6 pasos para construir un espacio de meditación en tu casa
Diseño

6 pasos para construir un espacio de meditación en tu casa

Avatar of Eduardo Limón

Por: Eduardo Limón

16 de mayo, 2016

Diseño 6 pasos para construir un espacio de meditación en tu casa
Avatar of Eduardo Limón

Por: Eduardo Limón

16 de mayo, 2016



Tomando en cuenta que cada día que pasa la tranquilidad se escapa de nuestras manos y nos sentimos como consecuencia de ello, más solos, ansiosos y deprimidos, buscar espacios que nos puedan devolver un poco de esa seguridad y paz que se han ido se ha convertido en una necesidad constante. Erróneamente solemos indagar en sitios públicos que terminan por no ser exactamente eso que esperábamos, creemos que cualquier lugar puede funcionar para ese ejercicio de relajación y búsqueda que tanto nos urge. Y lamentamos informarlo, pero ése es un método que no funciona.

meditar en casa mujer


Si de verdad requerimos un espacio para la meditación, la serenidad y la reflexión, se necesita construirlo, no hallarlo. No nos referimos a una práctica precisamente religiosa, se puede tener un credo o no y de todas formas precisar de un área en la que, a manera de un altar, se encuentren todas esas cosas que te constituyen y devuelven a ti.

Estamos hablando de un sitio que nos ayude a poner una pausa, a desconectarnos (aunque sea por un minuto) del caos contemporáneo y refleje un poco de eso que realmente cuenta: dialogar contigo mismo, amar la vida y practicar la gratitud frente al mundo. Una vez que ese espacio está designado en casa y listo para la meditación y el pensamiento, el flujo de ideas, seguridades y calma es trabajo propio. La habitación no hará nada por sí sola.


meditar en casa puertas


Sin embargo, y tomando en cuenta que se necesita de cierta belleza y armonía en los alrededores, la apariencia, la conformación de dicho espacio, es aconsejable que cumpla con los siguientes puntos. Detalles en extremo simples y muy baratos. Nada de esto es rebuscado y tampoco debe tomarse como algo vacío; recordemos que lo hacemos por nosotros mismos y por nadie más.



-

Limpieza

meditar en casa habitacion

Para empezar, recordemos que nuestro espacio personal es un espejo de lo que pasa en nuestro interior, entonces limpia y mantén ordenado ese lugar. Barre, sacude, tira, dona y recicla todo eso que está arrumbado, sucio o sin utilizar.



-

Inversión

meditar en casa terraza

Esto no es una competencia de decoración o interiorismo. Debe verse bien, sí. Pero sobre todo, sentirse mejor; las mejores cosas no se pueden alcanzar con grandes cantidades de dinero.



-

Recordatorios

meditar en casa objetos

En nuestro lugar especial se necesitan todo el tiempo objetos que recuerden nuestro interior. Así que pon ahí tus fotos, tus libros más preciados, tus velas, tus cuadros favoritos, tus esculturas o imágenes religiosas (si es que profesas alguna religión), etcétera. Todo eso que te represente. Pero recuerda, no es una bodega, aquí sólo van esas cosas de verdad significativas.



-

Reflexión

meditar en casa cuarto

Necesitamos que ese espacio refleje también lo que estamos buscando sin perder nuestro estilo; cada quien tiene sus propios gustos, entonces intenta que ambas se conjuguen sin suprimirse. Quizá te agraden los colores oscuros, pero si estás buscando un lugar para sentirte en calma, no puedes hacer un entorno demasiado violento.



-

Diversión

meditar en casa yoga

No se trata de que quede perfecto. Se trata de disfrutar la construcción de este lugar y estar feliz con los resultados.



-

Práctica

meditar en casa alcoba


Una vez instaurado, no lo podemos dejar ahí olvidado. Todo este esfuerzo para que después decidas meter ahí la caminadora o la elíptica sería un desperdicio. Entra regularmente a meditar. Esto no significa nada extraordinario; sólo que estés adentro, relajándote y buscando respuestas para aquello que te aqueje. Puedes aromatizar la habitación o poner la música que más te tranquilice para ayudar en esto.



-

Siempre recuerda porqué diseñaste este espacio, porqué se convirtió en una necesidad y cómo lo trajiste a la realidad. Deja que éste evolucione contigo y nunca dejes de utilizarlo para su cometido real, porque es en esa habitación especifica donde puedes encontrarte y sanar todo lo que sientas deteriorado.


***
Te puede interesar:

Guía de meditación para principiantes

Poesía y meditación en la obra de Youdhi






Referencias: