Switch to English
Arte
Cine
Comida
Entretenimiento
Estilo de vida
Historia
Letras
Moda
Fotografía
Música
Viajes
Catar

DISENO

Cómo construir tu propio espacio de relajación con sólo 5 materiales

Por: Cultura Colectiva28 de septiembre de 2017

¿Te sientes estresado después de ir a la escuela o al trabajo pero no logras relajarte dentro de tu propia casa? En esos días de mayor tensión necesitamos despejar nuestra mente y enfocarnos en realizar alguna actividad en la que, además de olvidarnos un rato del panorama, podamos disfrutar de un DIY —Do It Yourself o “hazlo tú mismo”— que nos hará relajarnos el resto de las tardes después de una cansada jornada.

Por eso hoy te compartimos un proyecto para elaborar un columpio facilísimo que te tomará poco tiempo, dinero y esfuerzo; además le dará un toque muy especial a tu casa. Y seguro todas tus visitas querrán usarlo.

Los materiales que necesitas son:

Dos armellas grandes

Dos mosquetones

Cordón o cuerda gruesa (que soporte el peso de una persona)

Tela gruesa con el estampado que vaya con tu personalidad o con el estilo de tu hogar

Un palo de madera de 1 metro

Una vez que conseguiste el material es momento de poner manos a la obra. Primero comenzaremos haciendo el asiento del columpio. Para ello necesitas tomar la tela y doblarla por lo largo, te quedará un rectángulo. Aquí deberás hacer una prueba para ver si quieres que el columpio sea más pequeño.

Una vez que tienes la medida deseada, tendrás que coser el lado contrario del doblez para que te quede de la siguiente manera:

Aquí te puedes poner creativo y combinar distintos colores en la tela y cordón, pintar la barra de madera o —si el estilo de tu casa es más nórdico— puedes utilizar alguna tela con patrones simples o recurrir a los colores básicos que nunca fallan.

Pasa los dos cordones por el espacio que quedó en la tela de manera que se hagan dos “U” de cada lado. Una vez que pasaste los cordones por la tela, debes atarlos fuertemente al palo de madera en cada extremo. Con el mismo cordón volverás a hacer un nudo de cada lado e incluirás los mosquetones. El largo del cordón dependerá de qué tan alto sea el techo.

Para terminar, coloca los mosquetones en las armellas y fin, ¡tu proyecto está terminado! Ahora sólo falta que te sientes y te dejes relajar con el ir y venir del columpio.

**

El texto anterior fue escrito por Jocelyn Quintero.

**

Gracias a los tutoriales de internet, cada vez podemos embellecer nuestros espacios de manera más sencilla y económica. Si eres fan del DIY, te recomendamos estos tutoriales de serigrafía y de encuadernación japonesa.


Recomendados: Enlaces promovidos por MGID: