NOTICIAS ARTE FOTOGRAFÍA CINE HISTORIA LETRAS MÚSICA DISEÑO ESTILO DE VIDA MODA VIAJES TECNOLOGÍA COMIDA

Todos los derechos reservados 2017
© Cultura Colectiva

8 consejos para decorar tu casa sin gastar mucho en un mercado de pulgas

22 de marzo de 2018

Cultura Colectiva

Las antigüedades tienen un encanto especial, son artículos llenos de historia que han aguantado el paso de los años y en muchas casos son únicos.



Por Susana Ordovás.


Llevo muchos años comprando muebles y artículos de decoración para mi casa. Es mi pasión, pasó de ser un hobby a una forma de vida. La mayoría de las objetos que compro y que llenan mi casa son vintage y antiguos; tienen un encanto especial que no poseen las piezas nuevas, son artículos llenos de historia que han aguantado el paso de los años y en muchas casos son únicos. De hecho, ya no concibo un espacio en mi casa sin muebles o piezas rescatadas del pasado.


El mejor lugar para buscar objetos vintage o antiguos a bajo precio son los mercados de pulgas. Cuando viajo, siempre me aseguro de visitar algún mercado de pulgas y procuro comprar algo, por muy pequeño o insignificante que sea, para tener un recuerdo del lugar al que he visitado.



Esta cajonera antigua la adquirí en La Lagunilla para la recámara de mi hija. Cuando la vi, estaba barnizada en un tono oscuro. Llegué a un acuerdo con el vendedor y me la pintó de este color y me la envió a mi casa.



Mi destino predilecto para comprar objetos y muebles vintage en la Ciudad de México es el mercado de La Lagunilla. La Lagunilla se pone todos los domingos y es recomendable ir a partir de las 10:00 am, cuando ya están colocados todos los puestos. Yo suelo llegar entre 10:30 y 11:00, cuando aún no hay muchos compradores y no hace demasiado calor. Mi recorrido habitual empieza en la esquina de Paseo de la Reforma y la Calle Ignacio Allende, y me muevo entre los puestos que venden muebles y objetos para la casa.



Piezas sueltas de vajillas antiguas —y no tan antiguas— adquiridas en La Lagunilla. La sopera verde de la derecha es inglesa de principios del Siglo XIX, y está en perfecto estado. Llevaba varias semanas viéndola en La Lagunilla y no se vendía porque estaba muy cara. Finalmente, y tras regatear con el vendedor, conseguí llevármela por muy buen precio.



La Lagunilla tiene fama de ser un lugar inseguro, pero si no te sales de las zonas donde están los puestos no suele haber mayor problema. Los vendedores son personas amables, muchos de ellos llevan años vendiendo su mercancía en La Lagunilla, y en general el ambiente es afable. Quizá mi mejor consejo si quieres visitar La Lagunilla es que no cargues con cosas de valor, no lleves nada de oro ni tampoco un buen reloj. A mí nunca me ha pasado nada, y mi experiencia personal durante años visitando La Lagunilla ha sido siempre muy positiva, pero es importante cuidarse y estar alerta.


Los que conocemos el clima de la CDMX sabemos que al mediodía la intensidad del sol se siente más; así que no salgas de casa sin protección solar y procura llevar ropa ligera. Y otra cosa muy importante, en La Lagunilla no hay baños. Además de lo anterior, a continuación te comparto algunos consejos útiles para ir de shopping en el mercado de antigüedades de La Lagunilla.



La urna de barro verde de Michoacán es uno de mis hallazgos preferidos. Por lo visto, estuvo guardada en la bodega de una tienda desde que cerró en los años 50, y por eso está en tan buen estado. Recuerdo mi emoción cuando al verla le quité la tapa y dentro había varios periódicos de esa época.



1. No tengas alguna expectativa


En mi experiencia, si buscas algo determinado lo más seguro es que no lo encuentres —la famosa Ley de Murphy. En cambio, encontrarás cosas totalmente inesperadas y allí es donde reside la magia de visitar un mercado de pulgas.


2. Compra sólo lo que te apasiona


Reconozco que no soy especialmente práctica a la hora de comprar, ya que compro lo que me gusta, independientemente de si lo necesito o no. Si veo alguna pieza que me encanta y está a un precio razonable, lo compro. Esta regla me ha funcionado muy bien y gracias a ella he llenado mi casa de piezas muy bonitas.



Si tienes suerte, en La Lagunilla podrás encontrar carteles viejos, como éste de “Gillete” que tengo en mi sala. Y el perico que está encima de la mesa de centro es mi última adquisición del mercado de pulgas. Es una pieza de cerámica italiana.



3. No gastes mucho


Comprar en mercados de pulgas es un hobby para mí, así que mi regla de oro es no gastar mucho en alguna pieza, al menos que esté segura de que vale mucho más de lo que piden por ella. Eso sí, la pieza me tiene que encantar; si no me gusta no la compro, sea o no sea una ganga.


4. Que no te den gato por liebre


No prestes mucha atención a lo que te cuenten los vendedores sobre los artículos que venden. En la mayoría de los casos, no saben mucho sobre las piezas que tienen en sus puestos y sus conocimiento suelen ser limitados. Si algún vendedor te comenta que la pieza que te ha llamado la atención es del Siglo XIX, lo más seguro es que sea mucho menos antigua o hasta una reproducción contemporánea.



Sí lo que buscas son candelabros, La Lagunilla no te decepcionará, ya que encontrarás de todos los estilos y de todos los precios. Esta pareja de candelabros de latón me costó 300 pesos.



5. Compra artículos que estén en buen estado


El encanto de los muebles y de los objetos antiguos es que tienen una pátina que los hace especiales y que los diferencia de las piezas nuevas. Por otro lado, hay piezas antiguas que pierden prácticamente todo su valor si tienen algún desperfecto o están rotas. Me refiero en particular a piezas que difícilmente pueden ser restauradas, como la cristalería, las piezas de cerámica, porcelana o mayólica. Recomiendo que pases por alto cualquier pieza que esté rota, a menos que sea un mueble de madera de fácil arreglo, o alguna pintura antigua que haya sufrido el inevitable paso del tiempo.



Suelo comprar muchas piezas de arte en los mercados de pulgas. Esta es una pequeña pieza de arte sacro antiguo que encontré un domingo en La Lagunilla. El camión verde también es de allí, al igual que la base de la lámpara.



6. Si lo que buscas es un mueble, primero mide el espacio en tu casa


Antes de salir de casa, te recomiendo que midas bien el espacio donde va a ir el mueble que quieres comprar y apuntes las medidas. Lleva alguna cinta métrica contigo cuando vayas a La Lagunilla, ya que los vendedores no suelen tener.


7. El mismo vendedor te puede arreglar el mueble


Muchos vendedores pueden arreglar o pintar el mueble que quieras comprar; así que si encuentras el mueble perfecto, pero necesita algún arreglo o quieres que se pinte, puedes negociar para que el vendedor te haga el trabajo y que lo incluya en el precio.



En mi casa predomina el color verde. Esta vieja silla de La Lagunilla forma parte de una pareja que adorna la entrada de mi casa. 



8. El mismo vendedor te puede llevar el mueble a tu casa


A la hora de negociar, si el mueble es muy grande puedes pedirle al vendedor que te lo lleve a tu casa y que incluya el flete dentro del precio. Los vendedores generalmente tienen camionetas y les conviene llevarte el mueble el mismo día de la compra.



Una de mis pasiones es coleccionar cristal verde. Este cenicero, que parece ser de cristal de Murano, forma parte de una gran colección que he ido armando tras muchas visitas a mercados de pulgas. 



No hay cosa que me guste más que recorrer un mercado de pulgas en busca de algún tesoro. La maravilla de visitar estos espacios es que nunca sabes lo que vas a encontrar; hay ocasiones en las que vuelvo a mi casa con las manos vacías y hay otras en las que vuelvo cargada de cosas maravillosas. Yo los llamo tesoros porque son piezas únicas, especiales y a veces de mucho más valor que el precio que pagué por ellos. Con un poco de paciencia y buena suerte, tú también puedes llenar tu casa de estilo e historia con estas piezas del pasado.


**



El texto anterior fue escrito por Susana Ordovás, una experta en decoración y diseño de interiores. Si quieres conocer más de su trabajo o llenarte de inspiración para renovar tus espacios, te compartimos su Instagram.



TAGS: Decoración casa Consejos diseño de interiores
REFERENCIAS:

Cultura Colectiva


  COMENTARIOS

  MÁS DE CULTURA COLECTIVA

6 formas naturales de hacer crecer tus cejas si las depilaste demasiado 8 trucos de maquillaje que puedes intentar para que tus senos se vean más grandes Cómo viven los niños en el barrio más violento del Salvador en 15 fotografías de Donna DeCesare 8 señales de que tu columna se está deformando y necesitas tratamiento Por qué el Twerk es el mejor ejercicio para aumentar el tamaño de tus glúteos y piernas Secretos que mantienen a una pareja enamorada en 15 ilustraciones

  TE RECOMENDAMOS