Diseño

Angélica Dass y su Pantone humano

Diseño Angélica Dass y su Pantone humano

Aquí no importan las diferencias raciales, se desvanecen y se convierten en un arcoíris que va desde la piel más blanca hasta el cutis más oscuro. Las ricas tonalidades son muestra de una cultura viva. Tu piel y la mía son ejemplo de colores que no nacen de la mezcla en un godet, sino de la fusión de culturas y de la genética misma convirtiendo la piel en instrumento del arte.

 

 

Angélica Dass de origen brasileño es diseñadora, fotógrafa y también cuenta con una licenciatura en Bellas Artes en su natal Río de Janeiro. Realizó un Pantone humano y decidió ubicar todos los tonos posibles de la piel en una paleta de colores parecida al sistema de identificación de color utilizado en las artes gráficas.

 

 

Humanae es el nombre de la serie de Angélica que consiste en una línea de retratos acomodados en forma de muestrario (que semeja al catálogo desarrollado por Pantone Inc.) en los que ubica a personas de todo tipo de raza sobre un fondo equiparable a su color de piel. Debajo de cada fotografía aparece un código alfanumérico que identifica el tono dentro de la paleta oficial de Pantone. El objetivo es identificar y registrar los tonos de piel existentes dentro de los colores que reconoce la marca.

 

 

Humanae es un inventario cromático. Un proyecto que reflexiona sobre los colores más allá de las fronteras de nuestros códigos”.

 

 

Para llevar a cabo este proyecto, la artista se dedica a fotografiar distintas personas que representen la diversidad cultural manifestada a través del color de piel, posteriormente toma una muestra del tono de las mismas y mediante un software especializado (sincronizado con Pantone Inc.) la artista consigue el color oficial de la persona, logrando un tono único para cada individuo.

 

 

“Usando como referencia el sistema de color Pantone, se realiza una serie de retratos donde el fondo es el tono extraído a partir de una mediana de 11×11 pixeles del rostro de las personas retratadas. El objetivo es registrar los tonos humanos entre una gigantesca colección de colores, mediante una medición aséptica”.

 

 

Cabe mencionar que este proyecto está en proceso debido a que nuevos voluntarios desean integrarse al Pantone humano, además, porque la piel está expuesta a cambios que alteran su color, por lo que una misma persona puede representar distintas tonalidades a lo largo de su vida. El ejercicio de Angélica no sólo es un ingenioso trabajo fotográfico; es también una representación a través del arte de cómo todos formamos parte de un universo cromático donde la piel nos identifica y nos hace únicos.

 

https://img.culturacolectiva.com/content/2012/10/167.png
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/10/266.png
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/10/336.png
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/10/427.png
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/10/521.png
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/10/615.png
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/10/712.png
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/10/810.png
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/10/910.png
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/10/108.png
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/10/1113.png
https://img.culturacolectiva.com/content/2012/10/1213.png

 


Referencias: