Diseño

Ada Louise Huxtable, la voz de la arquitectura

Diseño Ada Louise Huxtable, la voz de la arquitectura

“Aunque deseaba tener su atención, me daba miedo tenerla”.

Estas palabras fueron pronunciadas alguna vez por el arquitecto Frank Gehry al hablar de la crítica de arquitectura más reconocida de finales del siglo pasado: Ada Louise Huxtable. Las palabras se leen sinceras, sin la intención de vestir alguna falsa postura, sobretodo por significar lo que sentían casi todos los arquitectos que producían obra lo suficientemente influenciable para afectar, positiva o negativamente, la historia de la arquitectura.

appraisal-articleLarge

Huxtable falleció el 7 de enero de este 2013 a los 91 años de edad, su última columna se imprimió el 3 de diciembre del año pasado en el Wall Street Journal, no como otra más de su exquisita escritura, pero sí como la efusiva invitación a no dejar de escribir, hablar y discutir arquitectura.

architecture-critic-ada-louise-huxtable

Más importante que haber ganado el Pulitzer en 1970, entabló la arquitectura como el diálogo público para cualquier persona que leyera su columna, sin la necesidad de ser arquitectos; la composición de sus oraciones acompañaban el descorche de agridulces verdades que muchos callaban, para fijar los ojos de cualquier lector y prestar atención a lo que tenía que decir.
Ada-Louise-Huxtable NYP_LOC5-424x412

Para los arquitectos que respiran felizmente la inolvidable fragancia de un buen edificio podría sonar como una increíble historia de ficción, pero la arquitectura se tornó en un tema de la gente, sin la necesidad de conocer la vanguardia que el edificio seguía o el nombre de su arquitecto; cualquier persona podía entender la importancia que esa obra tenía por su lugar en la ciudad, la historia que vivió, el por qué está ahí, lo que hace sentir al visitarla y, tal vez, la más importante, su lugar dentro de la ciudad.

20130108Huxtable3-blog480

Esa emoción por la arquitectura que alguna vez sacudió ciudades enteras dejó de sentirse, se extinguió, no por los terceros, sino por los arquitectos que no defienden el tema de la arquitectura, lo esquivan al tenerlo frente a ellos y prefieren escudarse al intentar escarbar cualquier otro contenido que hayan visto o escuchado recientemente, pretendiendo defender su flaca postura.

Hemingway habló alguna vez de los críticos como las personas que miran una batalla en lo alto de una colina y al terminar, bajan y disparan a los sobrevivientes. La frase es un saco entallado para las personas que hablan sin escuchar, que tratan a la crítica solamente como algo peyorativo y destructor de ideas. Sin embargo, existen más cosas dentro de una crítica que han quedado olvidadas por el desuso incesante de la palabra.

Ada Louise Huxtable

Una crítica construye, debe ser la causa por la que se reflexiona y cuestiona un argumento. En su mejor composición, la crítica no viste prendas calificativas para contaminar la deducción del lector, sino que lo invita a volverse parte de ella, a entenderla como la mezcla de lo que se lee y lo que se sabe, como el origen del criterio y la opinión. 

Hacen falta críticos que resalten los verdaderos elementos que hacen a un edificio ser arquitectura, y en caso de no tenerlos, hacer notar su ausencia. Se debe terminar la línea de “críticas” que sólo se esfuerzan por alcanzar una buena descripción visual del proyecto, para dar lugar a una consciencia arquitectónica responsable.

La firmeza en el carácter de sus escritos hizo que Ada Louise Huxtable fuera tomada como punto de partida y referencia pública para la comunidad arquitectónica, la contundencia en la naturaleza y limpieza de su pensamiento fue la constancia en la búsqueda del rigor intelectual y de los grandes estándares de diseño.

93-Ada-Louise-Huxtable-RT

Su legado no sólo debe entenderse y apreciarse, debe ser seguido por los que luchan, día con día, por preservar la esencia de la arquitectura.


Referencias: