NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

Cómo la arquitectura puede influir en las sensaciones y emociones de las personas

27 de octubre de 2017

Cultura Colectiva

El concepto de arquitectura emocional fue acuñado por el escultor polaco Mathias Goeritz, quien desarrolló junto con Luis Barragán una nueva corriente arquitectónica

Sólo recibiendo de la arquitectura emociones, el hombre puede volver a considerarla como un arte
—Mathias Goeritz


La primera vez que se escuchó hablar del concepto de arquitectura emocional dentro del estudio de la arquitectura contemporánea fue en boca del escultor polaco Mathias Goeritz, en un manifiesto escrito en 1953 para la antesala de la presentación del Museo Experimental El Eco, de la Ciudad de México. El arquitecto Ignacio Díaz Morales, junto al ingeniero Jorge Matute Remus, invitaron a Goeritz a la recién inaugurada Escuela de Arquitectura de Guadalajara como parte de los talleres de educación visual por medio de los que se difundían las enseñanzas de la Bauhaus.


Mathias Goeritz y Luis Barragán


En Guadalajara Goeritz conoció a uno de los mayores referentes de la arquitectura emocional de esas décadas, Luis Barragán. Años más tarde se trasladó a la Ciudad de México, donde se integró a los talleres de educación visual de la Universidad Iberoamericana. Ahí creó la Escuela de Artes Plásticas.


La Osa Mayor


En 1953 y sin desempeñar labores como arquitecto, Goeritz fue invitado a diseñar el Museo Experimental El Eco, ubicado en la delegación Cuauhtémoc de la capital mexicana. Con esta obra se convirtió en el precursor de la “Arquitectura Emocional” la cual plantea el modo en que percibimos los espacios que habitamos y las funciones que desarrollamos dentro de ellos. Goeritz señala que la arquitectura debería ser arte también, invitándonos en cada espacio a percibir sensaciones diferentes al estar en contacto con distintos ambientes.


Museo Experimental El Eco


Existen diferentes factores que definen la arquitectura emocional: color, iluminación y el uso del agua como un elemento fundamental. Asimismo, las obras concebidas bajo esta corriente se caracterizan por agudizar los sentidos de las personas de diferentes maneras. Todos estos elementos, cuando son apreciados a detalle y de forma conjuntan generan ambientes únicos.


Centro del Espacio Escultórico en Ciudad Universitaria, obra que reproduce la imagen cósmica del mundo prehispánico


La obra de Goeritz es definida por arquitectos e historiadores del arte como escultura-arquitectónica o arquitectura-escultórica, en la que existe la necesidad de un contenido simbólico que provoque al espectador emoción por medio de formas, espacios y volúmenes.

Después de esta obra Goeritz fue invitado a participar en el proyecto de las Torres de Satélite, al norte de la capital mexicana, junto a otro de los precursores de la corriente y su amigo, Luis Barragán, lo cual significó la culminación de la arquitectura emocional planteada por Goeritz. A partir de ahí pasó de una arquitectura habitable a una estructura visible a lo lejos desde diferentes puntos. Algunos arquitectos han criticado esta obra y han insistido en que no consiste más que en una enorme escultura, a lo que Goeritz respondió: “Para mí serán al mismo tiempo pintura, escultura y arquitectura emocional".


Torres de Satélite


En conclusión, la arquitectura no ha sido vista de la misma manera antes y después de los precursores de la arquitectura emocional como lo fueron Goeritz y Barragán, quienes con sus obras han dejado el legado de la emoción por el espacio, la identificación con lo habitable y sobre todo el renacer de la arquitectura como el arte que integra a las artes.


Escrito por Abel Alejandro Hernández


***

Arquitectura basura para una vida basura es una reflexión que también nos invita a pensar en las formas y en los espacios como algo más que un sitio habitable vacío.

TAGS: Arquitectura Artistas mexicanos historia de méxico
REFERENCIAS:

Cultura Colectiva


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

Déjame que te cuento, el taller que demuestra que los niños son los escritores más creativos Llevaré puesto tu abrazo con la misma fuerza de tus besos Es ahora cuando percibo que heredé tu tendencia al desastre Preguntas sobre nuestro cuerpo que todos nos hemos hecho alguna vez en la vida La poesía es una total porquería cuando tengo frente a mí tu cuerpo desnudo Sé de memoria tu silueta, tu forma que se proyecta entre las sombras

  TE RECOMENDAMOS