Ch’C’Late Research Facility, el exquisito rival de Willy Wonka está en Singapur

Ch’C’Late Research Facility, el exquisito rival de Willy Wonka está en Singapur

Por: Marta Rico -

Existen pocos alimentos tan preciados como el chocolate. Levantador del estado de ánimo y antídoto contra la tristeza, la ansiedad o la irritabilidad, este manjar de dioses cuenta con su propio templo en Singapur. Ch’C’Late Research Facility es ese espacio gourmet ideado para los que alguna vez han soñado con perderse en la fábrica de Willy Wonka.

Ch’C’Late Research Facility


Al igual que en el film de Tim Burton y bajo la fórmula Happy food makes happy people, la compañía Chocolate Research Facility (CRF) se ha propuesto que los amantes del chocolate experimenten constantes sorpresas en un lugar de creación artística: divertido, imaginativo y sin límites. Así, elaboran este suculento alimento a partir de cuatro ingredientes: 

Ch’C’Late Research Facility

La innovación. No se cansan de crear y probar nuevas recetas, tanto así que en su site aseguran haber aumentado varias tallas de pantalón. Su carta incluye el chocolate de temporada, clásico, de frutas, con doble fruta, de café, para el té, con frutos secos, para expertos, exóticos y con alcohol… unas mezclas que superan los 100 sabores distintos. 

Ch’C’Late Research Facility

Cultura chocolatera. CRF supone una nueva forma de concebir el chocolate, como ellos mismos resumen: “Se trata de elaborar un envoltorio similar a una pastilla de jabón, diseñar interiores al estilo de un laboratorio de investigación, crear combinaciones de sabores tan excelentes que nadie nunca pudiera imaginar y hacer que lo imposible parezca real”. 

Ch’C’Late Research Facility

La excelencia en el diseño. Su identidad visual, interiorismo y packaging atrapa sensorialmente. Destacan los productos por sus colores y formas, una imagen gráfica que lleva al coleccionismo por el efecto visual que produce en conjunto. 

Ch’C’Late Research Facility


Comunicación.
La web, diseñada por Asylum Studio, mantiene el leitmotiv de la marca, reforzando la coherencia gráfica, incluso, el home se va derritiendo provocando en el internauta el efecto ‘perro de Pávlov’ frente al ordenador. Una vez que el visitante ha caído rendido a los encantos del lugar entra en juego el merchandising. Platos, tazas, camisetas, entre otros, impactan sobre el sentimiento de identidad de los fanáticos del chocolate.
 

https://img.culturacolectiva.com/content/2013/11/chocolate-fabrica.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/11/chocolate-singapur.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/11/chocolate.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/11/chocolates.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/11/Ch’C’Late-Research-Facility-fabrica.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/11/Ch’C’Late-Research-Facility-tienda.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/11/Ch’C’Late-Research-Facility.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/11/envolturas-chocolate.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/11/mercancia-chocolate.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/11/tienda-de-chocolate.jpg


Con estas credenciales no es de extrañar que en 2009 la revista Time reconociera a Ch’C’Late Research Facility como la mejor tienda asiática para experimentar con el chocolate. Todo un regalo para la vista y el paladar.

Más en: Chocolate Research Facility

Referencias: