15 recetas que puedes preparar con latas de atún
Comida

15 recetas que puedes preparar con latas de atún

Avatar of Eduardo Limón

Por: Eduardo Limón

28 de abril, 2016

Comida 15 recetas que puedes preparar con latas de atún
Avatar of Eduardo Limón

Por: Eduardo Limón

28 de abril, 2016

Te compartimos recetas de atún que te ayudaran a reducir tu tiempo fácil, barato y con mucho sabor.

Para que estés desfalleciendo por recetas de atún en lata, significa que por lo menos alguna de estas situaciones se atraviesa por tu camino:

a) Eres estudiante y ya no sabes qué hacer con tu vida.
b) Trabajas y tampoco sabes qué hacer con tu vida.
c) Se acerca la quincena y de la anterior no queda mas que el recuerdo.
d) Vives por tu cuenta (o con roomies) y la alacena ya no rinde.
e) No puedes vivir toda la semana de pizza y hamburguesas (sabemos que sí, pero no es correcto).
f) Te da flojera cocinar y de sincronizadas no vive un ser humano.
g) Te peleaste con tu mamá y ya no te prepara ni un vaso de agua (pídele perdón, sabes que te conviene).

Y como si fuera una receta en sí misma, cada una de estas circunstancias se combina con los ingredientes perfectos para que llegue el día en que ya no sabes qué comer, cómo ayudar a tu bolsillo ni cuál es la mejor forma de ahorrar tiempo en la cocina. Entonces las opciones se limitan y sólo queda mirar a la comida enlatada y congelada; pero si recuerdas un poco las enseñanzas de la familia, comer no es lo mismo que alimentarte y las sopas instantáneas o las bolsas de carne para microondas ya no parecen tan atractivas como antes.

Recetas de atún - Steve Carell

¿Cuál es la alternativa no tan destructiva y sobre todo, práctica? Claro, el atún. Sólo que comerlo de la lata o incluso de un sobre que ya hasta tenedor trae, es aburrido, monótono y te recuerda la miseria de tu cartera. Además, los platillos no se basan exclusivamente en su contenido, deben ser cautivadores y hasta cierto punto bellos; es así como una exigencia más entra en tu lista de necesidades.

Por ello, tomando en cuenta que todos hemos atravesado por una racha así en nuestra vida –y nada nos exime de volverla a vivir–, nos hemos dado a la tarea de buscar esas recetas que no te tomen años en su preparación, sean ricas, bonitas y sobre todo, sustanciosas.

-

Jitomates rellenos de atún

Es quizá la opción más fresca y sencilla de toda la lista. Esa combinación de sabores y texturas son perfectas para días en los que tu cuerpo necesita mucha agua y sensaciones frías en tu boca; además, tienes la gran opción de poder improvisar con otros ingredientes de tu gusto sin que haya extremadamente malos resultados.

Burrito de atún

Sorprendentemente sencilla y fácil, sin mencionar lo deliciosa y elaborada que parece esta receta. Un giro nada cotidiano para un platillo del norte y que los extranjeros creen que es más mexicano que un tamal; inténtalo, su sabor te sorprenderá.

Atún en salsa de jitomate

Puede que a primera vista no sea algo muy llamativo, pero justo en esa simpleza de su preparación radica el magnífico sabor. Si crees que el sabor a pescado va a opacar el resto del guisado, no es así; no tengas miedo de un platillo que en realidad es tan rico que podrías repetirlo más de una vez a la semana o a la quincena.

Albóndigas de atún

Generalmente las albóndigas son ricas, pero suelen ser tardadas e incluso complicada si no sabes algunos trucos para que queden perfectas. Verás que con el atún no es el caso, es tan fácil que podrías hacerla cualquier mañana sin problemas. Además, las puedes acompañar con la salsa que tú quieras.

Salpicón de atún

Si te lo propones puedes preparar uno en menos de quince minutos. Este platillo clásico de la gastronomía mexicana suele tener muy buenos resultados dependiendo de las variaciones que se le quieran hacer, sin problemas.

Croquetas de atún

Probablemente tengas que dedicarle un poco más de tiempo a este guiso, pero verás que no pudiste haber hecho algo mejor para tu estómago y felicidad. Las puedes acompañar con lo que tú quieras.

Atún a la vizcaína

Un poco de sabor a Navidad no le hace mal a nadie; además, es una receta que rinde tanto que nunca podrás decir que te quedaste con hambre o algo parecido. Y contrario al bacalao, que si no sabes prepararlo a la perfección puede quedarte salado, aquí no corres ese riesgo.

Ceviche de atún

Sin complicaciones. Un ceviche es de lo más rápido y estético que puedes hacer para llevar a la escuela, al trabajo o en un domingo en casa sin que nadie te moleste. Basta con unas tostadas o unas galletas integrales para que todo se dirija a un gran sabor.

Pastel de atún

Obviamente no nos referimos a un pastel como suele entenderse; en la cocina se nombra así a guisos de algún tipo de carne que se asemejan a estos postres, como una lasagna, por ejemplo. Y en el caso de éste, que se puede hacer en frío, el sabor va más allá de cualquier aspecto que pueda tener tu preparación.

Hamburguesas de atún

No es necesario que armes estas hamburguesas como suele concebirse a una, es decir, pan, aderezos, etcétera. Puedes acompañarla de una ensalada fresca u otros ingredientes para tener un resultado más dietético y barato.

Rollos de pepino y atún

Como si fuera un sushi que dio la vuelta de adentro hacia afuera, estos rollos son extremadamente deliciosos, rápidos y frescos. Incluso cuando los prepares y alguien vea lo que estás comiendo, llamará tanto la atención que te darás cuenta de que no sólo son nutritivos, sino atractivos.

Aguacates rellenos de atún

Una de las opciones más conocidas de la cocina rápida y sin complicaciones; debes tener un poco de paciencia, sí, porque de lo contrario terminarás rompiendo cada uno de los aguacates, pero es un platillo en extremo saludable y económico.

Arroz con atún

A muchos no les gusta el arroz o no les llama la atención una combinación así, eso es válido, pero en el momento en que prueben esta receta, será decisivo para su vida. El sabor y las texturas que presenta este guiso son lo necesario para olvidar que la quincena todavía está lejos y que debes comer atún como si no hubiera mañana.

Macarrones con atún

Suena un poco extraña la combinación, lo sabemos. Pero ésta es una versión económica de esa maravillosa pasta con mariscos que sirven en algunos restaurantes italianos. Con probar no se pierde nada.

Tortilla de atún

Tan simple como hacer una tortilla española, sólo que añades el atún como ese ingrediente extra que lo va a cambiar todo. Quizá pienses que el extremo de la desesperación es justamente combinar huevo con algún enlatado, pero esta receta demuestra lo contrario; con las especias necesarias y un poco de dedicación, incluso éste se podría convertir en tu platillo predilecto.

Con un guiso para cada día de la quincena, si eres uno de esos que espera los días de pago sólo para financiar deudas o un estudiante que entre semana no tiene tiempo de respirar por estar metido entre libros, clases y vida social, este listado se puede convertir en tu guía maestra de supervivencia.

***
Te puede interesar:
Consejos para improvisar en la cocina cuando sólo tienes pocas cosas en el refri
8 platillos que puedes compartir durante el desayuno con tu pareja


Referencias: