PUBLICIDAD

COMIDA

¿Por qué es malo tomar agua mientras comes?

Lo ideal es beber un vaso con agua media hora antes de que consumir los alimentos

¿Por qué es malo tomar agua mientras comemos? Suena contradictorio escuchar esta frase cuando todos sabemos que tomar agua es muy benéfico para nuestro organismo y debemos hacerlo durante el día pero tiene una razón de ser, y no es nada más para que no te llenes y te acabes la comida del plato, como decían las abuelitas y las mamás, sino algo mucho más químico de nuestro cuerpo. 

¿Por qué no deberías tomar agua mientras comes?

A mí me sorprendió mucho en cuanto lo supe y no tiene nada que ver con lo que te dice tu abuelita. La organización de nutrición del oeste de Ottawa (OWN) publicó que beber agua mientras comes podría diluir los jugos gástricos encargados de eliminar las posibles bacterias de los alimentos ingeridos. Nada para alarmarse, en realidad no pasa nada si le das unos pequeños tragos, la idea es evitar tomar un vaso completo o más porque entonces es cuando podría interferir con el proceso del ácido hidroclórico. De igual manera la digestión se puede volver más lenta y esto seguramente tendrá como resultado que te sientas muy hinchado e incómodo y a la larga que subas de peso; sin embargo, tomar un poco ayuda a diluir los alimentos que no pudimos masticar bien. 

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

¿Cuándo deberías tomar agua a la hora de la comida?

Lo ideal es tomar agua media hora de empezar a comer, de esta forma te estarás hidratando como en el resto del día pero también te sentirás saciedad para que cuando llegue la hora de los alimentos no tengas la necesidad de comer en exceso y puedas disfrutar solo lo que tu cuerpo necesita.

Hablando después de los alimentos, se dice que si tomamos agua fría haremos que disminuya la temperatura del estómago y con eso, tu digestión se verá afectada. Los expertos recomiendan que bebas agua al menos una hora y media después de los alimentos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Ahora, no olvides tomar agüita a lo largo del día y sobre todo cuando despiertas, ya que tu cuerpo se encuentra deshidratado por tantas horas en reposo. Tener un termo o vaso junto a la cama para que des un buen trago en cuanto abras el ojo, le vendrá muy bien a tu organismo. Mantenernos hidratados nos ayuda a tener una piel más linda, limpia y luminosa, evita los dolores de cabeza, alivia la fatiga y ayuda al estreñimiento entre otras cosas. 

Así que ya sabes, si puedes toma agua media hora antes de los alimentos, algunos traguitos durante la comida y una hora y media después de ellos, el resto del día sigue entrándole porque es muy benéfico para la salud. Te recomiendo llenar un cilindro y tenerlo siempre cerca para que por inercia la bebas casi sin darte cuenta. Si no eres fan del agua simple puedes cortar unas rodajas de naranja o limón y crear infusiones, le darán un toque fresco y con un poquito de sabor que te hará agarrarle el cariño.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO
Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD