrónomo): los amantes de la comida gourmet que también están muy interesados en la gastronomía.

Y:

Goinfre (glotón): una persona que come en cantidades excesivas sin importar qué ingiere.

Piensas un poco malhumorado que comer tacos con don Chuy no tiene nada de malo y que comer tacos debería ser considerada una actividad gourmet. Pero también te das cuenta que pedir algo sin saber qué es, sólo por aparentar, te hizo un snob de la comida. Regresas, tiene una plática de la que derivan risas y planes futuros hasta que llega el momento.

“Pinches, franceses”, te dices a ti mismo cuando llega el platillo que no reconoces y comienza tu aventura snob en el restaurante ante un plato que no era lo que esperabas.

Para que no te pase eso de nuevo, pregunta antes de pedir, o poder echarle un ojo a la siguiente lista de platillos que hicieron ver snob a más de una persona:

-

Fugu (pez globo)

comida snob fugu

Tal vez lo que tú querías era tofú y te trajeron este pez venenos crudo que a pesar de ser un manjar, su transparencia y su sabor ácido te repelieron.

-

Sannakji (pulpo)

comida snob sannakji

Snob porque son pulpos bebes troceados y semicrudos. Su nombre, al menos en español, no te prepara para el shok de sentir los tentáculos aún moviéndose en tu boca y tu estómago.

-

Revuelto Gramajo (papas fritas con huevo y jamón)

comida snob revuelto gramiajo

Creíste que este platillo sería más elaborado o implicaría un corte de res, pero te decepcionas al mirar tu plato de papas fritas.

-

Casu Marzu (queso podrido)

comida snob casu marzu

Lo mejores con mayor sabor son los que llegan a un punto en el que parecen y lucen incomibles; tal vez no te gusten los sabores fuertes y pedir este queso sólo es vanidad.

-

Ajiaco (sopa de pollo y elote)

comida snob ajiaco

Sopita de pollo con un nombre snob, aunque bien visto, todos los platillos aquí mencionados tienen nombres que en el español de México resuenan con tonos exóticos y eso les da un surplus de estilo.

-

Taco de Cuetlas (larvas de mariposa)

comida snob cuetlas

Esta delicia de Puebla y alrededores puede engañarte al creer que te traería insectos pequeños como los chochos; todo lo contrario.

-

La foie gras (hígado graso)

comida snob le foie gras

Pedir pato, sólo para practicar tu pronunciación del francés, que preparan después de matarlo con salvajismo no sólo es snob sino cruel.

-

Chunchules (tripas)

comida snob chunchules

Pedir tripas en un restaurante es snob porque el sabor que tiene en los puestos de tacos es igual o muchísimo mejor.

-

Les cuises de grenouilles (ancas de rana)

comida snob ancas

Otro platillo francés que, también, sabe como a pollo, pero no es pollo pero te hace ver como si estuvieras comiendo las desenfadadas y muy informales alitas.

-

Douhua (pudín de tofú)

comida snob douhua.pg

Llegado a este postre chino, te preguntas y me pregunto, qué significa ser snbo en la comida: dar la impresión, presentarte a ti mismo, como algo que no eres; y para eso no necesitas estar en un restaurante.


Tu plato es una sorpresa agradable o no, pero sabes que no lo volverás a hacer. Y en realidad, para la siguiente ocasión invitarás a todos tus amigos (o a tu cita) a cenar con don Chuy porque, acabas de pensar mientras dices que sí, sí estuvo buena la comida, que para un extranjero tal vez sea más o igual de raro probar los tacos de suadero y enterarse cómo se preparan.

Lo has logrado: sobreviviste al ridículo.

***

Siguiendo con la comida snob y las personas que la consumen, puedes conocer estos '10 platillos que seguro pronuncias mal'. Sin embargo quedan varias preguntas gourmet: ¿Cómo te vuelves en un gastrónomo delicado? y '¿Cuántos platillos debes haber probado para considerarte un experto en comida?'.

***

REFERENCIAS:
Gustavo Lopez

Gustavo Lopez


  COMENTARIOS