La casa de los horrores de Guillermo del Toro

La casa de los horrores de Guillermo del Toro

Por: Rodrigo Ayala Cárdenas -


Charles Dickens fue uno de los grandes héroes de la novela victoriana por entregas. Su popularidad fue inmensa: las personas se reunían en familia o entre amigos para leer en voz alta sus líneas y esperaban con ansias la siguiente entrega para saber qué pasaría con sus personajes favoritos. Una de sus novelas más célebres es “Casa desolada” (1853), la cual narra la historia de Esther Summerson; una mujer abandonada por sus padres y protegida por el poderoso magnate John Jarndyce. Él la lleva a su residencia, mejor conocida como "Bleak House", cuando Esther cumple 18 años. El libro gira en torno a los infortunios de estos personajes, quienes tienen que sortear todo tipo de obstáculos y desgracias sociales.


“Bleak House” es una novela que se ha ganado el corazón de millones de lectores en todo el mundo. De hecho, uno de sus mayores fanáticos decidió retomar ese mismo nombre para bautizar su propia mansión victoriana. Esta nueva versión es terrorífica, mágica y un auténtico museo de lo sobrenatural construido por un hombre que transforma la realidad en lo que más ama: terror. Se trata del cineasta mexicano Guillermo Del Toro.


La casa de los horrores de Guillermo del Toro 1


La casa de los horrores de Guillermo del Toro 2


La arquitectura victoriana se caracteriza por retomar aspectos del estilo gótico. Se le llama así porque tuvo su mayor boom durante el reinado de Victoria I en el Reino Unido, a mediados del siglo XIX. Su auge comenzó a partir de la construcción de residencias particulares en Inglaterra y Estados Unidos. Aunque hay varios edificios públicos que también fueron diseñados a partir de este estilo. El estilo victoriano se distingue por combinar lo inglés con lo griego.


La casa de los horrores de Guillermo del Toro 3


La casa de los horrores de Guillermo del Toro 4


Guillermo Del Toro, fiel seguidor de toda la imaginería relacionada al cine y la literatura de terror, construyó su propia versión de Bleak House con la apariencia de una mansión rodeada de neblina lúgubre. Esta inmensa casa posee grandes ventanales que dan hacia oscuros jardines y largas escaleras de madera que conducen hacia tétricos pasillos. Ya desde la entrada se nota la intención de crear una atmósfera digna de una casa habitada por seres aterradores fuera de esta realidad. El corredor principal conduce a una inmensa cabeza del monstruo de Frankenstein, la cual se sostiene de un balcón. La casa de los horrores está construida con paneles y columnas de madera para darle un aspecto añejo; por esa razón parece que el tiempo se detuvo en otra época dentro de la residencia.


La casa de los horrores de Guillermo del Toro 5


La casa de los horrores de Guillermo del Toro 6


Bleak House, que en realidad comprende dos casas, es un tesoro arquitectónico que se alimenta de la inmensa colección que el cineasta posee sobre el cine de horror. Figuras de Edgar Allan Poe y H. P. Lovecraft resguardan su biblioteca, la cual está repleta de libros sobre ocultismo, mitología, terror y anatomía. El lugar luce elegante, no sólo por la presencia de tan distinguidos escritores sino por las alfombras tipo Bruselas o Wilton que adornan el suelo y las mesas de caoba en cada habitación. Los distintos y extraños seres que también adornan cada esquina son tan fantásticos como perturbadores.


La casa de los horrores de Guillermo del Toro 7


La casa de los horrores de Guillermo del Toro 8


En su nacimiento, el estilo victoriano fue usado específicamente por la clase más adinerada. Con el pasar de los años la clase popular fue adoptando este estilo. Finalmente, el cine se encargó de darle ese toque tétrico y añejo que tantas veces hemos visto en cintas como "La dama de negro" o "La cumbre escarlata" del brillante Guillermo Del Toro. El cineasta utiliza el ambiente y la inspiración de Bleak House como estudio de trabajo, sobre todo cuando se encuentra planificando su siguiente película. Es fácil imaginar al creador mexicano sentado en uno de los tantos sillones tapizados con piel, dibujando el próximo cuadro de un storyboard, charlando con sus colaboradores o leyendo de nueva cuenta el guión. 


La casa de los horrores de Guillermo del Toro 9


La casa de los horrores de Guillermo del Toro 10


Los muros rojos de Bleak House le ofrecen al sitio una apariencia sofisticada a juego con las cortinas de terciopelo, mismas que llevan lazos y bordados en piedras. Sobre las mayoría de las paredes, como no podía resultar de otra manera en la arquitectura victoriana, descansan enormes libreros tallados en maderas preciosas y cuadros con marcos dorados y voluminosos. Las pinturas más célebres que cuelgan en Bleak House son los retratos de las leyendas ya mencionadas –Edgar Allan Poe y H. P. Lovecraft– obras que Del Toro encargó al artista Michael Deas, quien se ocupa de hacer los artes de las estampillas postales en Estados Unidos.


La casa de los horrores de Guillermo del Toro 11


La casa de los horrores de Guillermo del Toro 12


Del Toro no vive en este sitio (aunque quisiera, lo sabemos muy bien), ya que a su esposa e hijas les parece un lugar escalofriante para dormir. Razones no les faltan para pensar así, sólo un obsesivo del horror podría disfrutar el momento en el que se encuentra con una réplica de Regan (la niña de “El Exorcista”) o con un busto pálido de Nosferatu. Una persona que ignore la hermosura detrás las extrañas formas de los actores de “Freaks” (cuyas réplicas también se hallan aquí) saltaría al toparse con ellas. Nadie en su sano juicio aceptaría que en su mesa de centro, fabricada con caoba, posaran un par de tentáculos de pulpo en formol o que en lugar de fotografías familiares haya bocetos de H. R. Giger (creador de Alien) o pósters de cintas de terror de los años 50 o 60.


La casa de los horrores de Guillermo del Toro 13


La casa de los horrores de Guillermo del Toro 14


Guillerno Del Toro posee una imaginación que no se parece a la de nadie. Para el cineasta, Bleak House y cada uno de sus tétricos detalles son como un efugio, pero también el epicentro de sus obsesiones:


«Nos pasa a todos, nuestra casa es lo que somos. Aunque la vida consista en no juzgar un libro por su cubierta, somos lo que tenemos. Y sé que la diferencia entre recoger o acumular es muy, muy, muy pequeña. Un tipo acaparador acumula compulsivamente, mientras que el coleccionista vive a través de sus objetos y cada uno tiene un significado. Ese soy yo».



-

Sólo pocos poseen la experiencia para dar los mejores consejos sobre creatividad, uno de ellos es el cineasta del cual acabamos de hablar. Sigue los 5 consejos de Guillermo del Toro para jóvenes creadores. Si ya eres un fan confeso de sus películas, entonces debes saber cuáles son las películas que han inspirado las extrañas fantasías de Guillermo del Toro


Referencias: