INICIO NOTICIAS VIDEO SERIES INFOGRAFÍAS ARTE FOTO CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES CIENCIA Y TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Las mejores recetas de postres fríos que debes intentar

8 de diciembre de 2017

Diego Cera

Con estas recetas en lo último que vas a pensar será en el calor, pues el resultado de cada una de ellas es un delicioso postre con el que podrás olvidar todos tus problemas.



Al ver que cada vez son menos las personas que se dedican al muy adorado oficio de vender helados o cualquier otro postre frío, la idea de que preparar estos productos es un asunto complicado se vuelve cada vez más evidente; no obstante, ¿qué tan difícil podría ser trabajar con saborizantes y un poco de hielo? Aunque suena a algo sencillo, no podemos olvidar que se trata de un arte que en sus inicios era exclusivo de la realeza; de hecho, a pesar de que se trata de un platillo cuyo origen data de mucho antes del nacimiento de Jesucristo, no fue sino hasta el siglo XVII que, a petición del rey Carlos I de Inglaterra, la receta se perfeccionó al agregar leche y jugos de frutas exóticas para crear ese manjar sólo digno de un paladar real.



Complicado o no, lo único que podemos adelantar desde ahora es que el helado es sólo uno de los muchos postres que pueden disfrutarse fríos; porque, claro, sentir en la lengua esa sensación que va de lo fresco a lo dulce de manera casi inmediata no puede ser un privilegio exclusivo de un monarca, sobre todo cuando existe una infinidad de alternativas para disfrutar de un postre frío además de los tradicionales helados. Si bien algunas de estas recetas suenan como un verdadero reto, en cuanto nos veamos saboreando alguno de estos platillos, nos daremos cuenta de que todo el esfuerzo que pusimos en ello ha valido la pena.


Para entender por qué este tipo de golosinas se convirtieron en las favoritas de la corte, bastan estas recetas que no sólo implican una verdadera experiencia en tu paladar, sino que son la respuesta justa a los días calurosos que a veces nos atacan sin previo aviso.


-

Raspado de sandía y frutos rojos



Ingredientes:


1/2 sandía

150 gr de frutos rojos variados (grosellas, moras, arándanos)

50 ml de jarabe de grosellas o granadina

1 cucharada de mermelada de arándanos negros

3 hojas de gelatina

80 gr de azúcar moreno

80 ml de vino de Oporto


Preparación:


Cortar la sandía en trozos y triturarla junto con los algunos frutos rojos, jarabe de grosella y una cucharada de azúcar morena. Dejar reposar.


Remojar las hojas de gelatina con agua fría hasta conseguir que adquieran una textura blanda, una vez logrado, escurrir y poner en una cazuela al fuego con 50 ml. de agua. Cuando la gelatina se disuelva, colar y agregar la mezcla de sandía y frutos rojos. Meter al congelador durante una hora.


Mezclar la mermelada, vino y los frutos rojos restantes, dejar que la mezcla se macere durante una hora para lograr que los sabores se combinen. Después de este tiempo, es hora de raspar —con un tenedor— la mezcla de gelatina y sandía hasta que lograr la textura de un granizado o raspado. Servir en una copa heladera y decorar con los frutos macerados.


-

Mousse de plátano



Ingredientes:


5 plátanos

2 huevos

5 cucharadas de azúcar glas

1 taza y media de leche

1 taza y media de nata líquida

1 pizca de sal

1 cucharadita de nuez moscada

1 hoja de gelatina

2 cucharadas de jugo de limón

Menta y salsa de chocolate para decorar


Preparación:


Remojar la gelatina en agua fría hasta que se ablande. Calentar la leche y rallar sobre ella la nuez moscada. Hacer puré de plátanos y jugo de limón. Cuando la leche esté caliente, agregar la gelatina y mezclar perfectamente con el puré. Dejar que alcance la temperatura ambiente.


Batir la nata mientras se agregan tres cucharadas de azúcar, una vez bien batida será necesario refrigerar. Del mismo modo, batir las claras de los huevos con una pizca se sal y dos cucharadas de azúcar, batir hasta punto de nieve.


Añadir las yemas a la mezcla de leche y puré e ir agregando poco a poco la nata y las claras haciendo leves movimientos de arriba a abajo. Servir en pequeños moldes y llevar al congelador a que endurezcan; una vez helados, decorar con salsa de plátano y hojas de menta.


-

Sorbete de limón al cava



Ingredientes:


1/2 botella de cava o champán

1 lt de helado de limón

8 cucharadas de nata

4 cucharadas de vodka

1 limón

1 taza de curaçao azul

2 cucharadas de azúcar

hojas de menta para decorar


Preparación:


Licuar el helado, nata, vodka y cava hasta lograr que todos los ingredientes queden perfectamente mezclados. Para servir, es necesario decorar el baso escarchándolo, para ello es necesario mojar los bordes con un poco de curaçao azul y después pasarlos por un plato con azúcar.


Una vez servida la mezcla, las hojas de menta le darán un toque colorido —e incluso un poco de sabor— a este sencillo postre.


-

Biscuit de queso



Ingredientes:


250 gr de queso cremoso para untar

100 ml de nata

3 yemas de huevo

50 gr de azúcar

1 medida (caballito) de ron

12 fresas

4 barras de chocolate blanco y negro

Salsa de frambuesas y hojas de menta para decorar


Preparación:


Batir las yemas con el azúcar hasta lograr una espuma casi blanca, añadir queso y seguir batiendo. Más adelante, será necesario agregar el ron y la nata previamente batida ligeramente. Servir en recipientes pequeños y cubrirlos con plástico film, dejar en el congelador.


Fundir las barras de chocolate blanco y negro por separado, introducir las fresas a modo de que queden bañadas en chocolate y dejar que se enfríen. A la hora de servir, una buena opción es presentar los biscuits en un plato acompañados de las fresas cubiertas por una ligera capa de salsa de frambuesas, coronar con una hoja de menta.


-

Pudín frío de limón



Ingredientes:


1 1/2 tazas de zumo de limón

1 tazas de nata líquida

12 bizcochos planos (sobaos)

3/4 sobre de gelatina de limón

2 cucharadas de azúcar

200 gr. de azúcar


Preparación:


Calentar en una cazuela una taza de jugo de limón con otra de agua. Cuando la mezcla comience a hervir, agregar la gelatina y mezclar bien. Fuera del fuego, agregar dos cucharadas de azúcar y comenzar a verter la nata sin dejar de batir todo.


Cubrir un molde con 6 sobaos y cubrirlos con el líquido antes preparado, asegurarse de haber cubierto bien los bizcochos y agregar otros seis encima que también deberán ser bañados por la mezcla . Refrigerar durante dos o tres horas.


Retirar del molde y adornar el pudín con las fresas en rodajas. Como una opción, se puede preparar caramelo con unas gotas de jugo de limón, azúcar y un poco de agua, todo esto se mezcla en una sartén hasta conseguir una sustancia de apariencia tostada.


-


Después de esto, quizá te des cuenta de que esperar al señor de los helados no es la opción más cercana para tener un postre refrescante justo cuando lo necesites. Con lo sencillas que resultan estas recetas, es un casi un hecho que tu refrigerador estará lleno de postres durante un buen tiempo.


TAGS: Recetas Postres Recetas faciles
REFERENCIAS: Hogarmania Tastemade República

Diego Cera


Articulista

  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Here's Why Claudia Romo Edelman Believes You Can Change The World 4 consejos para convertirte en viajero si tienes un trabajo muy demandante Pinturas de Philip Barlow que demuestran cómo ve el mundo la gente con miopía Ideas para tus selfies cuando no sabes cómo posar Fiesta de El Porvenir, el gran evento del vino mexicano que casi nadie conoce La enfermedad que regresó gracias a los antivacunas y está a punto de iniciar una epidemia

  TE RECOMENDAMOS