Las penas con pan son menos, ¿qué tiene el pan que lo hace tan bueno?

Martes, 18 de septiembre de 2018 10:55

|Abril Romero
razones por las que el pan es bueno


Es tu primer día en la primaria, estás rodeado de niños igual de confundidos que tú, tienes que cargar una mochila que te gana en peso y te obligan a usar un uniforme donde podría entrar otro niño de tu talla. De repente suena la campana y todos comienzan a salir al patio, en medio de la confusión recuerdas que en tu lonchera te espera un sándwich. En ese inmenso patio repleto de desconocidos, tu panecito medio aplastado con mayonesa y jamón es lo único que te hace sentir acompañado. Cuando la campana vuelve a sonar, ya estás platicando con otro niño que se sentó en la misma banca a comerse su lunch; sin proponérselo, el pan te acercó a tu mejor amigo de la infancia.


Algo tiene el pan que nos hace sentir menos solos, tan es así que la etimología de ‘compañía’ es ‘los que comen pan juntos’. Desde el comienzo de nuestra vida y de la historia de la humanidad el pan ha estado presente, no es casualidad que la religión católica lo haya elegido como uno de sus símbolos ni que forme parte de la dieta de casi todas las culturas. El pan es alimento, es unión, es consuelo y tradición; nos nutre tanto en cuerpo como en espíritu y su grandeza es tan humilde que todas sus virtudes se pueden resumir en dichos populares como éstos:


-


Con pan y vino se anda el camino


Los hornos de pan más antiguos encontrados hasta ahora datan del año 4000 a.C. Éste era el alimento favorito en la antigüedad porque se podía cocinar todo el año y no dependía ni de la caza ni de la cosecha (ya que los granos se almacenaban); además su conservación era relativamente fácil y su sabor, delicioso. Desde los egipcios (o quizá antes) el pan ha formado parte de nuestra dieta, sin embargo, cada cultura le ha puesto su toque para perfeccionarlo.



razones por las que el pan es bueno 1


El pan tiene los carbohidratos esenciales para nutrir nuestro cerebro y brindarle energía a nuestras células, de allí que haya sido el combustible de la civilización.


-


Donde hay hambre, no hay pan duro


Los carbohidratos nos ayudan a concentrarnos, sin ellos estamos irritables, nos enojamos con facilidad y nuestro cerebro no puede hacer actividades analíticas ni elucubrar pensamientos complejos. Otro beneficio de los carbohidratos es que nos quitan la sensación de hambre; por eso el pan siempre ha sido base y complemento de nuestros platillos favoritos.


razones por las que el pan es bueno 2


-


Pan ganado sabe a gloria


Seguro alguna vez escuchaste a tus papás criticar a tu primo el que “no sabe ganarse el pan”; y no, no se refieren a que amase y hornee sus propios bolillos, sino a que no ha comprendido que detrás de una deliciosa comida hay un montón de trabajo de todos los que contribuyeron a que hubiera un techo, una cocina, ingredientes, manos para prepararla y una familia con quien compartirla.


razones por las que el pan es bueno 3


El pan nos fortalece y repone toda la energía que perdimos al estudiar para ese examen o pasar el día en la oficina; después de un arduo día de trabajo, no hay nada más reconfortante que sopear un pancito en un caldo caliente.


-


Las penas con pan son buenas


La textura del pan comparte las características de los abrazos: suavecito, firme y tibio; no en vano lo recomiendan para calmar sustos y penas. Además, recordemos que el pan es la manera más inmediata de sentirnos acompañados y las tristezas pesan menos cuando las compartimos con otros.


razones por las que el pan es bueno 4


-


Nada es más bueno que el pan


Si hay algo por lo que puede sentirse orgullosa la humanidad es por haber inventado un alimento que, además de ser delicioso, convierte sencillos ingredientes en una fuente inigualable de nutrientes que llenan el estómago casi tanto como el corazón.


razones por las que el pan es bueno 5


Éstas son las razones por las que siempre que se habla de alguien bondadoso, sencillo y generoso se dice que es más bueno que el pan; aunque todos sabemos que nada ni nadie puede ser mejor que unos molletes doraditos un domingo en la mañana.

TAGS: Marcas comida
REFERENCIAS:
Abril Romero

Abril Romero


  COMENTARIOS